viernes, 1 de abril de 2011

Los británicos capturan Asmara, la capital de Eritrea - 01/04/1941.

Camaradas,

Asmara, la capital de Eritrea, ha caído en manos de la 5ª División India al mando del General William Platt, que ha avanzado sobre ella desde la recientemente capturada plaza de Keren en una fulgurante carrera de persecución en pos de las tropas italianas en retirada.

Los británicos reanudan el avance hacia Asmara nada más conquistar Keren.

A las 13:20 horas del 27 de marzo, el mismo día que cayó Keren, los británicos ya se encontraban a 20 kilómetros más allá de Keren. El General Platt no tardó en poner a la 5ª División India a la cabeza de las operaciones, con el objetivo de avanzar hasta Asmara siguiendo dos rutas distintas: la carretera principal y la vía de ferrocarril situada al sur.

Una vista de la ciudad de Asmara.

Los tiempos felices de Asmara bajo la Italia Fascista: italianos y eritreos conviven en paz y prosperidad.

La localidad de Asmara se alza en el centro de una llanura de unos 7.000 pies de altura. La carretera de Asmara a Keren discurre cuesta abajo desde Ad Teclesan hasta el nivel de Keren, un declive de más de 2.000 pies. Entre Ad Teclesan el paisaje consiste en grandes colinas redondeadas, menos rocosas que las de Keren. Ad Teclesan constituye en sí mismo una posición defensiva más formidable aún que la de Keren, dado que discurre a través de un valle todavía más estrecho que no da lugar al despliegue de artillería. El ferrocarril toma una ruta distinta al sur de la carretera pero incluso a lo largo de la vía de ferrocarril hay muy pocos logares en los que los vehículos sobre ruedas puedan ser desplegados. Si las fuerzas italianas no hubieran sufrido tantas bajas en Keren, el avance británico habría podido convertirse en un auténtico baño de sangre. Por desgracia, el General Frucci ha informado de la pérdida de 3.000 soldados durante la batalla de Keren, que en realidad se eleven a más de 10.000. Italia no cuenta con más tropas en Eritrea.

El avance de las tropas indias desde Keren hacia Asmara.

El avance de las tropas indias a lo largo de la carretera no ha cesado, encontrándose de cuando en cuando la oposición de algunas unidades antitanque o de ametralladoras desplegadas por los italianos en su retirada, así como algunas barricadas que tan sólo han conseguido contener el avance británico durante algunas horas.

Las tropas indias que avanzaban a lo largo de la vía de ferrocarril, sin embargo, no lo han tenido tan sencillo. El 29 de marzo, las vanguardias indias se enfrentaron a una fuerte oposición italiana que cubría una barricada. Los italianos, desde posiciones elevadas, atacaron a los camiones y tanques británicos con bombas y fuego de ametralladora y les obligaron a pasar la noche al descubierto. Durante la noche, los italianos lanzaron un contraataque, que fue repelido. Durante las siguientes jornadas, los británicos intentaron desalojarlos sin éxito.

Los civiles de Asmara contemplan horrorizados la entrada de las tropas británicas en la localidad.

El avance por carretera, en cambio, ha continuado. Después de una última batalla que tuvo lugar ayer y en la que cuatrocientos sesenta soldados italianos han caído prisioneros, los italianos han enviado a las 05:30 de hoy a dos emisarios para negociar la rendición. En efecto, el General italiano Nicola Carnimeo, comandante de la 2ª División Colonial, a pesar de estar herido en la pierna, tenía la firma intención de contener el avance de las tropas indias en Adi Tecesan. Sin embargo, sus unidades han sufrido demasiadas pérdidas y, no pudiendo contar con más tropas con las que enfrentarse al avance británico, ha decidido retirarse y no ofrecer resistencia. En consecuencia, las autoridades civiles ha enviado a dos policías con bandera blanca, quienes les han comunicado a los británicos que las autoridades civiles deseaban entregar la plaza ante la evacuación de las fuerzas militares.

Las tropas indias se han lanzado a sus camiones y para las 10:40 han entrado en Asmara. El destructor italiano Leone ha sido encallado y dinamitado por su tripulación para evitar su captura.

Viva l’Italia!
Vinceremo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada