jueves, 28 de abril de 2011

Los U-Boote confirman con el Convoy HX 121 el éxito de su nueva estrategia - 28/04/1941.


Camaradas,

Los éxitos de los buques de escolta británicos en los Western Approaches del pasado mes de marzo (recordemos la irreparable pérdida de nuestros ases de U-Boot Günther Prien, Joachim Schepke y Otto Kretschmer), han tenido como consecuencia que, en abril, los U-Boote hayan abandonado el método que tantos éxitos les había reportado de efectuar ataques de superficie nocturnos a corta distancia mientras las escoltas antisubmarinas acompañaban a los mercantes. Los U-Boote han continuado buscando puntos débiles en las defensas antisubmarinas británicas alejándose de las proximidades de Inglaterra, donde la cobertura aérea es muy pesada, y ampliado el alcance de sus operaciones más hacia el oeste, donde pueden atacar a los convoys antes de que la escolta antisubmarina se haya unido a ellos. Los U-Boote también se han desplazado hacia el sur aumentando su actividad en las áreas de Azores y Freetown.

La siguiente generación de ases de U-Boote coge el testigo de los ases muertos en combate o capturados.

El mes de abril ha comenzado muy bien para los U-Boote. Una manada de cinco cazó al Convoy SC 26 antes de que se le hubiese incorporado su escolta antisubmarina y logró hundir a diez de sus mercantes, la mitad de su formación, además de dañar con un torpedo al crucero mercante armado que hacía las veces de escolta. Uno de los U-Boote resultó hundido después de que la escolta antisubmarina se incorporase al convoy.

En el día de hoy, el Convoy HX 121 ha sido atacado con éxito por nuestra arma submarina. Se ha tratado del primer ataque sumergido y a plena luz que efectúa una manada de U-Boote y ha supuesto el envio al fondo del mar de más de 40.000 toneladas de buques mercantes.

El U 552, el "diablo rojo", en plena tormenta.

El Convoy HX 121 partió de Halifax el pasado 16 de abril, integrado por 48 mercantes navegando en 9 columnas. El convoy ha sido localizado al mediodía de hoy al entre el norte de Rockhall y el sur de Islandia. El ataque a plena luz ha dado inicio a las 16:15, cuando el U-552 (Erich Topp) ha torpedeado al mercante Capulet de 8.190 toneladas y arrancado su proa de cuajo. El buque ha comenzado a arder y su tripulación lo ha abandonado, no sin antes haber perdido a ocho marineros y tres pasajeros.  El buque no se ha hundido, pero ha quedado sin gobierno a la deriva y está sentenciado.

El U-96, el "pez sierra sonriente", en puerto. 

A las 19:25, el U-96 (Heinrich Lehmann-Willenbrock) ha disparado tres torpedos contra tres de los buques cisterna del Convoy. El buque cisterna Oilfield y el Lorentzen’s Caledonia, de 18.000 toneladas y 6.000 toneladas respectivamente, han resultado alcanzados y han comenzado a arder convertidos en gigantescas piras. A bordo del Oilfield tan sólo ha habido 8 supervivientes de una tripulación de 54. Por otro lado, 7 de los 35 miembros de la tripulación del Lorentzen’s Caledonia han perdido la vida en el interior de la sala de máquinas. Otros cinco han saltado por la borda e intentado alcanzar el único bote salvavidas sobre el agua, pero han ido a parar al ardiente infierno que rodea al cercano Oilfield y han muerto quemados. Los 25 hombres del bote salvavidas han tratado de rescatarlos, pero han tenido que desistir debido al intenso calor. El tercer torpedo del U-96 ha fallado su objetivo, pero ha acertado al carguero Port Hardy de 8.705 toneladas, que ha resultado alcanzado en el lado de babor a la altura del mástil principal y se ha hundido tres horas más tarde.arrastrando consigo a uno de sus marineros.

Las pérdidas en buques mercantes que han infringido los U-Boote a la flota mercante británica durante este mes, y a falta de tres días para su conclusión, son similares a las del pasado mes de marzo: 41 mercantes con 240.000 toneladas de desplazamiento. Una diferencia notable, sin embargo, es que este mes sólo el 30% del tonelaje enviado a pique corresponde a mercantes navegando en convoy, frente al 60% del mes de marzo. Alrededor del 13% del tonelaje hundido este mes se sitúa en la zona de las Azores y el 15% en la zona de Freetown.


Distribución de pérdidas de buques mercantes británicos durante el mes pasado (arriba) y el actual (abajo).

Las pérdidas totales que la Wehrmacht ha infringido este mes a la flota mercante británica, por todas las causas, asciende a 682.000 toneladas, la mayor cifra hasta ahora. Esto es debido principalmente a las grandes pérdidas que han causado nuestros aviones, unas 296.000 toneladas, la mayoría de las cuales han tenido lugar en el Mediterráneo debido a la desastrosa campaña británica en Grecia y a los ataques que la Luftwaffe ha lanzado contra sus operaciones de evacuación.

Es lebe unsere U-Boote!
Gott straffe Engelland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada