sábado, 26 de noviembre de 2011

La Batalla de Istra: Cae la última línea defensiva ante Moscú - 26/11/1941.

Camaradas,

Sobre la carretera que discurre desde Staritsa a través de Volokolamsk hasta Moscú se encuentra la pequeña localidad de Istra. Esta ciudad ha sido escogida como el punto clave de la segunda línea defensiva de Moscú, guarnecida por regimientos de infantería siberiana.

Granaderos Panzer se lanzan al ataque en el crudo invierno ruso.

Los Cuerpos Panzer XL y XLVI del Cuarto Grupo Panzer han combatido duramente por cada pueblo y cada franja de bosque. Centímetro a centímetro, las formaciones de vanguardia y grupos de batalla de las Divisiones Panzer y 11ª y de la División de Infantería Motorizada SS Reich se han abierto paso a través de campos azotados por la ventisca y bosques cubiertos de nieve. El 23 de noviembre lograron alcanzar el río Istra y el embalse del Istra. El embalse tiene 18 kilómetros de largo y, de media, 2 kilómetros de anchura. Nutre al río Istra, que tiene unos cien metros de ancho y desemboca en el Moskva. El terreno en la orilla oriental del Istra es alto y espesamente boscoso. Los rusos se encuentran bien establecidos ahí en posiciones favorables, disfrutando de una amplia vista sobre los campos cubiertos de nieve de la orilla occidental. Cualquiera que quisiera atacarlos tendría que cruzar el río o el embalse.

Major Horst von Usedom y su mascota.

A pesar de ello, entre el 24 y el 25 de noviembre las Divisiónes Panzer 11ª y 5ª lograron cruzar el río y la presa y establecer cabezas de puente. El 61º Batallón Motociclista de la 11ª División Panzer, al mando del Comandante von Usedom, lanzó un ataque audaz sobre el hielo del Istra. Los rusos abrieron fuego sobre ellos con su artillería. El aire se llenó de esquirlas de acero y hielo. Pero los motociclistas pudieron abrirse paso hasta la orilla opuesta y establecer una precaria posición sobre el terreno helado. El propio embalse fue cruzado cerca de Lopatovo en su punto más estrecho. Allí transcurrieron algunos minutos angustiosos mientras los hombres se dirigían hacia la presa del embalse, que asumían se encontraba dinamitada. ¿Qué sucedería si de pronto la presa estallara y se liberaran gigantescas masas de agua?

Pero las unidades de asalto de la 11ª División Panzer tuvieron suerte de su lado y lograron sorprender a los rusos, que no tuvieron tiempo de apretar el detonador. Los zapadores del Teniente Breitschuh retiraron 1.100 minas y dos toneladas de alto explosivo de la presa del embalse.

Oberstleutnant Hellmut von der Chevallerie.

Más al sur, el cruce del importante Río Istra ha sido igualmente forzado con éxito. El Teniente Coronel von der Chevallerie ha capturado el puente de Busharovo con el 86º Regimiento de Infantería reforzado de la 10ª División Panzer. La operación ha sido llevada a cabo bajo la cobertura de una espesa tormenta de hielo. El grupo de Chevallerie lo constituyen los restos de la otrora orgullosa 10ª División Panzer. Ahora, a su 7º Regimiento Panzer no le quedan más que 28 tanques y los Regimientos de Infantería 69ª y 86ª se han visto encogidos a cuatro débiles batallones de infantería de 120 hombres cada uno. El batallón de artillería de Boehringer se reduce a un solo tractor y diez cañones. En cualquier caso, los restos de la 10ª División Panzer han combatido con gran espíritu.

El enemigo ha plantado una resistencia furiosa echando mano a todos sus recursos disponibles. La sacrificada manera en la que los rusos han combatido ha oscilado entre la locura y la heroicidad, aunque por el momento no les ha servido de nada puesto que las unidades de ataque del Grupo de Ejércitos Centro ha continuado royendo el terreno metro a metro hacia Moscú a pesar de todas las dificultades.

Los Panzer atacan Istra.

En el día de hoy, 26 de noviembre, una jornada brumosa con los termómetros marcando 20 grados centígrados bajo cero, el grupo de combate de la 10ª División Panzer ha atacado la localidad de Istra desde el norte. Ha sido un combate sangriento. En la lucha que ha tenido lugar entre bosques, los atacantes han sufrido muchas bajas por la metralla de los morteros múltiples Katyusha soviéticos, pero han hecho retroceder a las unidades soviético-manchurianas de Khabarovsk fuera del bosque y, en un último esfuerzo supremo, logrado alcanzar el borde norte de Istra.

Mientras tanto, los batallones de la División de Infantería SS Reich se han lanzado adelante. El Batallón Motociclista SS de Klingenberg en primer lugar ha tenido que irrumpir a través de una línea fortificada situada en el bosque inmediatamente al oeste de Istra sobre la carretera Volokolamsk-Moscú, mantenida por unidades de la famosa 78ª División Siberiana de Fusileros. Los hombres de esta división tienen una gran reputación por el hecho de que ni toman prisioneros ni permiten ser tomados prisioneros. En la lucha cuerpo a cuerpo con granadas de mano y palas, una casamata tras otra ha tenido que ser conquistada. Los motociclistas de Klingenberg han combatido con una gallardía espectacular, y muchos de los jóvenes soldados de las Waffen SS han pagado la victoria con sus vidas. Cuando el Capitán Kandutsch ha informado del resultado de la acción a su comandante en jefe, el General Stumme, había lágrimas en sus ojos. Muchos de los soldados de dieciocho a veinte años que han quedado muertos sobre el campo de batalla se encuentran descalzos dentro de sus botas, con temperaturas de 15 grados bajo cero.

El esfuerzo de la batalla se refleja en el rostro demudado de estos jóvenes soldados de las Waffen SS.

Justo ante Istra, en un meandro del río, se encuentra la fortaleza de la localidad, dominando sus accesos occidentales. La División SS Reich ha tenido éxito en conquistar la ciudadela por sorpresa. Los Regimientos de Infantería SS Deutschland y Der Führer, apoyados por el Regimiento de Artillería SS Reich han irrumpido por el sur y se han adentrado en las calles cubiertas de barricadas. Los guardias de Hitler y Stalin no han dado cuartel pero, finalmente, los siberianos se han visto obligados a retirarse. Istra, el punto clave de la última línea defensiva de Moscú, ha sido conquistado.

Tod dem Bolschewismus!
Nach Moskau, Kamaraden!

5 comentarios:

  1. La Wehrmacht seguirá avanzando hasta el 5 de diciembre y hasta ese día se seguirán narrando progresos. Un día después, el 6 de diciembre, comenzará la contraofensiva soviética de invierno, dando comienzo a una dramática batalla defensiva.

    ResponderEliminar
  2. Istra se encuentra situada en el margen nor-oeste de Moscú serca de klin, ademas de Istra cayeron también Solnechnogorsk, Krásnaya Poliana y klin, en esas zonas la Wehrmacht perdió mas de 55.000 efectivos, 100,000 heridos y congelados, 77 tanques, 297 morteros y cañones, 244 ametralladoras y mas de 500 subfusiles.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Rusia no declara las guerras ; LAS TERMINA.

    ResponderEliminar