jueves, 30 de junio de 2011

El Führer condecora a los ases de U-Boot Heinrich Liebe, Herbert Schultze y Engelbert Endrass - 30/06/1941.

Camaradas,

El Führer ha recibido hoy a tres comandantes de U-Boot, Heinrich Liebe, Herbert Schultze y Engelbert Endrass para hacerles la entrega de las Hojas de Roble a sus Cruces de Caballero de la Cruz de Hierro.

El Führer en el Wolfschanzze saluda a los nuevos héroes de U-Boote.

Estos tres comandantes son la flor y nata de la nueva generación de ases de U-Boote y vienen a sentar un nuevo ejemplo de lo que es la formidable fuerza submarina alemana tras la dolorosa pérdida que supuso la muerte de Günther Prien y Joachim Schepke y la captura de Otto Kretschmer.

Heinrich Liebe se ha distinguido al mando del sumergible U-38 con el que ha efectuado nueve exitosas patrullas, enviando al fondo del mar a 34 buques enemigos por un monto de 187.267 toneladas. El Gran Almirante Erich Raeder desea explotar sus vastos conocimientos en la guerra submarina y va a transferirlo al Alto Mando de la Marina.

Herbert Schultze se convirtió en una suerte de celebridad mediática después de que, el 11 de septiembre de 1939, tras hundir a un mercante británico, transmitiera al Almirantazgo Británico el siguiente mensaje: “cq – cq – cq- transmitir al Señor Churchill. He hundido al carguero británico Firby. Posición 58.40 Norte y 13.50 Oeste. Salven a la tripulación, si quieren. Submarino alemán.” A su regreso a puerto, una entrevista por parte de un corresponsal norteamericano con los detalles de la acción le granjeó fama mundial. Además de demostrar su humanidad, Schultze se ha revelado un soberbio comandante, habiendo hundido 26 buques enemigos con 169.709 toneladas a lo largo de siete patrullas, siempre al mando del sumergible U-48. Su registro no ha sido mayor porque una enfermedad lo ha mantenido postrado en el hospital durante cinco meses. Su próximo destino no pasa por comandar un solo U-Boot, sino que va a ser puesto al mando de toda una flotilla de sumergibles, la 3ª Unterseebootsflotille con base en La Rochelle.

Engelbert Endrass fue primer oficial a bordo del famoso U-47 del irrepetible Günther Prien, y en verdad no le ha desmerecido ni mucho menos el recuerdo su antiguo capitán. Endrass asumió el mando de su propio sumergible, el U-46, en mayo de 1940, y en seguida cosechó éxito tras éxito. Siete patrullas, 21 barcos hundidos (115.204 toneladas) y 4 dañados (25.491 toneladas) le han bastado para recibir las Hojas de Roble. A buen seguro que Günther Prien lo contempla con orgullo desde los Cielos.

Mercantes hundidos durante el mes de junio.  

Estas condecoraciones para la rama de los U-Boote nos recuerdan que la matanza en los océanos prosigue y, a pesar del desvío de fuerzas hacia el este que ha supuesto la Operación Barbarroja, durante este mes los U-Boote han logrado enviar al fondo de los océanos 60 buques mercantes con más de 300.000 toneladas de registro bruto.  Una de las últimas víctimas ha sido el Convoy HX-113 que, durante una semana ha estado sometido al acoso de una manada de diez U-Boote, los cuales han hundido a cinco de sus buques.  Las pérdidas totales Aliadas del mes, si se tiene en cuenta las acciones de la Luftwaffe en el Atlántico y el Mediterráneo y de la Kriegsmarine y la Luftwaffe en el Mar Báltico, superan las 600.000 toneladas.

Es lebe unsere U-Boote!
Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada