jueves, 17 de febrero de 2011

Pacto de Amistad Turco-Búlgaro: una nueva decepción para Inglaterra - 17/02/1941.

Camaradas,

Turquía y Bulgaria han firmado hoy en Ankara un Acuerdo de Amistad y No Agresión.  En tiempos normales, la firma de un Pacto de No Agresión entre Bulgaria y Turquía apenas hubiera tenido importancia. Desde la Segunda Guerra Balcánica, cuando la atención del pueblo búlgaro se desvió de la Tracia Oriental (Adrianópolis) hacia Macedonia y después de la Gran Guerra hacia el litoral egeo de la Tracia Occidental, las relaciones turco-búlgaras han sido buenas y un Pacto así no habría servido sino para reafirmarlas.

Momento de la firma del Pacto por parte de los plenipotenciarios turco y búlgaro.

Sin embargo, la firma de un Pacto de esta naturaleza en el momento histórico actual guarda una especial significación. Durante su último discurso, Churchill afirmó que había tropas alemanas en Bulgaria y, desde entonces, los medios londinenses han estado insistiendo machaconamente en el particular, buscando soliviantar a Turquía ante una supuesta “amenaza” alemana y en último término arrastrarla hacia el abismo de la guerra de su lado.

A pesar de que a día de hoy, Turquía no deje de ser una nación amiga de Inglaterra y de Grecia, a nadie se le escapa que la firma de este Pacto de Amistad y No-Agresión entre el Gobierno de Ankara y el de Sofía abre la puertas a la Wehrmacht al interior de Bulgaria. En efecto, al rubricar su firma sobre el Tratado Turquía implícitamente reconoce que ya no consideraría dicha maniobra alemana como una agresión, independientemente de lo mucho que pudiera perjudicar a los que de facto, siguen siendo sus amigos: Inglaterra y Grecia.

Bulgaria y sus vecinos en la actualidad.  No se incluyen los avances griegos en territorio albanés.

Por ello, nos consta que la noticia del Pacto ha caído en Londres como un mazazo mientras que en Berlín, como una auténtica bendición detrás de la cual se distingue con claridad la mano de nuestro querido Führer (ver los sucesos del pasado 13 de enero), maestro en diplomacia que, al mismo tiempo que consigue arrinconar a los enemigos del Reich y de Italia en una esquina del sudeste de Europa, está a punto de hacer realidad un frente común desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro contra el monstruo bolchevique.

Es lebe Deutschland!
Es lebe Bulgarien!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada