domingo, 12 de junio de 2011

El Führer recluta a Rumanía para la Gran Cruzada contra el Comunismo – 12/06/1941.

Camaradas,

Mientras nuestros enemigos derrotados pierden el tiempo con resoluciones inútiles, el Führer continúa perfilando los últimos detalles de la invasión de la Unión Soviética. En el día de hoy, 130 divisiones alemanas se agolpan sobre la frontera a lo largo de un frente que se extiende a lo largo de miles de kilómetros desde el Océano Ártico hasta el Mar Negro.

El Führer y el Conducator salen juntos del Führerbau.

Durante la mañana de hoy, el Führer se ha reunido con el Jefe de Estado de Rumanía, el Conducator Antonescu, en el interior del Führerbau en Munich, donde ha tenido lugar una importante conversación. Antes de la reunión, Antonescu ha depositado unas coronas de flores en el monumento a los caídos durante el Putsch de 1923 en la Plaza Königlicher: el Ehrentempel.

El encuentro del Führer y Antonescu inmortalizado por la Prensa alemana.  Al fondo, el Ehrentemple.

El comunicado que ha trascendido a la Prensa acerca de la entrevista que han mantenido el Führer de Alemania y el Conducator de Rumanía ha sido bastante aséptico, resaltando en los términos habituales el acuerdo total que tienen ambos países en sus puntos de vista y destacando que la base de las conversaciones ha estado en la colaboración política, económica y militar preconizada en la adhesión al Pacto Tripartito que firmó Rumanía en su tiempo.

Heil Conducator!

La realidad del encuentro ha sido mucho más profunda, pero por obvios motivos no se ha podido hacer pública: el Führer le ha informado al General Ion Antonescu nada más ni nada menos que de su intención de atacar la Unión Soviética y le ha solicitado el apoyo militar de Rumanía en la colosal empresa. A cambio de su apoyo, le ha prometido que devolverá a Rumanía las provincias de Bukovina del Norte y Besarabia, que fueron anexionadas por Stalin en junio de 1940.  Rumanía se convierte así en el primer país del mundo al que el Führer revela sus intenciones.  Antonescu se ha mostrado entusiasmado ante la idea de participar en la Cruzada cristiana contra el Bolchevismo infiel y le ha prometido su apoyo. “Por supuesto, estaré allí desde el primer día. Si usted se lanza contra los soviéticos, siempre podrá contar con Rumanía.”

Es lebe Rumanien!
Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada