sábado, 26 de febrero de 2011

Günther Prien y los Focke Wulf Condor destrozan al Convoy OB 290 – 26/02/1941.

Camaradas,

El sumergible U-47 de Günther Prien, el famoso Toro de Scapa Flow, zarpó el pasado 20 de febrero del Puerto de Lorient en Francia para llevar a cabo su décima patrulla por el Atlántico. Hoy, tan solo cuatro días después de su partida, en plena madrugada, ha localizado al Convoy británico OB 290.

El U-47 a su salida del puerto de Lorient para efectuar su décima patrulla.

Con su singular maestría, Günther Prien ha ejecutado su ataque y alcanzado a cuatro de los mercantes con sus torpedos, logrando hundir a tres de ellos, el Kasongo, el Rydboholm y el Borgland y averiando gravemente a un cuarto, el Diala. El Kasongo ha lamentado la muerte de seis miembros de su tripulación, pero el resto de las tripulaciones han sido rescatadas por el HMS Pimpernel.

Con esta acción, el U-47 ha enviado al fondo del mar 12.000 toneladas en buques mercantes y averiado otras 8.000. A continuación, Günther Prien se ha puesto en comunicación con su Alto Mando y le ha informado de la posición del Convoy. La Wehrmacht ha puesto en funcionamiento su maquinaria de inmediato y asignado la misión al KG 40, con lo que el destino del convoy ha quedado sellado.

La tripulación de un bombardero FW Condor recibe las instrucciones de su misión.

A las 18:37, una formación de cuatro bombarderos de largo alcance Focke Wulf FW 200 Condor ha localizado a convoy y ejecutado un ataque soberbio contra todas las columnas del convoy en vuelo rasante, sobrevolándola entre 150 y 200 pies de altura. La artillería antiaérea de cobertura no ha servido de nada. Varios buques mercantes han resultado alcanzados por las bombas y hasta por el fuego de las ametralladoras alemanas.

Nuestros aviones se han cobrado otras siete víctimas entre los buques del vapuleado convoy: el Amstelland, el Beursplein, el Kyriakoula, el Llanwern, el Mahanada, el Solferino y el Swinburne. En total, las pérdidas británicas se han elevado a diez mercantes con 47.500 toneladas de desplazamiento en lo que constituye una aplastante derrota –otra más- de los británicos bajo las armas alemanas.

Es lebe Deutschland!
Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada