viernes, 6 de agosto de 2010

LSSAH - Leibstandarte SS Adolf Hitler – 06/08/1940.



Camaradas,

El Führer ha estado presente hoy en una exhibición militar que ha tenido lugar en los Cuarteles Generales de su guardia personal, la SS Leibstandarte Adolf Hitler, en Berlin-Lichterfelde.

“No hay una élite más espléndida que la que el Leibstandarte representa.” Adolf Hitler.

El regimiento Leibstandarte SS Adolf Hitler representa la flor y nata del Tercer Reich, la élite de la nueva Alemania. Todo el mundo conoce a esta orgullosa unidad de negro uniforme que luce en su manga el prestigioso emblema con el nombre del Führer y que cierra siempre los desfiles con su paso marcial. Los amigos del Nacionalsocialismo la admiran, sus enemigos la temen. Sin embargo, lo que seguramente no conozcan ni unos ni otros sea su origen. Acompáñenme a través de lo que es ya una página de la Historia:

“Nada me enorgullece más que el hecho de saber que el magnífico regimiento de la Leibstandarte lleva mi nombre.” Adolf Hitler.

Ocho hombres con calavera.

En los convulsos principios del Partido Nacionalsocialista, los líderes del NSDAP se dieron cuenta de la necesidad de unidades de guardaespaldas compuestas de hombres de confianza y leales. Ernst Röhm creó una formación de guardaespaldas a partir de la 19 Compañía Lanzagranadas del Ejército, y a partir de esta unidad surgió la Sturmabteilung (SA). Adolf Hitler ordenó a principios de 1923 la creación de una unidad de guardaespaldas para él mismo. Esta pequeña unidad, compuesta sólo de ocho hombres y mandada por Julius Schreck y Joseph Berchtold fue designada la Stabswache (Guardia de Personal). Los guardias de la Stabswache recibieron insignias que los diferenciaban de la SA (a pesar de que en este momento todavía estaban bajo el control de la SA). Schreck rescató el uso de la Totenkopf (calavera) como emblema, un símbolo que había sido empleado por varias unidades de élite del reino de Prusia y el Segundo Reich.

Stoßtrup Adolf Hitler.  Julius Schreck, en el centro.

Poco después de su formación, la unidad fue rebautizada Stoßtrupp (Tropas de Choque) Adolf Hitler. El 9 de noviembre de 1923, la Stoßtrupp junto con la SA y otras unidades paramilitares del NSDAP tomaron parte en el frustrado Putsch de Munich. Después del Putsch, el Führer fue encarcelado y el NSDAP y todas sus formaciones, incluida la Stoßtrupp, fueron desmanteladas.

Poco después de que el Führer saliera de la cárcel, en abril de 1925, ordenó la formación de una nueva unidad de guardaespaldas llamada el Schutzkommando (Comando de Protección) al que poco después se rebautizó Sturmstaffel (Escuadrón de Asalto) y finalmente en noviembre, adquiriría su designación definitiva: Schutztaffel, SS en su forma abreviada.

Adolf Hitler, Führer y Canciller.

“Nadie nos doblegará ni nos hará tambalear; antes tendría que rompernos, y entonces veríamos si no se rompería él primero.” Adolf Hitler.

Para 1933, la SS había crecido de una diminuta escolta personal de 8 hombres a conformar una organización de más de 50.000. Cuando el Führer se hizo cargo de la Cancillería, el treinta de enero de 1933, le pareció que no podía confiar totalmente en los guardias tradicionales del Reichswehr y la policía nombrados por el Estado para protegerlo. En consecuencia, en seguida dio instrucciones para que se formara una nueva unidad permanente, armada, de la SS, cuya única misión fuera escoltarlo en todo momento, tanto en Berlín como en sus viajes oficiales por toda Alemania. Se encomendó la tarea de formar esa unidad a «Sepp» Dietrich, un Nacionalsocialista convencido desde los primeros tiempos que en ese momento ostentaba el grado de SS-Gruppenführer.

Joseph Dietrich.

El diecisiete de marzo de 1933, Dietrich había seleccionado a ciento veinte voluntarios leales de la SS, incluidos algunos antiguos miembros del Stosstrupp Adolf Hitler, para convertirlos en el núcleo de una nueva guardia que rescató uno de los antiguos términos empleados en los primeros tiempos y fue denominada la SS Stabswache Berlín. Iban armados con fusiles y, al principio, tenían su sede en el cuartel Alexander, en la Friedrichstrasse, no lejos de la residencia oficial de Hitler, la Cancillería del Reich.

Adolf Hitler Standarte. "Blut und Ehre" - Sangre y Honor.

En mayo de 1933, la Stabswache se amplió y se reformó, con el nombre de SS Sonderkommando Zossen, con tres compañías de entrenamiento, cuyos instructores procedían del ejército y de la policía, en lugar de la Allgemeine-SS. Aparte de sus deberes de custodia, esta «Fuerza especial» también se podía emplear como policía armada y para misiones antiterroristas. Al mes siguiente se reclutaron tres compañías más, llamadas SS Sonderkommando Jüterbog y, en el congreso del NSDAP, celebrado en septiembre de 1933, los dos destacamentos se fusionaron en una sola formación, que recibió el nombre de «Adolf Hitler Standarte».

"Te juro a ti, Adolf Hitler, como Führer y Canciller del Reich alemán, lealtad y valor. Te juro a ti y a los superiores que designes obediencia hasta la muerte. Que Dios me ayude." Juramento de lealtad SS.

El nueve de noviembre de 1933, frente a la Feldherrnhalle de Múnich, el Standarte hizo un juramento de lealtad personal a su Führer y fue rebautizado con el nombre de Leibstandarte-SS «Adolf Hitler», o LAH, un término “Leibstandarte” un tanto arcaico que se podría traducir como la Guardia Personal «Adolf Hitler», evocando a los famosos regimientos imperiales de guardaespaldas reales. Ya no quedaba la menor duda de que esos hombres, a diferencia de los soldados del Reichswehr, eran las tropas personales del Führer. Por ser una unidad de la SS, en teoría el Leibstandarte quedaba sometido al control general de Himmler, si bien, en la práctica, Hitler se consideraba el director supremo de sus actividades. Si a eso le añadimos la amistad de Dietrich con Hitler, que el comandante de la guardia aprovechó al máximo, resulta que el Leibstandarte disfrutó de una independencia considerable dentro de la organización de la SS. De hecho, antes de la guerra, el Leibstandarte, que figuraba en el presupuesto nacional en lugar de estar en el del NSDAP, llegó a hacer, en palabras del propio Himmler, «lo que le daba la gana». Dietrich discutía a menudo con el Reichsführer, a quien trataba de igual a igual, un lujo del cual disfrutaban muy pocos oficiales de la SS.


Cambio de guardia del Leibstandarte en la Nueva Cancillería del Reich.

A finales de 1933, el LAH se trasladó al cuartel de Berlín-Lichterfelde, desde el cual se enviaban grupos de soldados, por turnos, a la Cancillería del Reich, con el fin de proporcionar al Führer una escolta elegante, imponente y eficaz. Tenían sus propias insignias, por entonces muy características: unas runas de la SS, sin numerar, para el cuello derecho, y el nombre «Adolf Hitler» para el puño. El Leibstandarte llegó a adquirir una importancia exclusiva en torno a Hitler, y sus hombres actuaban no sólo como guardaespaldas, sino también como ayudantes, chóferes, criados y camareros. Al final, sus actividades ceremoniales se volvieron casi legendarias y su actuación en el campo de entrenamiento y en las concentraciones nazis, en las cuales siempre ocupaban el lugar de honor, al final del desfile, fue insuperable.


Desfile de la Leibstandarte en 1934 en Nuremberg.

Noche de los Cuchillos Largos.

El seis de marzo de 1934, el Leibstandarte estaba formado por 986 hombres, cuarenta y cinco de los cuales no pertenecían al Partido, sino que habían sido reclutados directamente entre los militares o la policía. La unidad incluía, además, a una cantidad de alemanes que aún no eran ciudadanos oficiales del Reich, como treinta Nacionalsocialistas austríacos, cuyas convicciones políticas los habían obligado a abandonar su patria y establecerse en Alemania. El veinticuatro de mayo, Himmler aprobó la solicitud de Dietrich de que el LAH utilizara la terminología del ejército, en lugar de la de la SS, para describir los elementos que lo constituían, de modo que comenzaron a decir «Bataillon» y «Kompanie», en lugar de «Sturmbann» y «Sturm».

"Meine Ehre heißt Treue." Mi honor se llama fidelidad.

El treinta de junio de 1934, el Leibstandarte colaboró en el aplastamiento del putsch de Röhm y fue responsable, en gran medida, de la muerte de muchos enemigos de Hitler en la «noche de los cuchillos largos».

La mayoría de los arrestados fueron conducidos al cuartel de Lichterfelde, que se convirtió en una especie de cámara de compensación de personas y cadáveres que nadie quería. No se sabe a ciencia cierta cuántos enemigos del Estado cayeron ante los pelotones de fusilamiento del Leibstandarte, pero se calcula que participaron alrededor de cuarenta verdugos.

Galones, insignia SS y banda de manga honorífica pertenecientes a un oficial de la Leibstandarte.

Los fusilamientos finalizaron, por fin, el dos de julio, y así concluyó la primera intervención del Leibstandarte, que había cumplido las órdenes del Führer a rajatabla. El Führer ascendió a Dietrich a SS-Obergruppenführer y también ascendió a un grado superior a todos los miembros del Leibstandarte que habían tenido una participación activa en el asunto de Röhm. Durante la «noche de los cuchillos largos» se produjo un cambio profundo, no sólo entre la SA y la SS, sino entre la Allgemeine-SS y los destacamentos armados de la SS. Una de las primeras exteriorizaciones de esa variación fue el cambio de la guardia en el exterior del cuartel general de la Gestapo, donde los centinelas del SA-Feldjägerkorps y la Allgemeine-SS fueron sustituidos por hombres del LAH. Una variación similar tuvo lugar en otras localidades importantes, en todo el Reich.

Regimiento Motorizado.

El Leibstandarte, sobre ruedas.

A principios de octubre de 1934, se resolvió que el Leibstandarte fuera motorizado, un honor fuera de lo común en una época en la cual la mayoría del Reichswehr seguía utilizando caballos. A comienzos de 1935, el LAH había aumentado hasta alcanzar los 2.551 miembros y se convirtió en un regimiento de hecho, y no sólo de nombre, constituido por 3 batallones de infantería motorizado y varias unidades menores de motociclistas, morteros, comunicaciones y vehículos blindados, sin olvidar a su famosa banda de música.

El Leibstandarte pasó con relativa facilidad de estar equipado y entrenado para cumplir obligaciones de policía antiterrorista a estar organizado para actividades militares, y poco después vestía de gris de campaña. Teniendo en cuenta sus antecedentes, tan ceremoniosos, sorprende la rapidez con que el LAH se convirtió en una unidad militar de primera clase y lo mucho que se asimiló dentro del resto de la SS armada. El uno de marzo de 1935, la 5.ª Compañía, al mando del SS-Hauptsturmführer Wilhelm Mohnke, entró en Saarbrücken, ejecutando la reincorporación del Sarre a Alemania. Tres años después, el Leibstandarte tuvo una participación importante en la anexión de Austria. Atravesó Linz, donde proporcionó una guardia de honor para Hitler, y siguió hasta Viena, donde participó en los festejos triunfales que se celebraron allí. En la operación austríaca, el LAH recorrió casi mil kilómetros en alrededor de cuarenta y ocho horas, con la plena colaboración del ejército, una gran habilidad militar que le granjeó el reconocimiento favorable nada menos que del general Guderian. En octubre de 1938, el Leibstandarte participó en la ocupación de los Sudetes y, nuevamente, todo el procedimiento se desarrolló sin dificultad.

Regimiento SS Leibstandarte Adolf Hitler, en uniforme gris de campaña.

Para 1939 el LSSAH era un regimiento de infantería completo con tres batallones de infantería, un batallón de artillería y pequeñas unidades auxiliares de antitanques, reconocimiento e ingenieros. Desempeñó un papel en la anexión de Bohemia y Moravia. Poco después de esta acción, el LSSAH fue renombrado Regimiento de Infantería Motorizado Leibstandarte SS Adolf Hitler.

Bautismo de fuego.

Emblema de la unidad relativo a su Comandante Dietrich, que en alemán significa "ganzúa".

Durante la campaña de Polonia, el LSSAH recibió la orden de unirse al XIII Cuerpo de Ejércitos como parte del Cuerpo de Ejércitos Sur, adjunta a la 17 División de Infantería, cuyo flanco cubrió durante el avance de la pinza de ataque meridional. El Regimiento se enzarzó en violentos combates contra brigadas de caballería polaca que intentaban golpear los flancos del avance alemán. En Pabianice, una localidad cerca de Lodz, el LSSAH repelió a importantes elementos de la 28 División de Infantería y de la Brigada de Caballería Wolynska polacas.

Blindados SS en Polonia.

Tras el éxito de Pabianice, el LSSAH fue destinado al área cercana a Varsovia y adjunto a la 4ª División Panzer del General Reinhardt, donde intervino en las operaciones de cerco de las unidades polacas y repeliendo los desesperados intentos por rescatarlas. El LSSAH demostró ser una unidad muy efectiva durante toda la campaña, aunque recibió críticas por el alto número de bajas que ocasionaba su arrojo en el combate.

A primeros de 1940, el LSSAH fue ampliado y se convirtió en un regimiento de infantería motorizada completo al que se añadió una batería de artillería autopropulsada. El regimiento fue destinado a la frontera holandesa para el lanzamiento de la operación Fall Gelb, donde constituiría la vanguardia del avance a través de los Países Bajos teniendo asignada la tarea de capturar un puente vital sobre el Ijssel y enlazar con los Fallschirmjäger del General Student que serían lanzados sobre Rotterdam.

LSSAH en acción.

La invasión de Francia y los Países Bajos comenzó el pasado 10 de mayo. Ese mismo día, el regimiento LSSAH rebasó la frontera holandesa cubriendo más de 75 kilómetros y capturó un puente sobre el Ijssel cerca de Zutphen tras descubrir que el puente que constituía su objetivo inicial había sido destruido. Durante los combates de los siguientes cuatro días, el LSSAH recorrió 215 y consiguió enlazar con Student en Rótterdam. Tras la rendición de Holanda el 15 de mayo, el regimiento se incorporó a la reserva del Grupo de Ejércitos B.

Después del contraataque británico en Arras, el LSSAH junto con la División SS-VT fue trasladada al frente para mantener el perímetro alrededor de Dunkerque y reducir el tamaño de la bolsa en la que se encontraban cercados centenares de miles de Aliados. Cerca de Wormhoudt, el LSSAH ignoró las órdenes del Führer de detener el avance y prosiguió el ataque, eliminando las posiciones de artillería británicas en los altos de Wattenberg. Durante esta batalla el regimiento sufrió importantes bajas.

¡Misión cumplida! Seep Dietrich condecora a soldados del Leibstandarte tras los éxitos en la Campaña de Francia.

Esta es, por lo tanto, la historia del Leibstandarte SS Adolf Hitler que el Führer ha visitado hoy en sus Cuarteles Generales de Lichterfelde-Berlín. Una historia agitada de la que, no obstante, no se han escrito sino sus primeros renglones en este Tercer Reich de los mil años.

Es lebe der Regiment von Infanterie Leibstandarte SS Adolf Hitler!
Es lebe der Führer!

20 comentarios:

  1. Ruhm und Ehre der Waffen-SS!

    ResponderEliminar
  2. yo soy seguidor de HITLER

    ResponderEliminar
  3. Bravo! con hombres así estoy impaciente por invadir Rusia... Cuándo empezamos?

    ResponderEliminar
  4. El Führer lo tiene todo planeado para acabar con la bestia roja. ¡Permaneced atento a las actualizaciones del blog!

    ResponderEliminar
  5. Heil Hitler für alle

    ResponderEliminar
  6. Y el indio solari para acabar con la bestia pop jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Excelente blog para recordar a los mejores soldados de la historia
    SIEG HEIL

    ResponderEliminar
  8. http://www.youtube.com/watch?v=ax25tpD5EA0

    ResponderEliminar
  9. SIn duda, la mejor división acorazada de la 2GM, juntamente con la Das Reich, Viking y, claro está, la Grossdeutschland.
    Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  10. Gracias otra vez. La Leibstandarte reunía a soldados tremendamente disciplinados militar e ideológicamente con el mejor material. La mezcla resultante dio lugar a, como dices tú, la mejor división acorazada de la guerra. Rusos y norteamericanos debían temblar tan sólo escuchando que la Leibstandarte se encontraba ante ellos.

    ResponderEliminar
  11. Todos los ejercitos del mundo utilizan aun actualmente tecnicas militares copiadas de los nazis y gran parte de la tecnologia militar actual procede de ellos , empezando por el actual casco utilizado por todos los ejercitos del mundo. La historia la escriben los vencedores y nadie habla de ello como tampoco que los avances en medicina y farmacia actuales proceden de la investigacion realizada en los campos de concentracion. Eso no es complicidad ? La humanidad es complice de lo que sucedio en los campos porque todos nos hemos aprovechado de ello.

    ResponderEliminar
  12. Es lebe der Nationa-soziälisten bebegung!
    Es lebe Europa!
    HEIL HITLER!

    ResponderEliminar
  13. Heute gehört uns Deutschland und morgen die ganze Welt!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. vais a ir todos a la puta cárcel... ¿que no sabéis lo que supuso el régimen de hitleR? MILLONES DE MUERTOS, HOMBRES, MUJERES Y NIÑOS

      Eliminar
  14. Eran una panda de mariconas locas con uniforme, no me extraña que perdieran la guerra

    ResponderEliminar
  15. En 1991 viví en Marbella,mi casa estaba cerca de Puerto Banús,un día me llamó la atención un Mercedes de color negro muy bonito,años 70,dos puertas.Me puse a observar el coche y vi el emblema de la leibstandarte debajo del faro trasero,todavía hoy me pregunto, de quién sería ese coche?

    ResponderEliminar
  16. Podría tratarse de Wolfgang Jugler: http://es.metapedia.org/wiki/Wolfgang_Jugler

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada loco con su tema. Muy elegantes los uniformes y la nueva tecnología alemana pero millones de personas murieron . Niños que eran inocentes pagaron con sus vidas la locura de esta gente.

      Eliminar
  17. que buen articulo!,,muy interesante!

    ResponderEliminar