jueves, 11 de agosto de 2011

Los finlandeses hacen retroceder al Ejército Rojo en el Istmo de Carelia – 11/08/1941.


Soldados finlandeses posan ante la cámara armados hasta los dientes y listos para entrar en combate.

Camaradas,

Nuestros aliados finlandeses están realizando grandes progresos en los frentes de Carelia a ambos lados del Ladoga. En colaboración con fuerzas alemanas de apoyo, las tropas finlandesas del Mariscal Mannerheim empujan al Ejército Rojo con el objetivo de reconquistar los territorios perdidos durante la Guerra de Invierno y de enlazar con las tropas alemanas que ascienden a través de los países bálticos. Juntos, finlandeses y alemanes, se disponen a rodear Leningrado, la antigua San Petersburgo y capturar la que fuera capital de Rusia hasta 1918. Hoy vamos a ver el progreso de las tropas finlandesas en un sector crucial: el Istmo de Carelia.

Las diversas regiones de Carelia.

En el momento de comenzar la ofensiva el pasado 31 de julio, entre el Lago Ladoga y el Golfo de Finlandia se encontraban desplegados tres cuerpos finlandeses: el II Cuerpo (2ª, 15ª y 18ª Divisiones de Infantería) al norte del Río Vuoksi, el V Cuerpo (10ª División de Infantería) y el IV Cuerpo (4ª, 12ª y 8ª Divisiones de Infantería) en el lado de la costa. Por parte Soviética, el Ejército Rojo contaba con el 19º Cuerpo de Fusileros (142ª y 115ª Divisiones), el 50º Cuerpo de Fusileros (43ª y 123ª Divisiones), el 10º Cuerpo Mecanizado (198ª División Mecanizada) y, como reserva, la Región Fortificada de Carelia, del tamaño de una división, junto a la costa. Las 21ª y 24ª Divisiones Blindadas pertenecientes al 10º Cuerpo Mecanizado fueron transferidas a finales de julio al suroeste de Leningrado para enfrentarse a la ofensiva alemana.

Soldados soviéticos vigilan la línea de frente detrás de una ametralladora.

Al principio, soviéticos y finlandeses han permanecido a la defensiva y tan sólo se han producido algunas escaramuzas de tanteo, con fuerzas no superiores a un batallón, en las que ambos bandos han tratado de mejorar sus posiciones. La falta de reservas ha obligado a los soviéticos a retirarse a líneas más fáciles de defender y a organizar posiciones fortificadas en profundidad, con puntos fuerte de cemento y madera, trincheras y campos de minas, aunque los finlandeses no les han dado respiro y han avanzado sobre el terreno cedido para mantener el contacto con el Ejército Rojo. Esta situación se ha prolongado hasta que, el pasado 31 de julio, Mannerheim desencadenó su ofensiva.

Búnker soviético con sus troneras de disparo.

Artillería finlandesa abre fuego contra las posiciones soviéticas.

Los bolcheviques han concentrado sus trabajos de fortificación cerca del río Vuoksi y a lo largo de las carreteras, por lo que los finlandeses han volcado sus esfuerzos en efectuar estrechas y profundas incursiones sobre los terrenos sin carreteras, apoyados por carreteras de suministros tendidas por los ingenieros a través de los bosques y sobre las marismas. La 18ª División del Coronel Pajari atacó desde el bosque contra la sección más septentrional de la 115ª División Soviética y, en lugar de seguir la carretera, aseguró un cruce sobre la carretera y de nuevo avanzó a través del bosque hasta la siguiente carretera, donde realizó la misma maniobra. Los cruces de carretera los defienden las unidades finlandesas más potentes, que han tenido que combatir numerosos contraataques soviéticos apoyados con tanques. Durante uno de esos contraataques, el soldado Vilho Rättö capturó una pieza de artillería antitanque enemiga y disparando en punto muerto logró destruir cuatro tanques soviéticos, lo que le valió la primera Cruz de Mannerheim que es concedida a un soldado.

Soldado Vilho Rättö, héroe de Finlandia.

Finalmente, el 4 de agosto, los finlandeses lograron rodear y capturar el cruce de la carretera Ilmee, lo que obligó a los soviéticos a abandonar sus posiciones preparadas entre Ilme y la frontera. El peso principal del ataque de la 15ª División Finlandesa del Coronel Hersalo recayó sobre la 142ª División de Fusileros en un sector de dos kilómetros de anchura, donde se concentró casi toda la artillería finlandesa. Tras irrumpir a través de las fortificaciones fronterizas, las tropas de Hersalo avanzaron cinco kilómetros a través de los bosques antes de volver a la carretera, con lo que lograron rebasar las defensas soviéticas, que fueron cercadas y capturadas una a una por fuerzas finlandesas de retaguardia. Tras seis jornadas de avance, la 15ª División Finlandesa se encontraba tan sólo a tres kilómetros de la línea de ferrocarril Viipuri-Sortavala y a quince kilómetros de distancia de la esquina occidental del Lago Ladoga, lo que puso al alcance de su mano la posibilidad de cercar a todas las fuerzas soviéticas a su izquierda.

Una unidad finlandesa avanza a través de los tupidos bosques de Carelia.

Mientras tanto, la 2ª División Finlandesa del Coronel Blick había maniobrado para cercar dos batallones de infantería soviética que defendían el pueblo de Tyrjä rodeando con un regimiento la localidad por el este y empujando a los defensores hacia el Lago Tyrjänjärvi mientras otro regimiento rebasaba el pueblo por el sur. Con el apoyo de la artillería, los bolcheviques lograron resistir durante cuatro días antes de que se completara el cerco. Algunos soldados lograron escapar por los bosques, pero la mayoría de ellos y la totalidad de su equpo pesado quedaron atrapados. Los finlandeses también sufrieron cuantiosas bajas, lo que hizo que el 7º Regimiento de Infantería recibiese el nombre honorífico Regimiento de Tyrjä. La captura de Tyrjä abrió a los finlandeses la carretera hacia el cruce de ferrocarril de Elisenvaara y el 5 de agosto las primeras unidades finlandesas alcanzaron la línea de ferrocarril Viipuri-Sortavala.

El emblema del 7º Regimiento: el Regimiento de Tyrjä.

Soldados soviéticos se lanzan al contraataque.

El Comandante del 23º Ejército Soviético, el Teniente-General Gerasimov, dio orden el 4 de agosto de que la 198ª División de Fusileros interrumpiera su contraataque cerca de Sortavala y se desplazara al sur para atacar junto con la 142ª División de Fusileros a la 2ª División Finlandesa. Mientras tanto, la 115ª y la 43ª Divisiones de Fusileros debían retener a las reservas finlandesas. Por desgracia para ellos, esto no fue suficiente y la 115ª División de Fusileros hubo de retirarse hasta el río Helisevänjoki, donde las colinas y el río constituían formidables posiciones defensivas contra el ataque de la 18ª División Finlandesa.

Una unidad finlandesa avanza a lo largo de una vía ferroviaria.

La 18ª División Finlandesa avanzó hasta el río Helisevänjoki y alcanzó la línea de ferrocarril Viipuri-Sortavala en el cruce de carreteras de Inkilä el 8 de agosto. La 10ª División Finlandesa del Coronel Sihvo recibió la orden de avanzar entre la 15ª y la 18ª Divisiones y el 6 de agosto alcanzó a su vez la línea ferroviaria Viipuri-Sortavala. La 10ª División mantuvo su empuje en la dirección del ferrocarril Käkisalmi-Hiitola, pero las fuerzas bolcheviques lograron mantener abierta la carretera y la línea de ferrocarril hasta el 8 de agosto, día en que la 10ª División Finlandesa capturó la localidad de Hiitola. Cuando las primeras unidades de la 10ª División alcanzaron el Lago Ladoga al día siguiente, la última conexión terrestre con las tropas soviéticas que defendían la costa noroccidental del Lago Ladoga quedó gravemente amenazada. Los soviéticos han tratado de abrir la conexión con fuertes contraataques durante el 10 y el 11 de agosto (hoy), pero han conseguido nada.

Un soldado finlandés custodia a tres prisioneros de guerra soviéticos.

Mientras tanto, la 2ª División Finlandesa había logrado capturar el nudo ferrioviario de Elisenvaara el 9 de agosto, lo que abrió las rutas de suministros por ferrocarril desde Finlandia. Después de la batalla de Tyrjä, la 2ª División descansó durante dos días en la reserva antes de reanudar el ataque a lo largo de la vía de ferrocarril hacia la ciudad de Lahdenpohja, que cayo el 8 de agosto provocando la división de las fuerzas soviéticas en la cabeza de puente resultante. El mismo día, la 2ª División fue transferida al I Cuerpo de reciente creación con la orden de despejar el norte de la cabeza de puente soviética mientras a la 15ª y la 10ª Divisiones se les encomendaba la tarea de despejar el sur de la cabeza de puente, de donde los soviéticos comenzaron a retirarse por mar en dirección a la isla de Kilpolansaari. Esta retirada ha sido ejecutada de una manera ordenada y los finlandeses no han podido crear ningún nuevo gran cerco de formaciones enemigas, aunque no ha sido óbice para que Finlandia pueda jactarse de haber obtenido una gran victoria. En el día de hoy, 11 de agosto, la 15ª División Finlandesa ha capturado el nudo ferroviario de Hiltoli.  Prácticamente todas las fuerzas soviéticas han concluido su retirada a la península Huiskonniemi y la isla Kilpolansaari.

Es lebe Finnland!
Tod dem Bolschewismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada