miércoles, 18 de mayo de 2011

Operación Rheinübung: el Bismarck se hace a la mar – 18/05/1941.

Impresionante fotografía del acorazado Bismarck, orgullo de la Kriegsmarine y obra maestra de la ingeniería naval alemana, con un peso de 51.000 toneladas, 241,5 metros de eslora, 36 metros de manga y 10,2 metros de calado, todas las medidas consideradas a nivel del agua y a plena carga.

Camaradas,

A las 10:00 en punto de la mañana de hoy, en el puerto de Gotenhafen, el Almirante Günther Lütjens ha pasado revista a la tripulación del crucero Prinz Eugen y a continuación, ha celebrado una conferencia a bordo del acorazado Bismarck. Los dos buques han estado siendo sometidos durante las últimas semanas a una frenética puesta a punto final. Se disponen a efectuar una salida al Atlántico, en una nueva misión de ataque al tráfico mercante británico que el Alto Mando de la Kriegsmarine espera tenga el mismo éxito que las anteriores.

El Almirante Günther Lütjens luce su Cruz de Caballero, obtenida tras sus recientes éxitos al frente de la Operación Berlín.

Al frente de la Operación Rheinübung (Ejercicio del Rin), como se conoce a esta incursión hacia el Atlántico de la flota de superficie alemana, se encuentra el propio Almirante Gunther Lütjens, que estuvo al frente de la exitosa Operación Berlín culminada el pasado mes de marzo en la que nuestros cruceros de batalla Scharnhorst y Gneisenau causaron verdaderos estragos entre la flota mercante británica. En la actualidad, estos dos buques se encuentran en el puerto de Brest, en Francia, junto con el crucero pesado Admiral Hipper. Los tres suponen una gravísima amenaza para los británicos, un auténtico puñal apoyado contra su garganta. Ahora, si el acorazado Bismarck y el crucero Prinz Eugen logran unirse a ellos, el puñal puede convertirse en espada.

Una curiosa fotografía de las torretas principales de proa del Bismarck.  El Bismarck cuenta con ocho cañones de 15 pulgadas (380 mm) en cuatro torretas (dos a proa y dos a popa) y 12 cañones de 5.9 pulgadas en seis torretas (tres a babor y tres a estribor), además de una multitud de piezas inferiores para su defensa antiaérea.

Una de las torretas secundarias de 5,9 pulgadas del lado de estribor.

Espectacular fotografía obtenida desde la cubierta del Bismarck, cerca de proa, mirando hacia popa.

La no menos espectacular popa del Bismarck.

Según las órdenes que el Gran Almirante Erich Raeder ha transmitido a Günther Lütjens, “el objetivo del Bismarck no es derrotar a los enemigos de igual fuerza, sino retenerlos en una acción dilatoria mientras mantiene al máximo nivel posible su capacidad de combate de manera que permita al Prinz Eugen acercarse a los buques mercantes del convoy británico” y “El objetivo principal de esta operación es el tráfico mercante enemigo; los buques de guerra serán combatidos sólo cuando el objetivo lo haga necesario y pueda llevarse a cabo sin un riesgo excesivo.” Para proporcionar apoyo a los buques integrantes de la Operación Rheinübung y permitirles repostar combustible y municiones en alta mar, el Alto Mando de la Kriegsmarine ha preparado una red de buques cisterna en su área de operaciones. De ese modo, 7 buques cisterna y 2 de suministro han sido enviados tan lejos como Labrador en el oeste y las islas Cabo Verde en el sur.

Botadura del Bismarck el 14 de febrero de 1939.  Su construcción comenzó el 1 de julio de 1936 y su puesta en servicio se produjo el 24 de agosto de 1940.  Hoy comienza su primera misión de combate.

Lütjens abogaba por que la Operación Rheinübung se retrasase lo suficiente como para permitirle al crucero de batalla Schanhorst unirse al Bismarck y al Prinz Eugen o para que el Tirpitz, buque gemelo del Bismarck, los acompañara. Sin embargo, Erich Raeder no ha aprobado su propuesta. La tripulación del recién terminado Tirpitz no ha culminado su entrenamiento y la inminente invasión de Creta impone la necesidad de dislocar cuanto antes las líneas de tráfico mercante británicas y hacerles desviar fuerzas del Mediterráneo. La Operación Rheinübung será llevada a cabo exclusivamente por el Bismarck y el Prinz Eugen.

El Führer en Gotenhafen saluda a la tripulación del Bismarck.

El Führer visitó Gotenhafen el pasado 5 de mayo para pasar revista al estado de sus flamantes acorazados (tanto el Bismarck como el Tirpitz se encontraban en los estadíos finales de su puesta a punto). Tras obtener el visto bueno del Führer, el Alto Mando de la Kriegsmarine esperaba dar inicio a la Operación Rheinübung cuanto antes. De hecho, el 13 de mayo, hace cinco días, el Almirante Lütjens y su plana mayor embarcaron a bordo del Bismarck para someter a la tripulación del acorazado a un último entrenamiento. El buque se pasó toda la tarde de aquel día en la Bahía de Danzig efectuando prácticas de repostaje junto con el crucero Prinz Eugen. Al día siguiente, durante el transcurso de otro ejercicio de entrenamiento, esta vez con el crucero ligero Leipzig, la grúa de 12 toneladas del lado de babor del Bismarck resultó dañada, lo que tuvo como consecuencia que su salida tuviera que ser retrasada. Finalmente, anteayer día 16 de mayo, Lütjens informó al Alto Mando que sus buques están listos para partir. La fecha de comienzo de la Operación Rheinübung quedó establecida para hoy, 18 de mayo.

El Bismarck efectúa maniobras en la Bahía de Danzig.  



"Radiografía" del Bismarck.  Gracias a su perfil hidrodinámico y a la potencia de sus motores, el buque es capaz de desarrollar hasta 31 nudos de velocidad. 

Durante la conferencia celebrada esta mañana en el Bismarck entre el Almirante Günther Lütjens, máximo responsable y comandante de la Operación Rheinübung y los Capitanes Ernst Lindemann y Helmuth Brinkmann, comandantes respectivos del acorazado Bismarck y el crucero Prinz Eugen, se ha decidido que, en el caso de las condiciones climatológicas sean las apropiadas, no se detendrán en el Fiordo noruego Korsfjord y que, en su lugar, navegarán al norte para reabastecerse de combustible con el buque cisterna Weissenburg antes de adentrarse en el Estrecho de Dinamarca entre Islandia y Groenlandia.

El acorazado Bismarck en el puerto de Gotenhafen, hace pocos días.  Obsérvese la pintura de camuflaje, pensada para recortar su silueta y aparentar que se trata de un buque de inferior categoría.

Así, al mediodía de hoy, bajo los acordes de la marcha Muß i' denn interpretada por la banda militar de flota, el Bismarck ha abandonado su atracadero y se ha dirigido a los almacenes de Gotenhafen para aprovisionarse de víveres, municiones y combustible.  A las 21:00 horas, el Prinz Eugen ha levado anclas. La Operación Rheinübung acaba de comenzar.

Sie leben die Bismarck und die Prinz Eugen!
Es lebe unsere Kriegsmarine!

8 comentarios:

  1. Anoche vi la pelicula.. la verdad espectacular.. es impresionante lo q era el Biscmarck para esa epoca..

    ResponderEliminar
  2. Buscando fotos de cargueros corsarios he dado con esta pagina muy bien conseguida y con fotos espectaculares que junto con las que yo tengo me van ha dar un buen archivo fotográfico pues estoy construyendo el acorazado a escala con una eslora de un metro y unos centímetros.Llevo ya tres años con el y cuando acabe con el me pondré a construir un carguero corsario, enhorabuena por el trabajo de recopilación.

    ResponderEliminar
  3. El acorazado Bismarck tiene para mí un significado muy especial. Hace quince años (cuando tenía diecisiete) construí su maqueta, un modelo de plástico a escala 1:350 de Tamiya. Recuerdo que me gustaba observar de cerca sus detalles y, al buscar imágenes para esta entrada, he evocado aquellos viejos tiempos. Otras maquetas que hice fueron las del superacorazado japonés Yamato, el portaaviones estadounidense Saratoga y varios tanques. Suerte con tus maquetas.

    ResponderEliminar
  4. QUE BARCO......!!!!! Q CAPOS REALMENTE EN ESAS EPOCAS HACER SEMEJANTES BUQUES...!!

    ResponderEliminar
  5. Extraordianrio navio y no menos extraordinaria su tripulacion Hicieron volar el famoso HOOD de los peratas ingleses de 3 o cuatro andanadas de su bateria de 15 pulgadas Solo un fortuito golpe de suerte de los piratas ingleses provoco su perdida ya que x desgracia se trabaron sus timones en circulo y quedo regalado ante los avieones torpederos De todas formas mas de 200 torpedos no pudieron hundir su casco a pesar de ser barrida toda su superestructura torres incluidas, la flotas delos detestables piratas tuvo que destacar mas de 15 navios pesados entre cruceros y acorazados para cercarlo mas un portaaviones y solo asi pudieron destruirlo pero no hundir su casco q a pesar de las horas de soportar continuo bombardeo de hasta piezas de 16 pulgadas No se hundio Los mismos marineros valerosos alemanes abrieron las valvulas de inundacion y detonaron las cargas de fondo del casco y solo asi se hundio Gloria a los valerosos marinos de la Kriegsmarine !!!!!!! Pudranse los piratas colonialistas inlgeses de mierda

    ResponderEliminar
  6. Hay que tener pelotas para estar dentro del Bismarck con los timones bloqueados y aguardar pacientemente la llegada de los enemigos para morir combatiendo.

    ResponderEliminar
  7. cuando el Almirante Günther Lütjens anunció que las bodegas del Bismark estaban abiertas para que tomasen todo lo quisieran ...fue cuando la tripulación se dió cuenta de que todo estaba perdido...¡que orgullo de buque!

    ResponderEliminar