miércoles, 27 de abril de 2011

El conflicto entre Erwin Romel y Franz Halder, Jefe del OKH - 27/04/1941.

Camaradas,

El General Erwin Rommel está impaciente. La captura de la plaza de Tobuk y su puerto resulta imprescindible para el Afrika Korps desde el punto de vista logístico y militar. El futuro del Eje en el Norte de África y su avance hacia el interior de Egipto depende en gran medida de que pueda contar con este centro de abastecimiento para sus tropas. Al tiempo, tan sólo la habilidad de Rommel en engañar al enemigo y hacerle creer que su fuerza es mucho mayor de lo que realmente es, ha impedido que los británicos intenten una ruptura desde Tobruk que podría llevarles no sin demasiadas dificultades hasta El Adem, lo que mermaría las comunicaciones del Afrika Korps y haría tambalearse toda su posición.

Erwin Rommel.

Sin embargo, y a pesar de los grandes progresos que el virtuoso General alemán ha conseguido en unas pocas semanas de campaña (la ofensiva comenzó el 24 de marzo y Tobruk quedó sitiado el 11 de abril; 19 días) lo cierto es que los medios que tiene a su disposición (la 5ª División Ligera, algunos pocos destacamentos de la 15ª División Panzer y un puñado de divisiones italianas -cinco- de dudosa capacidad combativa) no le permiten asaltar con éxito una plaza fortificada de la envergadura de Tobruk. Por este motivo, Erwin Rommel lleva varios días solicitando con insistencia refuerzos al Alto Mando del Ejército que, según considera, no se le pueden negar a la luz de sus éxitos. Sin embargo, no se puede decir precisamente que en el seno del Alto Mando del Ejército tenga el General suabo muchos amigos.

Franz Halder.

El Jefe de Estado Mayor del Alto Mando del Ejército (OKH), el General Franz Halder, que en estos momentos se encuentra efectuando los preparativos para la Operación Barbarroja, no está por la labor de desprenderse de fuerzas adicionales y enviarlas al desierto. Además, fue el propio Halder quien en su día le advirtió a Rommel antes de que partiera para África que el Alto Mando no podría asumir el mantenimiento de una fuerza mayor que la que ya le había sido asignada. En ese momento Rommel le respondió: “Ése es su problema.” Y ahora, Halder ha comentado no sin cierto sarcasmo: “Finalmente se ve obligado a admitir que sus tropas no son lo suficientemente fuertes para permitirle tomar ventaja de las ‘grandes oportunidades’ que le ofrece la situación general. Ésa es la impresión que hemos tenido aquí durante bastante tiempo. ” En realidad, Halder está muy enfadado por que sus órdenes de no avanzar más allá de Maradah (al sur de El Agheila) hayan sido desobedecidas y por que después de un avance victorioso ahora, ante la primera dificultad, las pérdidas de Rommel estén yendo en claro aumento.

Friedrich Paulus, recién llegado a África.

Franz Halder, que no se cuenta a a sí mismo entre los admiradores de Rommel, ha enviado al General Friedrich Paulus a “cortar las alas a ese soldado demente.” Friedrich Paulus, lugarteniente de Halder y Jefe de Operaciones del OKH, ha aterrizado hoy en el Norte de África como cabeza saliente de una ronda de inspección del Alto Mando del Ejército a las tropas del Afrika Korps durante dos semanas. A Rommel no se le ha escapado que, en realidad, Paulus está ahí para controlarlo, y no se ha sorprendido cuando nada más llegar le ha prohibido específicamente llevar a cabo ningún asalto a pequeña escala, sino limitarse a aguardar a la llegada de todas sus fuerzas y preparar entonces un ataque a gran escala y sistemático con todos sus recursos. Aún así, Rommel ha conseguido convencerle para llevar a cabo un nuevo ataque contra Tobruk, que comenzará dentro de pocos días. En opinión de Halder, “un nuevo error”, pero aún así no ha querido despojar de autoridad a su subordinado y ha dado el visto bueno, aunque tanto él como Paulus estarán atentos al siguiente movimiento de Rommel.

Es lebe Erwin Rommel!
Es lebe Deutschland!

3 comentarios:

  1. Antes de Barbaroja, Alemania malgasto tropas en Africa y Los Balcanes. Si eso no es incompetencia producto de la megalomania, no se que lo es. Hoy, otros imperios ignoran la leccion y siguen su ejemplo: Irak, Afghanistan, Libia, Pakistan.. manana Iran, Siria, Venezuela..la historia se repite.

    ResponderEliminar
  2. Discrepo de tu opinión. A mi parecer, el fracaso de Barbarroja se debe a las decisiones que se tomaron durante la propia Barbarroja. La campaña de los Balcanes fue una victoria rápida sin apenas pérdidas y el Afrika Korps era insignificante en comparación con el conjunto de la Wehrmacht. De no haber intervenido en los Balcanes, los alemanes habrían tenido que destinar muchas tropas a proteger las fronteras de todos los países limítrofes con Yugoslavia y Grecia, hostiles al Eje y apoyados por Gran Bretaña.

    ResponderEliminar
  3. Lupulox que buen análisis, tu erudición en este tema me deja anonadado

    ResponderEliminar