sábado, 11 de junio de 2011

La estrategia del Reich después de Barbarroja - 11/06/1941.

Camaradas,

El Alto Mando de la Wehrmacht ha emitido hoy una nueva Directiva con un contenido que a más de uno de nuestros enemigos quitaría el hipo de sopetón: las operaciones que acometerá la Wehrmacht cuando se haya alzado con la victoria sobre la Unión Soviética. El texto del revolucionario informe, detrás del cual se distingue el inconfundible genio del Führer, a pesar de no estar firmado, es el siguiente:

Un posible mapa político de Europa tras la victoria del Tercer Reich ante la Unión Soviética.  La Europa del Nuevo Orden.

Directiva Número 32: Preparativos para después de Barbarroja

[Borrador, pretende ser una base de trabajo para el caso de producirse una rápida victoria sobre Rusia]

A. Después de la derrota de las tropas soviéticas, Alemania e Italia ejercerán un dominio militar completo sobre el continente europeo -sin la Península Ibérica, por el momento-. Llegada esa situación, ya no existirá ninguna amenaza seria sobre los territorios del espacio europeo. En consecuencia, el tamaño de las fuerzas armadas podrá ser muy inferior al actual para cumplir con las tareas de seguridad y emprender las subsiguientes operaciones ofensivas.


¡Contra Inglaterra en el Norte de África!

El enfoque de la fuerza militar se podrá centrar entonces en la Kriegsmarine y la Luftwaffe. La cooperación franco-alemana deberá ser más profunda persiguiendo someter a las fuerzas británicas y eliminar la amenaza en el teatro del Norte de África, limitar todo posible movimiento de la flota británica en el Mediterráneo Occidental y el acceso de Gran Bretaña al flanco sudoeste de Europa, incluida la costa atlántica de África septentrional y occidental.

A su debido tiempo se tratará la cuestión de si España está dispuesta a contribuir o no a la expulsión de los británicos de Gibraltar.

Las celebraciones que seguirían a la victoria alemana ante la Unión Soviética empequeñecerían las fastuosas celebraciones que tuvieron lugar en Berlín el 20 de abril de 1939 con motivo del quincuagésimo cumpleaños del Führer.  El resto del artículo queda ilustrado con fotografías en color de aquella memorable jornada.  Disfrútenlas.

La posibilidad de la victoria sobre Rusia ejercerá una fuerte presión sobre Turquía e Irán y mejorará las perspectivas de que estos países, directa o indirectamente, puedan ser empleados en la lucha contra Inglaterra.


B. A partir de esta situación, una vez concluida de manera victoriosa la Campaña en el Este a finales de otoño de 1941 o durante el invierno de 1941-41, la Wehrmacht se puede plantear las siguientes cuestiones estratégicas:

1. La explotación económica y el aseguramiento de los nuevos territorios consquistados en el Este, con la plena participación de las fuerzas armadas. Se puede ignorar hasta más tarde la evaluación acerca de cuál será el alcance de estas fuerzas, aunque con toda probabilidad alrededor de 60 divisiones y una flota aérea, además de los aliados y las fuerzas amigas, sean suficientes para resolver los problemas militares que puedan surgir en el Este.



2. La continuación de la lucha contra la posición britnica en el Mediterráneo y el Cercano Oriente mediante un ataque concéntrico desde Libia a través de Egipto, desde Bulgaria a través de Turquía y, posiblemente también, a través de Transcaucasia e Irán.

a) En el norte de África es importante que sea conquistada la plaza de Tobruk para que pueda ser empleada como base para la continuación del ataque germano-italiano contra el Canal de Suez es creado. Se puede hablar del mes de noviembre como fecha prevista para la toma de Tobruk, bajo la premisa de que para entonces el Afrika Korps cuente con todos sus efectivos y se encuentre equipado con adecuadas reservas de todo tipo (incluída la transformación de la 5ª División Ligera en una División Panzer completa), pero sin que haya que transferir otras grandes unidades alemanas al Norte de África.

Los preparativos para el ataque exigen que la velocidad del transporte sea incrementada por todos los medios posibles, contando para ello con la ayuda de los puertos franceses y de África del Norte y, posiblemente, con la nueva ruta marítima de la zona meridional de Grecia.



Será tarea de la Kriegsmarine asegurar, en cooperación con la Armada italiana, el espacio de transporte necesario, incluyendo el empleo de buques franceses y neutrales. Contemplar la posibilidad de transferir al Mediterráneo lanchas rápidas alemanas.


Para mejorar el rendimiento de los puertos del norte de África hay que conceder todas las facilidades posibles a la Marina Italiana. La conclusión de las operaciones en el Este permitirá liberar las fuerzas aéreas y antiaéreas suficientes para continuar con éxito las operaciones en el Mediterráneo y fortalecer desde el aire a la flota italiana de transporte.


Para la gestión uniforme de las disposiciones de transporte se creará la “Agencia Nacional de Ultramar”, que trabajará bajo las directrices del Alto Mando de las Fuerzas Armadas en colaboración con el Cuartel General Alemán para las Fuerzas Armadas Italianas y el Comandante del Ejército en el Sureste.




b) A la vista de los refuerzos británicos que se espera lleguen al Cercano y Medio Oriente, y especialmente para proteger el Canal de Suez, se contempla una operación alemana desde Bulgaria y a través de Turquía con el objetivo de atacar la posición británica sobre el Canal de Suez por el este.

A tal efecto, hay que facilitar, tan pronto como sea posible, el despliegue de poderosas fuerzas en Bulgaria para convencer políticamente a Turquía o romper su resistencia mediante la fuerza de las armas.

c) Si el colapso de la Unión Soviética lo hace posible, también habrá que preparar una operación militar por parte de un cuerpo expedicionario motorizado que se lance contra Irak a través de Transcaucasia.




d) Utilización del movimiento de liberación árabe. La posición de los británicos en el Oriente Medio será mucho más difícil en tanto en cuanto las grandes operaciones alemanas estén sincronizadas con los movimientos árabes de descontento e insurgencia. Todas las actividades militares, políticas y propaganda relacionadas con ello deben estar muy bien cronometradas. Como centro nervioso de todas las deliberaciones y acciones en el mundo árabe, designo a la Sonderstab F (Comité Especial F), que deberá tomar asiento junto al Comandante de las Fuerzas Armadas del Sudeste. Los mejores expertos y agentes deben acompañarlo.

Las tareas del Comité Especial F las regula el Jefe del Ejército de Tierra. Los asuntos políticos deberán tratarse en consulta con el Ministro de Asuntos Exteriores.

3. El cierre de la entrada occidental al Mediterráneo a través de la eliminación de Gibraltar.

Los preparativos para la prevista Operación Félix deben retomarse de nuevo en su totalidad durante el lanzamiento de las operaciones en el Este. Es de esperar que incluso haya que hacer uso del territorio no ocupado francés, si no para el tránsito de tropas alemanas, sí para el transporte de suministros. La participación de las fuerzas navales y aéreas francesas queda dentro de lo posible.



El traslado de tropas alemanas al Marruecos Español tras la captura de Gibraltar se hará efectivo sólo en la medida que resulte necesario para garantizar el Estrecho.

Se proveerán los refuerzos necesarios para la defensa de la costa atlántica de África del Norte y Occidental, la eliminación de las posesiones británicas en el África Occidental y la recuperación para los franceses de la zona dominada por De Gaulle. La Kriegsmarine y la Luftwaffe podrán hacer uso de bases en África Occidental y en las islas del Atlántico con vistas a un mejor control del Estrecho de Gibraltar.

4. Además de estas posibles operaciones contra el poder británico en el Mediterráneo, nada más concluir la campaña del Este la Kriegsmarine y la Luftwaffe deberán volver a someter a Inglaterra a un completo estado de sitio.

Todo esto servirá a proyectos de defensa que tendrán prioridad dentro del programa integral de defensa. Al mismo tiempo, habrá que reforzar al máximo nivel la defensa aérea de Alemania. Los preparativos para el desembarco en Inglaterra tendrán que servir al doble propósito de retener al mayor número de fuerzas enemigas la parte continental británica y al de provocar un colapso inminente de Gran Bretaña.


¿El mundo del Nuevo Orden?  Posible mapa político del mundo si el Tercer Reich se alzara triunfante ante sus enemigos.

C. Por el momento se puede pasar por alto el momento en que habrán de dar inicio las operaciones previstas en el Mediterráneo. El mayor efecto operativo lo proporcionaría el inicio simultáneo de los ataques contra Gibraltar, Egipto y Palestina.

El hecho de que esto sea posible dependerá, además de una serie de factores, que todavía son visibles a día de hoy, siendo en primer lugar el de si la Luftwaffe será capaz de desplegar las fuerzas necesarias para apoyar estas tres operaciones simultáneamente.

D. Le invito al Comandante en Jefe a que reflexione acerca de estos planes preliminares y me informe de sus conclusiones a tiempo de que pueda adoptar mis instrucciones finales durante el desarrollo de la campaña en el Este.

[No firmado]


Führer befiehl, wir folgen!
Sieg Heil, Viktoria!
Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada