domingo, 6 de noviembre de 2011

El incidente Odenwald: Piratería Norteamericana en el Atlántico Sur - 06/11/1941.

A la vista de los acontecimientos, el Ministerio de Propaganda e Iluminación Pública propone a los Estados Unidos una ligera modificación en su bandera nacional que confiera al país una mayor coherencia respecto a sus actos.

Camaradas,

Los Estados Unidos habían declarado la creación de una “zona de seguridad” en las aguas lindantes con el Hemisferio Occidental, una dudosa maniobra legal no amparada por el derecho internacional pero muy de acuerdo con la tradicional política norteamericana de “hacemos lo que nos da la real –más bien republicana- gana.”

En el día de hoy, mientras el crucero ligero USS Omaha y el destructor USS Somers se encontraban patrullando las aguas del Atlántico Sur a medio camino entre Brasil y África, de pronto han avistado a un buque mercante con bandera norteamericana y el nombre “Willmoto, Philadelphia.” Sin embargo, su apariencia no ha concordado con la información disponible acerca del Willmoto y los buques de guerra han decidido interceptarlo.

El crucero USS Omaha a popa del Odenwald.

De hecho, el buque se trata en realidad del Odenwald, un mercante alemán que había permanecido en Japón desde el estallido de la guerra y que ahora trataba de eludir el bloqueo y regresar a Alemania con una carga de caucho y víveres. El Odenwald ha rehusado responder a las amenazas de los buques de guerra estadounidenses y ha emprendido maniobras evasivas, pero su inferior velocidad lo ha condenado.

El USS Omaha ha enviado un destacamento de abordaje, pero antes de que pudiera alcanzar al Odenwald su tripulación ha comenzado a abandonar el buque emitiendo una señal de emergencia con el significado “Me hundo. Envíen botes.” De hecho, los alemanes están hundiendo ellos mismos el barco. Los marineros estadounidenses lo han abordado y han logrado salvar al buque, tomándolo como presa.

La tripulación del USS Omaha posa en el puente del Odenwald.

La legalidad de este episodio es ciertamente ambigua, por no decir nula. La mayoría de las autoridades admiten el despliegue de banderas falsas como una artimaña legal de guerra. Las Actas de Neutralidad de Estados Unidos estipulan que cualquier buque extranjero que haga uso de los colores norteamericanos tendrá prohibida la entrada en los puertos estadounidenses durante tres meses, pero esta ley no es aplicable al incidente Odenwald. En principio, los buques norteamericanos, como buques neutrales, no tenían derecho a abordar al alemán. La Administración Roosevelt ha terminado defendiendo su burdo acto de piratería en base a la postrera señal de socorro enviada por el buque alemán mientras el destacamento de abordaje del USS Omaha se dirigía hacia ellos, alegando que el Odenwald se estaba hundiendo y había solicitado ayuda, lo que lo ha convertido no en un acto de captura, sino de salvamento marítimo. Toma ya. Nada mejor que una burda manipulación informativa para que todos se queden contentos. Quizás la opinión pública norteamericana se lo trague, señor Roosevelt, pero sepa que en los mares han quedado usted y sus marineros como unos auténticos piratas.

Nichts für uns, alles für Deutschland!
Gott straffe Amerika!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada