martes, 5 de abril de 2011

Yugoslavia y la Unión Soviética firman un Tratado de Amistad - 05/04/1941.

Camaradas,

En una de esas volteretas políticas que no podemos calificar con otro apelativo que de insólita, el Gobierno de la Unión Soviética y una delegación del Gobierno ilégitimo de Yugoslavia con Dušan Simović al frente, han firmado hoy en Moscú un Tratado de Amistad y No Agresión que ha causado gran jolgorio en Gran Bretaña, donde piensan que si ahora la Wehrmacht invade Yugoslavia, la Unión Soviética declarará la guerra al Reich.

¿La bandera yugoslava con la estrella roja bolchevique?  ¿Se convertirán los yugoslavos en una república soviética más?  Afortunadamente, ahí está el Tercer Reich para purgar al feraz bolchevismo de tierras yugoslavas.

Este acontecimiento constituye la primera de las acciones que perpreta la Unión Soviética en contra de los intereses del Reich desde la firma del Pacto Molotov-Ribbentrop, pero dista mucho de colmar las aspiraciones británicas como pronto se verá. Al parecer. nuestros “amigos” soviéticos.han querido enseñar al Reich una lección después de las persistentes provocaciones que para ellos han debido de ser los movimientos de tropas alemanas al interior de Finlandia, Rumanía y Bulgaria y las medidas que ha adoptado la Wehrmacht para proteger sus fronteras contra un posible ataque del Ejército Rojo.

No obstante, los soviéticos saben muy bien con quien están tratando, y su Ministro de Asuntos Exteriores Vyacheslav Molotov ha tenido la precaución de informar al Embajador alemán en Moscú de sus intenciones, un gesto que no evitará ni la guerra con Yugoslavia que el Führer planea comenzar de inmediato (permanezcan atentos a noticias frescas durante las próximas horas), ni la guerra contra la Unión Soviética. Si acaso le ha dejado algo claro al Führer la firma de este Tratado, es que los bolcheviques de la Unión Soviética tienen mucho que ver en este giro diplomático que se ha producido en Yugoslavia, la cual de la noche a la mañana ha pasado de ser una fiel amiga y aliada de los países del Eje a tener su cabeza sobre la picota Nacionalsocialista.

Von Brauchitsch y el Führer durante el desfile de la victoria en Varsovia.

Tan sólo les daremos un dato: en el día de hoy, el Mariscal de Campo Walther von Brauchitsch, Comandante en Jefe del Ejército, se ha trasladado a Wiener Neutstadt, a treinta y cinco millas al sur de Viena para asumir el mando del Segundo y Duodécimo Ejército desplegados en los Balcanes.  Dentro de unas pocas horas sabremos el motivo.

Ein Volk, ein Reich, ein Führer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada