viernes, 18 de febrero de 2011

Australia se estremece ante la amenaza del Japón – 18/02/1941.

Camaradas,

Los australianos comienzan a lamentar su sumisión al Imperio Británico. El Ministro de Asuntos Exteriores japonés Yosuke Matsuoka (antiguo embajador en Berlín y firmante del Pacto Tripartito) ha declarado que la raza blanca debería ceder Oceanía a los asiáticos. “Esta región dispone de suficientes recursos naturales para mantener de 600 a 800 millones de personas. En verdad, creo que tenemos el derecho natural de migrar ahí.“

Territorios bajo control japonés en la actualidad.

Los británicos, en su afán de proteger sus colonias de ultramar y sus insaciables intereses económicos han esquilmado al máximo los recursos humanos de sus colonias y dominios. Sin embargo, el interés japonés sobre Oceanía ha causado una ola de ansiedad en Australia, que tiene la mayor parte de sus fuerzas comprometidas en lejanos escenarios de guerra que ni le van ni le vienen (Libia y Abisinia) al servicio del Imperio Británico. Desde Gran Bretaña se le ha prometido a Australia que si el ataque japonés fuera inminente, su graciosa Majestad enviaría a todo correr una flota a Singapur, cuya base constituye el pilar defensivo británico en Asia, la puerta hacia Australia y, por ello, le ha urgido a reforzar la plaza.

La expansión japonesa hacia el sur podría amenazar los emplazamientos occidentales en Asia.

Precisamente hoy, un nuevo contingente de tropas australianas con 12.000 efectivos a llegado a Singapur para reforzar la fortaleza británica. La 11ª División India se encuentra desplegada ya en la zona y se espera que el III Cuerpo de Ejército Indio al completo llegue en mayo. Los británicos ofrecen muchas promesas, pero a la hora de la verdad se limpian las manos y encargan a sus súbditos la defensa de los territorios periféricos mientras se reservan sus mejores tropas.

Mientras tanto, nadie les ha explicado a los australianos qué tropas, qué flota naval ni qué fuerzas aéreas defenderán Singapur y Malaya hasta que la prometida ayuda británica llegue, si es que llega a hacerlo alguna vez y sobrevive el intento.

Es lebe Japan!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada