martes, 12 de abril de 2011

La Batalla de Vevi: una victoria del Regimiento Leibstandarte SS Adolf Hitler - 12/04/1941.


Artillería y tropas alemanas momentos antes del asalto final.

Camaradas,

En la mañana de hoy, una capa de nieve de más de treinta centímetros de profundidad cubre las colinas del Paso Klidi, al sur de Klevi, donde los Aliados pretenden contener el avance alemán a lo largo del Valle del Florina. Las tropas australianas y neozelandesas posicionadas en las alturas se encuentran congeladas e incapaces de manejar sus armas con efectividad. La posición es insostenible, y sus altos mandos ya han planeado efectuar una retirada ordenada hacia la Línea Aliakmon a partir de esta misma tarde.

Dispositivo defensivo Aliado antes de los combates de hoy.

Sin embargo, las tropas SS del regimiento Leibstandarte Adolf Hitler no van a esperar a que los Aliados se retiren por su propia voluntad y, tras haberse pasado la mayor parte de la jornada de ayer organizando el asalto, han atacado a las 8:30 de la mañana, golpeando el sector “bisagra” entre el 8º Batallón del Segundo Regimiento Australiano (2/8º) y el 1º de Rangers. Las vanguardias SS del Grupo de Combate del Sturmbannführer Fritz Witt (Kampfgruppe Witt - KGW), apoyándose en un intenso fuego de ametralladora y mortero, han aplastado un pelotón australiano. Los Rangers, creyendo que los australianos se batían en retirada, han comenzado a ceder terreno en el centro. Esto ha abierto el propio paso a los alemanes, creado un hueco en los batallones australianos 2/4º y 2/8º, interrumpido las comunicaciones entre el General de Brigada George Vasey y el 2/8º Batallón y dejado a los cañones antitanque australianos sin protección de la infantería. En consecuencia, las dos compañías del 2/8º Batallón en el flanco izquierdo se han visto forzadas a retroceder hacia lo alto de las lomas.

El asalto del Kampfgruppe Witt.

Tras seis horas seguidas de combate, aunque algunas compañías australianas han conseguido mantener sus posiciones, los Rangers han retrocedido dos millas, luchando a ambos lados de la carretera. Cinco de las seis piezas de artillería antitanque de apoyo australianas han quedado abandonadas. El risco mantenido por el 2/8º Batallón forma un peligroso saliente adelantado en la línea Aliada, pero el General Vasey parece no darse cuenta de ello o no querer hacerlo.

A las 16:00 horas, el Regimiento Griego del Dodecaneso, al este de las posiciones australianas, ha seguido las instrucciones del Alto Mando Aliado y completado su retirada. Esto ha dejado al 2/8º Batallón expuesto por dos flancos, y pronto ha sido sometido a fuego de ametralladora desde el este. Vasey se ha dado cuenta de que sus hombres no iban a ser capaces de efectuar una retirada ordenada y a las 17:00 ha ordenado la retirada general.

A las 17:30, cañones autopropulsados Sturmgeschütz III se han aproximado al sector sostenido por el 2/8º Batallón australiano. Según palabras de un testigo alemán, el Sturmbannführer Kurt “Panzer” Meyer:

Sturmgeschütz del regimiento LSSAH.

“ Los pesados Sturmgeschützen remontaron las lomas desde el fondo del valle. Nos quedamos contemplando el avance de los cañones autopropulsados completamente maravillados. Escalaban más y más alto y entonces se unían a la lucha. Nadie había creido posible emplearlos, pero estaban ahí arriba, proporcionando un valioso apoyo a la infantería.
Completamente conmocionados por el cañoneo que les habíamos echado encima, los prisioneros británicos [sic] comenzaron a descender la montaña. Eran unos muchachos altos y fuertes y unos adversarios formidables. “

Esta acción ha sellado definitivamente la derrota de los Aliados en Vevi. El 2/8º Batallón ha iniciado una retirada caótica, con las distintas unidades dispersas y los oficiales ordenando incluso el abandono de las armas ligeras para poder retroceder con mayor rapidez.

Artilleria alemana de 88mm en acción en el Paso Klidi.

El 2/8º Batallón Australiano ha dejado de existir como unidad de combate. Al alcanzar su posición de retirada en Rodona, el batallón cuenta con 250 hombres, de los cuales tan sólo 50 disponen de armas. El 2/4º Batallón, que no ha tenido que soportar el peso principal del ataque alemán en Vevi, ha sufrido la pérdida de 70 hombres que han caído prisioneros en una barricada que los alemanes han tendido sobre la carretera durante su retirada a Sotir.

En total, el Regimiento Leibstandarte SS Adolf Hitler ha capturado 480 prisioneros “ingleses” (para los alemanes, británicos, australianos y neozelandeses entran dentro del mismo saco; al fin y al cabo llevan el mismo casco y uniforme y todos sirven al malvado Imperio Británico), con un coste de 37 muertos, 95 heridos y 2 prisioneros. El Stürmbannführer Witt ha tenido que lamentar la pérdida de su hermano, cuyo vehículo ha tropezado con una mina durante la batalla.  Como resultado de esta batalla, el Frente Aliado en se ha desmoronado y la carretera hacia el interior de Grecia ha quedado abierta.

Untersturmführer Gerhard Pleiss luce su condecoración.

Gerhard Pleiss, un líder de pelotón cuyos hombres han tomado el punto más alto del Paso Klidi, capturando más de 100 prisioneros y 20 ametralladoras y permaneciendo junto a sus hombres a pesar de estar herido, ha sido condecorado por su acción con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro, la más alta medalla alemana al valor en el campo de batalla. Otros 14 miembros del Kampfgruppe Witt han recibido la Cruz de Hierro de Primera Clase.

Meine Ehre heißt Treue!
Es lebe der Waffen SS Regiment Leibstandarte Adolf Hitler!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada