martes, 22 de febrero de 2011

El Scharnhorst y el Gneisenau destruyen cinco mercantes – 22/02/1941.

Camaradas,

El Scharnhorst y el Gneisenau han obtenido hoy su primer éxito durante el transcurso de la Operación Berlín al interceptar y hundir a cinco buques mercantes británicos en un punto situado 650 millas al este de Newfoundland.

Operación Berlín hasta hoy.

Todo ha comenzado a primera hora cuando los vigías del Gneisenau han oteado una prometedora estela de humo sobre el horizonte. Inmediatamente, todos los hombres se han apresurado a sus puestos de combate. Con los motores a toda máquina, la víctima no ha tardado en ser identificada: un convoy de mercantes británicos navegando sin escolta de vuelta hacia los Estados Unidos.

Tan pronto como el convoy se ha apercibido de la presencia de los cruceros de batalla alemanes, sus buques se han desperdigado aterrorizados. Simultáneamente, sus radios han comenzado a transmitir de manera alocada y no han hecho caso a las señales de advertencia de los cruceros de batalla. Son cerca de las 11:00 de la mañana y el Vice-Almirante Günther Lütjens ha dado órdenes de acallar a los mercantes británicos a base de cañonazos.

Günther Lütjens, Vice-Almirante de la escuadra alemana durante la Operación Berlín.  Su buque insignia es el Gneisenau, cuyo comandante es el Kapitän Otto Fein, recién nombrado después de que su anterior comandante, Harold Netzbandt, haya sido nombrado Jefe de Estado Mayor de Lütjens. Por otro lado, el Kapitän Caesar Hoffmann se encuentra al mando del Scharnhorst.

El primer barco hundido por nuestros cruceros de batalla ha sido el buque de pasajeros Kantara de 3.237 toneladas. A las 13:12 el Gneisenau ha hundido otro buque de pasajeros, el Trelawny de 4.689 toneladas mientras el Scharnhorst ha enviado al fondo al buque cisterna Lustrous de 6.156 toneladas. Por último, a las 16:23 el Gneisenau ha hundido al buque de carga A. D. Huff de 5.866 toneladas tras disparar sobre él 32 disparos de su artillería pesada de 11 pulgadas y mediana de 5.9 pulgadas. Otro carguero ha conseguido escapar a los cañones del Scharnhorst tras una breve persecución.

Además, los buques alemanes han sabido de un buque de carga de 5.483 toneladas llamado Harlesden situado a 50 millas de distancia y han enviado a uno de sus hidroaviones a poner fuera de combate su antena para evitar que pudiera transmitir señales de socorro. El hidroavión ha llevado a cabo su misión con éxito y, después, encuadrado en las pantallas de radar de nuestros cruceros de batalla, ha sido perseguido y hundido a las 23:08 de la noche.

Uno de nuestros cruceros de batalla rescata a náufragos británicos.

En doce horas, el Gneisenau y el Scharnhorst han logrado hundir 5 buques británicos con un total de 25.431 toneladas de desplazamiento. 11 marineros británicos han perdido la vida y 180 han sido rescatados por los buques alemanes. El coste en munición ha sido alto y, esa misma noche, el Almirante Lütjens ha roto su silencio de radio para transmitir la noticia de su éxito y dado órdenes a dos buques cisterna alemanes de reunirse con él en un punto cercano a las islas Azores para reabastecerlo, lo que situará a nuestros cruceros de batalla sobre las rutas mercantes entre África Occidental y Gran Bretaña.

Es lebe Kriegsmarine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada