miércoles, 23 de febrero de 2011

Grecia acepta la ayuda británica – 23/02/1941.


En breve, Gran Bretaña podrá celebrar tenidas masónicas en suelo griego.

Camaradas,

Nuestros enemigos han llevado a cabo en Atenas un perverso conciliábulo durante toda la noche de ayer y gran parte de hoy y, finalmente, el Primer Ministro griego Alexandros Koryzis y el emisario británico Anthony Eden han acordado lo que a la postre supondrá la perdición para Grecia.

En efecto, el gobierno griego ha estado de acuerdo en aceptar la entrada de una fuerza británica que sobre el papel contará con 100.000 soldados y un "adecuado apoyo de artillería y tanques". Los griegos se han mostrado muy reacios a aceptar una ayuda inferior a estas cifras, puesto que no resultaría suficiente para rechazar un posible ataque alemán y sin embargo proporcionaría al Führer la excusa perfecta para lanzarse contra ellos.


Vídeo de Anthony Eden en Atenas.

Anthony Eden y Alexander Korizis también han tratado la disposición del despliegue de fuerzas británicas. Los británicos prefieren situarse sobre la línea del Río Aliakmon, pero los griegos no desean dejar desprotegido el territorio que queda más allá de esta línea. No se ha alcanzado un acuerdo entre las partes pero los británicos han quedado satisfechos: ya pueden extender su Imperio a los Balcanes.

Alexandros Korizys, un pelele en manos británicas.

Lo que los griegos no saben es que la propuesta de Anthony Eden adolece de un defecto característicamente británico: la falta de sinceridad.  En efecto, Anthony Eden  ha prometido a los griegos tres divisioens de infantería, una brigada polaca, una division blindada y quizás más tarde una segunda brigada blindada. En total, unos 100.000 hombres con 240 cañones de campaña, 32 piezas de artillería media, 192 cañones antiaéreos, 142 tanques y 202 cañones antitanque. Además, cinco escuadrones adicionales de la RAF estarán disponibles para su despliegue.

Una fuerza que parece bastante formidable pero que, si prestamos atención a las palabras del Teniente Coronel De Guignand, uno de los miembros de la delegación militar británica, también tiene sus sombras:

El total de hombres y cañones son impresionantes en términos generales. Se me pidió que efectuara una lista en las que quedase reflejado el número total de elementos que proponíamos enviar a los griegos. Mi primera lista de soldados excluía categorías tales como ingenieros, y en total de cañones yo sólo tomé en cuenta las piezas de artillería. Parece que esto no era suficientemente bueno para uno del grupo de Eden que estaba preparando el informe. Preguntó si las cifras deberían hincharse con lo que a mi entender eran valores dudosos. Sentí que esto no era algo justo y que rozaba la falta de honestidad.

Postal realizada por los afrikaaner durante las Guerras Boer y que resulta muy aplicable a la situación de hoy.  En la postal se representa a Gran Bretaña como un pulpo que aferra y asfixia a sus colonias con sus patas. "Esta vez tienes Albión, frente a ti a un león. "

En realidad, las principales fuerzas que Gran Bretaña tiene intención de enviar a Grecia son, esencialmente, tropas de sus Dominios que combaten o entrenan en Oriente Medio y que a ojos de Gran Bretaña son hombres prescindibles que pueden enviar sin pestañar a una misión suicida. En concreto, la 2ª División de Nueva Zelanda y tres divisiones del 1º Cuerpo Ejército Australiano: la 6ª, la 7ª y la 9ª Divisiones de Infantería. El Ejército de Archibal Wavell que ha derrotado a los italianos en Cirenaica, por tanto, va a quedar considerablemente mermado.

Los griegos aún no son conscientes del alcance de su error. Han firmado con su sangre un pacto con el diablo y les va a salir caro. Obligado por las circunstancias, no pasará mucho tiempo hasta que el Führer tenga que lanzar a la Wehrmacht contra Grecia y rescatarla de la garra británica. Mayúscula será su sorpresa cuando descubran que Alemania no les atacará con toda su potencia tan sólo desde Rumanía, sino también desde Bulgaria, donde la Wehrmacht se dispone a desplegarse durante los próximos días en virtud a los acuerdos recientemente alcanzados entre el Reich y Bulgaria y entre Bulgaria y Turquía.

Ein Volk, ein Reich, ein Führer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada