lunes, 18 de abril de 2011

Los Panzer persiguen a los británicos que se baten en estampida hacia el sur de Grecia - 18/04/1941.

Camaradas,

La Campaña de Grecia se está pareciendo a una persecución más que otra cosa. Las maniobras de los británicos se limitan a tratar de contener el avance de la Wehrmacht en determinados puntos de la orografía griega mientras el resto de su ejército emprende la retirada.

La Wehrmacht irrumpe a través de las líneas defensivas Aliadas.  El objetivo: cortar la retirada británica antes de que alcance la Línea de las Termópilas, su última contención antes de evacuar Grecia a través del puerto del Pireo.

La 5ª División Panzer, recién asignada al XL Cuerpo Panzer alemán que ha penetrado a través del valle del Florina, ha sido enviada por el General Georg Stumme hacia el sur vía Kalabaka hasta Lamia con la intención de rodear la Línea Aliakmon–Monte Olimpo, cuyas tropas ya han emprendido la retirada, e impedir que los Aliados escapen hacia el sur. Sin embargo, y como era de esperar, se está encontrando con unas condiciones de terreno muy desfavorables después de cruzar el río Aliakmon cerca de Grevena y, aunque la resistencia enemiga es muy escasa, es previsible que no sean capaces de detener a los británicos antes de que se establezcan sobre una nueva línea defensiva en las Termópilas.

Dos panzer con el agua hasta la torreta intentando vadear un curso de agua.

La cobertura de la retirada de las posiciones Aliadas ha sido encomendada a la Fuerza Allen neozelandesa, tal y como se narró hace dos días. La posición defensiva situada en la Garganta Peneios ha sido capaz de contener los ataques de la 9ª División Panzer, pero la llegada del XVIII Cuerpo de Montaña procedente del este de Grecia, donde ha participado en la conquista de la Línea Metaxas, ha supuesto el final de la resistencia de la Fuerza Allen. Ayer, la 6ª División de Montaña (Gebirsjäger) atacó las posiciones neozelandesas y consiguió abrirse paso hasta la llanura de Telasia, amenazando con cortar la ruta de retirada británica a través de Larisa. Durante la noche de ayer a hoy, los británicos evacuaron las poderosas posiciones defensivas de Peneios en las que habían esperado poder resistir durante varios días más.

El ataque de la 6ª División de Montaña contra las posiciones neozelandesas en Peneios.

El mismo ataque, con mayores datos tácticos.

La carrera se ha reanudado entonces. El Alto Mando alemán ya sabe que en la mente de los británicos no cabe otra cosa que la evacuación y que todas sus tropas se dirigen hacia los puertos de Volos y Pireo. En consecuencia, la prioridad principal de la Wehmacht ahora es mantener el contacto con las fuerzas Aliadas en retirada e impedir su evacuación. Por ello, las divisiones de infantería han sido retiradas de primera línea debido a su falta de movilidad y la persecución ha sido encomendada a la 2ª División Panzer, a la 5ª División Panzer, como ya se ha dicho, y al Regimiento Motorizado Leibstandarte SS Adolf Hitler así como a las dos divisiones de montaña del XVIII Cuerpo de Ejército, la y la 6ª Divisiones de Montaña, capaces de superar los obstáculos del terreno con mayor facilidad.

Una columna motorizada alemana aguarda a cruzar un río a través de un puente de pontones.

Un mapa con algunas de las demoliciones y obstáculos que los Aliados han dejado tras ellos durante su retirada.

Una unidad de Gebirgsjäger (cazadores de montaña) avanza hacia el interior de Grecia.

Las columnas volantes alemanas se han lanzado a toda a velocidad en pos de su enemigo, perdiendo el contacto con sus respectivos cuarteles de división y dispuestas a batir todas las previsiones rodando a través de terrenos montañosos. Los británicos se han dedicado a efectuar demoliciones a gran escala, sembrar de obstáculos las carreteras y dejar partidas de soldados emboscados en su retaguardia para retrasar el avance alemán por tierra, pero no han podido hacer nada contra la Luftwaffe, que se ha mostrado muy activa y ha efectuado numerosos ataques en picado contra las columnas británicas en retirada. De hecho, en la retaguardia alemana el General Stumme ha concedido prioridad absoluta al tráfico del personal terrestre de la Luftwaffe que rueda por la carretera Kozani-Larisa para que puedan establecer bases aéreas lo más cerca posible de las fuerzas móviles.

Alexandros Koryzis, Primer Ministro de Grecia durante 49 días.

Aquél entre los Aliados parece estar viendo las cosas claras es Alexandros Koryzis, el Primer Ministro de Grecia, que hoy, incapaz de soportar la inminente derrota de su país, se ha descerrajado un tiro en el cráneo al igual que hiciera su precedesor, Ioannis Metaxas.  Lamentamos este infortunio no por el destino de Grecia que Koryzis creía aciago bajo la ocupación alemana y que nosotros vemos equiparable al Edén bíblico, sino por que su homólogo británico, Winston Churchill, no haya tomado hace meses la misma decisión y le haya ahorrado al mundo las miserias de esta guerra que Gran Bretaña tiene perdida.

Panzer, vörwarts!
Mit unsern Fahnen ist der Sieg!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada