domingo, 26 de junio de 2011

Manstein consigue establecer una cabeza de puente sobre el Dvina en Dünaburg - 26/06/1941.

Camaradas,

El Alto Mando Alemán considera que la línea de los ríos Dvina-Dnepr constituye la última y la mejor esperanza que tiene el Ejército Rojo de abortar la Operación Barbarroja.  Si los Panzer consiguen alcanzar los ríos y establecer cabezas de puente en la otra orilla, entonces las defensas soviéticas quedarán dislocadas y al Ejército Rojo le resultará imposible efectuar una retirada al estilo de 1812. 

Erich von Manstein discute con otros oficiales la estrategia a seguir.

En el sector del Grupo de Ejércitos Norte los puentes sobre el Dvina en Dünaburg se encuentran muy tentadoramente cerca de la frontera soviético-alemana.  El General Hoepner ha calculado que sus Panzer podrían liderar la audaz acción.  Así, para maximizar su velocidad y flexibilidad, el 4º Grupo Panzer no ha quedado subordinado a un ejército de infantería, convirtiéndose el LVI Cuerpo Panzer del General Manstein en su principal puño acorazado.  

Tropas motorizadas de la Wehrmacht.

Por su parte, los soviéticos no están preparados para lo que se les ha venido encima.  Asumieron erróneamente que las fuerzas alemanas emplazadas en Prusia Oriental y el Gobierno General de Polonia efectuarían un avance general hacia Moscú.  En consecuencia, el Frente Norte-Oeste del General Kuznetsov no ha contado en principio con fuerzas suficientes para sostener al Mariscal von Leeb.

El puente de ferrocarril sobre el Dvina en Dünaburg, principal objetivo de Manstein.

Además, el pésimo liderazgo de Kuznetsov ha agravado este problema al retirarse de la frontera: su 8º Ejército ha retrocedido hacia el norte y el 11º Ejército hacia el este junto con el Frente Oeste.  Estos movimientos han abierto la carretera a Dünaburg para los hombres de Manstein, que en el cuarto día de Barbarroja ha destacado a una fuerza de infantería motorizada hacia los puentes de Dünaburg.  Veamos ahora lo que ha pasado:

Grupo de Ejércitos Norte.

Batallas fronterizas del Grupo de Ejércitos Norte y carrera hacia el Divna.  Se incluyen las unidades que se dirigen hacia las dos cabezas de puente y que no han llegado aún.  Manstein ha logrado forzar hoy la más meridional.

Los Panzer avanzan hacia el río Divna desde dos direcciones. Por un lado, la 1ª División Panzer con un contingente de comandos Brandenburger se dirige hacia Jekolopis, donde pretende crear y explotar una cabeza de puente.  El avance más exitoso, sin embargo, y como ya se ha señalado, lo ha obrado el General Manstein al frente del LVI Cuerpo Panzer, quien ha dirigido sus tropas blindadas hacia el crucial paso del Dvina situado en Dünaburg.


Las tropas del LVI Cuerpo Panzer de Manstein ruedan a toda velocidad hacia Dünaburg.

Tras capturar el puente en Ariogala, sus tres divisiones se han desplegado a lo largo de una única carretera como un auténtico “centípedo blindado” y se han lanzado a la carrera hacia su objetivo. En 100 horas han logrado cubrir 200 millas de distancia, la distancia entre la frontera alemana y Dunkerque. Los aviones de reconocimiento de la Luftwaffe no han detectado fuerzas enemigas interponiéndose en su camino. Manstein le ha debido buena parte del éxito de su maniobra al hueco de 80 millas creado cuando el 16º Ejército Alemán y el 3º Grupo Panzer de Hemann Hoth han empujado al 11º Ejército Soviético hacia el este en lugar de hacia el norte junto con el resto del Frente de Kuznetsov.

Las tropas alemanas en Dünaburg.

Los Panzer del 4º Grupo Panzer de Hoepner (en el que se encuadra el LVI Cuerpo Panzer de Manstein) no cuentan con el apoyo de un ejército de infantería, esencialmente para permitirles rodar hacia Dünaburg libres de peso. Kuznetsov ha dado orden al 27º Ejército Soviético, reforzado con el 21º Cuerpo Mecanizado, dirigirse hacia la ciudad fortificada de Dünaburg. Una columna volante con un destacamento de comandos Brandenburgers en cabeza conduciendo camiones soviéticos capturados y seguidos por ingenieros y el 29º Regimiento Panzergrenadier, se ha deslizado a través de Letonia durante las primeras horas de la mañana de hoy, siendo observada pasivamente por soldados del Ejército Rojo que se desperezaban tras una noche de sueño. A las 08:00, primero los Brandenburgers y después el resto de elementos alemanes, han llegado a su objetivo en intervalos de 15-20 minutos, capturando un vehículo, dos puentes y el vital puente de ferrocarril sobre el Dvina. Los soviéticos han tratado de incendiar este último, pero los ingenieros alemanes han frustrado su intento.

Grupo de Ejércitos Centro.

Formación de Stukas sobre la Unión Soviética.

Los más de 200 aviones con los que cuenta von Richtofen han disfrutado de un divertido día de entrenamiento dando buena cuenta de los rezagados de Boldin, a menudo tanques sin combustible. El Bf-110, poco adecuado para los combates contra cazas en el Oeste, se ha relevado como un fantástico cazabombardero en los cielos de la Unión soviética. Tan pronto como los Panzer han capturado los aeródromos soviéticos, los escuadrones de cazas -pilotados por fogueados veteranos de España, Polonia, Francia y la Batalla de Inglaterra- han comenzado a operar desde ellos contra sus lamentables oponentes.

Las tenazas blindadas de la Wehrmacht convergen sobre Minsk.

En el norte, Hoth continúa explotando la herida abierta en las defensas soviéticas entre el Frente Norte-Oeste y el Frente Oeste. Su LVII Cuerpo Panzer tomó Vilna el pasado 24 mientras su XXXIX Cuerpo Panzer rodaba hacia el propio Minsk. Los tres cuerpos Panzer de Guderian, por su parte, convergen desde el sur hacia Minsk. Se prepara una gigantesca bolsa, mucho mayor que la de Bialystok y en la que encontrarán la derrota innumerables unidades soviéticas.

Grupo de Ejércitos Sur.

Tras derrotar el contraataque soviético, la mayor preocupación de von Runstedt ahora es que su 17º Ejército de Infantería se encuentra demasiado retrasado con respecto a las unidades Panzer. Hasta que las fuerzas del Eje situadas en el interior de Rumanía salgan, el Grupo de Ejércitos Sur ha de operar con su flanco derecho expuesto. El LII Cuerpo de Ejército tiene asignada la tarea de proteger la diestra del 17º Ejército de Stulpnagel. Ha sido precisamente aquí que el autor de Barbarroja, Erich Marcks, al mando de la 101ª División de Infantería Ligera, ha resultado gravemente herido cerca de Prezmysl y sufrido la amputación de una pierna, apenas cuatro días después de haber comenzado su campaña.


Infantería motorizada alemana asalta un pueblo soviético en Ucrania.


El 6º Ejército Alemán sostiene una línea peligrosamente alargada. Sin embargo, las unidades de señuelo emplazadas en los Cárpatos han retenido a muchas unidades soviéticas inútilmente desplegadas a lo largo de la frontera húngaro. Musychencko ha tomado la decisión de mantener L’vov. A pesar de que inicialmente no ha de enfrentarse a ninguna unidad de Panzer, la de defensa soviética en este sector cuenta con la 2ª, la 3ª, la 4ª y la 5ª Brigada Antitanque. El liderazgo alemán ha llegado a considerar la idea de hacer girar las formaciones del 1º Grupo Panzer hacia el sur para atacar L’vov desde la retaguardia, pero von Rundstedt no quiere oir una sola palabra de dividir su principal fuerza de ataque. Se teme un gigantesco atasco de fuerzas enemigas en L’vov que desafiaría cualquier maniobra rápida o de cerco. Justo entonces la 9ª División Panzer, recién entrada en batalla, ha logrado una penetración y amenazado la retaguardia de L’vov. Finalmente, el General Soviético Kirponos ha llegado a conclusión de que, por su parte, la lucha fronteriza ha terminado y ha dado orden de emprender la retirada mañana.

Vörwarts, vörwarts, deutsche Soldaten kennt keine Gefahren!
Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada