sábado, 12 de noviembre de 2011

Finlandia no se pliega a las amenazas de Washington - 12/11/1941.

Camaradas,

Los Estados Unidos habían exigido a Finlandia que suspendiera inmediatamente todas las operaciones agresivas en territorio soviético y que retirara sus tropas detrás de la línea fronteriza de 1939 caso de que Finlandia quisiera conservar, en el presente y en el futuro, la amistad con los Estados Unidos. Además, las operaciones finlandesas eran calificadas por los Estados Unidos de amenaza directa contra la seguridad norteamericana.

Propaganda anti-finlandesa en la que el Mariscal Finlandés Mannerheim, rodeado de tropas alemanas en pleno combate, asegura que "la mía, por supuesto, es una guerra por separado."

Pues bien, el Gobierno Finlandés ha publicado la esperada nota de respuesta, que ya ha sido entregada por el representante diplomático norteamericano en Helsinki al Gobierno de los Estados Unidos, con el siguiente contenido:

El Gobierno Finlandés rechaza cualquier compromiso que pudiera obligar a suspender las operaciones militares y declara, de una manera categórica, que continuará la guerra hasta que esté garantizada la seguridad de Finlandia.


Tanques finlandeses avanzan hacia Petrozavodsk - la capital de Carelia del Este.  ¿Cómo no van a ser los finlandeses aliados del Reich a la vista de la hermosa cruz que adorna sus vehículos?

La situación de Finlandia, como nación vecina de la Unión Soviética, obliga a una permanente autodefensa contra las ansias de conquista de los soviéticos. ¿Cuál sería la suerte de la nación finlandesa sí el propio pueblo no hubiera garantizado su seguridad? El carácter de la íucha de Finlandia no se modilica en absoluto por el hecho de que trate de destruir y ocupar las posiciones de ataque del enemigo aunque éstas se encuentren mas allá de sus fronteras. Finlandia desea terminar la lucha, pero sólo cuando haya conjurado el peligro que amenazaba su existencia y haya creado las garantías para una seguridad duradera.

El Gobierno Finlandés no puede considerar la opinión de que las fuerzas militares finlandesas constituyan en ningún modo una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos. Finlandia cree que también los pequeños pueblos tienen derecho a la vida y el derecho a la defensa. Finlandia continuará la guerra hasta que esté garantizada su paz laboriosa y no puede concertar ningún acuerdo que signifique poner en peligro la seguridad de los intereses del país mediante una interrupción de operaciones militares que están absolutamente justificadas.

Cordell Hull, enemigo de Finlandia y de todos los países con ansias de libertad.

Las reacciones a la nota finlandesa no se han hecho esperar. En la Wilhelmstrasse, el Jefe de los Servicios de Prensa del Reich, Dr. Schmidt, ha declarado que que la respuesta finlandesa, basada en una argumentación digna y fría, hay que considerarla una contestación magistral a las pretensiones orteamericanas de inmiscuirse en los asuntos europeos, añadiendo que son "ejemplares el coraje y la energía con que el Gobierno Finlandés ha rechazado los ataques procedentes del otro lado del Océano." Por su parte, el Secretario de Estado Cordell Hull ha realizado en Washington las siguientes declaraciones ante los Medios de Comunicación: "Al rechazar la proposición de los Estados Unidos para que estudiase la posibilidad de firmar la paz con la Unión Soviética, Finlandia ha eludido la verdadera cuestión en juego. Muchos norteamericanos no comprenderán porqué las fuerzas finlandesas aportan su contribución a la causa de Hitler."

Es lebe Finnland!
Tod dem Bolschewismus!

2 comentarios:

  1. si finlandia habria ayudado a la captura de leningrado y/o murmansk, la union sovietica estaba practicamente derrotada,

    esto te hace ver como fue muy poco lo que falto para haber tenido una guerra ganada de calle, en la que al final todo dio una vuelta a la tortilla que era muy poco probable que pudiera suceder

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda que si Finlandia hubiese arrimado más el codo quizás Leningrado hubiese terminado cayendo. De haber caído durante los primeros meses de Barbarroja, la Operación Tifón se podría haber desencadenado con mayores efectivos y sin amenazas sobre el flanco norte. Dejemos en el ámbito de la historia-ficción si dicho factor habría permitido a los alemanes alcanzar Moscú y derrotar a Stalin...

    ResponderEliminar