domingo, 27 de noviembre de 2011

Termina la Batalla de Gondar: Cae el último bastión italiano en el África Oriental Italiana - 27/11/1941.

¡Volveremos!

Camaradas,

La batalla de Gondar ha concluido, poniendo fin a la campaña militar en el África Oriental Italiana.  Las últimas jornadas de resistencia italiana han estado revestidas de gran gloria.  El 23 de noviembre los británicos habían cercado la ciudad por los cuatro lados.  La guarnición italiana había quedado dislocada debido a la deserción de muchos askaris. El único caza operativo, un Fiat CR.42 "Falco" comandado por Ildebrando Malavolta, se dirigió a atacar en solitario el campo aéreo británico más cercano, muriendo en el intento.

Hoy ha comenzado el ataque final de los británicos, los cuales se han dirigido directamente hacia el aeródromo de Azoz.  Durante la mañana han logrado capturar Azoz y llegar al castillo de Fasilides. A las 14.30 horas, el General Guglielmo Nasi ha enviado a Italia un último comunicado: "La brigada de reserva, lanzada hacia el frente sur, no ha logrado contener el ataque. El enemigo ya ha pasado el cable y los vehículos blindados han entrado en la ciudad. Considero agotados todos los medios para una resistencia ulterior y envío parlamentarios."

Amba Alagi y Gondar: las dos últimas grandes batallas del África Oriental Italiana.

Resumen completo de la campaña.

Más tarde, un comunicado oficial emitido desde Roma ha informado al mundo de lo siguiente:

Prosiguiendo las operaciones comenzadas hace días el enemigo ha continuado sus ataques en la región de Gondar, ciudad que fue intensamente atacada hacia las cuatro de la mañana, quedando cercada por todas partes. Nuestras unidades, numéricamente inferiores, sobre todo en relación con la amplitud de la zona a defender, en precarias condiciones materiales y a pesar de que algunas unidades coloniales cedieron, no pudiendo resistir los intensos bombardeos artilleros y aéreos, han combatido tenazmente defendiendo el terreno palmo a palmo hasta primeras horas de la tarde, cuando algunas unidades enemigas considerablemente reforzadas habían conseguido ya entrar en la zona habitada de la ciudad. Agotados todos los procedimientos para mantener la resistencia, y con el objeto de no imponer a la población indígena y nacional más sacrificios, el comandante superior de la región Giuglelmo Nasi ha ordenado la suspensión de las hostilidades Los valerosos combatientes de Gondar han cumplido plenamente y con honor la misión que la Patria les había encomendado.

Los italianos marchan hacia el cautiverio con la cabeza bien alta.

Gondar se ha rendido. No es la noticia gloriosa y dolorosa lo que nos asombra. El estupor nuestro es que esta noticia llegue tan tarde. Porque desde hace muchos meses una guarnición cercada, reducida por la fiebre, por el espanto del calor africano, que apenas cede en tibios días del invierno, bebiendo un agua infecta, sin municiones y faltándole aquello que es el último bien de la tierra, es decir, la esperanza, resistía todavía. Resistía a fuerzas enemigas tan desproporcionadamente superiores que sólo a la excelsa locura que hace a los mártires y a los héroes, en alianza estrecha, puede así trocarse en llama en el alma de un puñado de hombres. Tras la postrera tempestad de hierro y fuego, abatieron su defensa, al fin; astrosos, pero henchidos de altivez; azotados del cieno de las trincheras, pero limpios de espíritu, como atletas al caer.

¡Loor a ellos, que, no pudiendo ya a dar a su Patria la victoria, por lo menos supieron darle honor!

Los británicos rinden honores militares a los italianos que presentan su capitulación en Gondar.

Ha caído así el último bastión de resistencia organizada italiana en el África Oriental pero, ¿ha cesado la lucha? ¡No! Miles de italianos permanecen todavía sobre las armas, dispuestos a continuar la lucha por su cuenta individualmente o en pequeños grupos en Etiopía, Eritrea y Somalia, a la espera de que el transcurso de las operaciones militares en otros teatros reviertan la situación general y el África Oriental Italiana vuelva a ser una tierra próspera bajo el Fascismo.

Ritorneremo!
Viva il Africa Orientale Italiana! Viva il Duce!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada