martes, 8 de noviembre de 2011

El Grupo de Ejércitos Norte conquista Tikhvin y se prepara para enlazar con los finlandeses - 08/11/1941.


Frente de Leningrado y avance hacia Tikhvin.

Camaradas,

La decision de someter a la ciudad de Leningrado a un prolongado asedio se debe en parte a la actitud de los finlandeses. El Mariscal Mannerheim, Comandante en Jefe Finlandés, alberga ciertos escrúpulos respecto a la idea de atravesar la antigua frontera finlandesa en el Istmo de Carelia y atacar Leningrado. Sí que está dispuesto a cruzar el río Svir al este del Lago Ladoga una vez los alemanes hayan alcanzado Tikhvin, pero se muestra reacio a intentar conquistar Leningrado directamente. Parece que el Mariscal no desea que las tropas finlandesas se vean involucradas en la más que cierta devastación de la antigua capital soviética. Mannerheim se ha adherido a su principio de “guerra de defensa activa” y está en contra de cualquier guerra de conquista.

Desde el punto de vista puramente militar, la caída de Leningrado y de la bolsa de Oranienbaum supondrían el desarme de casi cuarenta divisiones soviéticas. Más importante aún sería la eliminación de Leningrado como centro de producción de armamentos. Las fábricas de tanques de la ciudad, así como sus plantas de artillería y municiones, continúan operando sin descanso noche y día, proporcionando al Ejército Rojo armamentos vitales. Por otro lado, la caída de Leningrado dejaría libre al Decimoctavo Ejército Alemán para emprender otras operaciones, mientras que por el momento se ve abocado a permanecer en guardia en torno a Leningrado.

Soldados alemanes avanzan risueños a pesar del frío.

Por último, Leningrado tendría un valor inestimable como base de suministros para el Frente Este. Fuera del alcance de los partisanos, los pertrechos podrían ser dirigidos a través del Báltico. El enlace con los finlandeses, además, daría un vuelco a la situación militar del sector norte del Frente Este, donde la situación se encuentra estancada y nada augura la pronta caída de Petrozavodsk y de Murmansk por el simple motivo de que las fuerzas disponibles son insuficientes.

A pesar de todas estas patentes ventajas, el Alto Mando Alemán ha tomado una serie de decisiones que le han llevado a abandonar la captura de Leningrado y poner a la ciudad bajo asedio, la más importante de las cuales posiblemente haya sido la retirada del Cuarto Grupo Panzer de Hoepner cuando sus puntas de lanza se encontraban a escasos kilómetros del centro de Leningrado y su envío al Grupo de Ejércitos Centro para su participación en la Operación Tifón, dejando tan sólo a divisiones de infantería en torno a Leningrado. A todos los efectos, el Alto Mando Soviético ha recibido la invitación formal de intentar romper el cerco de la ciudad por fuera y de manera simultánea, continuar tratando de romper el cerco desde dentro. Los desesperados intentos por parte del 50º y 8º Ejércitos Soviéticos de romper el anillo alemán en Kolpino y Dubrovka están llamados a ser algunas de las más encarnizadas batallas de esta lucha por la metrópolis espiritual de la Revolución Bolchevique.

Situación del frente de Leningrado a 30 de octubre.  Hace ya quince días que la ofensiva hacia Tikhvin ha comenzado.

Pero con mucha diferencia el mayor error del Alto Mando Alemán reside en el hecho de que Leningrado tan sólo se encuentra completamente rodeada durante el verano. Los grandes obstáculos naturales tales como lagos, cursos fluviales y marismas, que durante el verano desempeñan el papel de fuerzas de asedio alemanas, se van a convertir en excelentes líneas de comunicaciones y enormes huecos en el anillo de asedio durante el invierno, momento en que el Lago Ladoga y el Neva se congelan. A través de estos agujeros durante todos los meses de invierno los soviéticos pondrán enviar suministros y refuerzos.

Además, hacia el este, Leningrado todavía cuenta con un pasillo de 80 kilómetros de anchura hasta el Lago Ladoga y lo seguirá teniendo mientras los finlandeses no avancen más allá de su antigua frontera en el Istmo de Carelia. Como resultado de esto, Zhdanov, el Comisario de Defensa de Leningrado, ha dado orden de construir la “Carretera de la Vida” sobre el hielo del Lago Ladoga, incluida una autopista de vehículos y una línea de ferrocarril conectada con la vía ferroviaria de Murmansk. A través de esta arteria sobre el hielo, la ciudad podrá ser abastecida desde la orilla oriental del lago. De pronto, Leningrado ya no está cercada. El General Invierno ha roto el cerco alemán.

Pero el Führer no se ha resignado a permanecer de brazos cruzados ante esta situación, y el Grupo de Ejércitos Norte ha organizado la elaborada Operación Tikhvin, con el objetivo de incluir al Lago Ladoga en el frente de asedio y sellar Leningrado al este del lago. Los finlandeses habrán de cruzar el Svir por el norte y establecer contacto con el Decimooctavo Ejército al este del lago. El XXXIX Cuerpo Panzer del General Rudolf Schmidt (la única unidad Panzer con que cuenta todavía el Grupo de Ejércitos Norte) emplearía cuatro divisiones móviles en un ataque hacia el interior de la taiga rusa septentrional, una zona sin caminos marcados y que los Registros Geográfico-Militares alemanes describen como “virtualmente inexplorada.”

Desarrollo de la Operación Tikhvin y siguiente objetivo: el enlace con las tropas finlandesas en el río Svir, al este del Lago Ladoga.  Las nuevas órdenes que una vez alcanzado Tikhvin han recibido las tropas alemanas les llevarán todavía más hacia el este.

El 15 de octubre el XXXIX Cuerpo Panzer con la 12ª y Divisiones Panzer así como la 18ª y 20ª Divisiones de Infantería Motorizada, irrumpieron desde las cabezas de puente sobre el Volkhov que mantenían la 126ª y la 21ª Divisiones de Infantería, cruzando el gran río hacia el este. Su primer objetivo era Tikhvin. Allí, la última conexión ferroviaria desde Vologda a Leningrado quedaría cortada y el avance continuaría hasta el Svir, donde tendría lugar el enlace con los finlandeses, completando así el cerco de Leningrado incluido el Lago Ladoga.

Al atardecer de hoy, 8 de noviembre, los pomeranios y silesios de la 12ª División Panzer y de la 18ª División de Infantería Motorizada han entrado en Tikhvin después de duros y costosos combates. Las dos divisiones se han organizado en posiciones defensivas – la 12ª División Panzer del General Josef Harpe al oeste de la ciudad y la 18ª División de Infantería Motorizada al este de la ciudad. Por lo tanto, las posiciones de la 18ª División Motorizada representan el extremo más nororiental del frente alemán en Rusia.

Desarrollo de la Operación Tikhvin hasta hoy.

La primera parte de la operación ha transcurrido tan bien, gracias principalmente al empleo de regimientos experimentados, que los Cuarteles Generales del Führer han pedido al Cuerpo a ver si sería posible un avance hacia Volagda, es decir, otros 400 kilómetros hacia el este. ¡400 kilómetros en pleno invierno! El Comandante Nolle, Jefe de Operaciones de la 18ª División Motorizada de Infantería, ha hablado con franqueza cuando el comandante del Cuerpo Panzer le ha transmitido la pregunta: le parece una auténtica barbaridad. Aún así, el soldado alemán ha prestado un juramento de obediencia ciega y está dispuesto a acatarlo hasta el fin. Si su Alto Mando desea que se continúe avanzando hacia el este, ¡él avanzará hacia el este!

Kamaraden, nach Osten!
Nichts für uns, alles für Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada