sábado, 6 de agosto de 2011

Japón desea la paz, los Estados Unidos la guerra – 06/08/1941.

Camaradas,

El Gobierno Japonés se ha mostrado dispuesto a realizar una serie de concesiones a los Estados Unidos en China e Indochina a cambio del fin de la congelación de activos japoneses y del embargo comercial por parte de los Estados Unidos. El mensaje de Kichibasuro Nomura, Embajador de Japón en los Estados Unidos, es el siguiente:

Fotografía del Primer Ministro Japonés, Konoye, y su Gobierno, entre los cuales se distingue al General Hideki Tojo.  Todos ellos, auténticos hombres de paz.

A la vista de que el Gobierno de los Estados Unidos ha expresado cierta inquietud por la situación en la Indochina Francesa, el Gobierno del Japón, con el objeto de disipar sus malos presentimientos, me ha pedido que presente una propuesta y dé inicio a las conversaciones de manera confidencia y en un tono no oficial. Esta propuesta tiene por objeto responder a la sugerencia realizada por el Presidente Norteamericano el 24 de julio durante la conversación que mantuvo conmigo acerca de la creación de una nueva base de relaciones entre nuestras dos naciones.

El Gobierno de los Estados Unidos ha considerado inaceptable la propuesta japonesa y la ha devuelto de inmediato. Tras este rechazo preñado de desdén, una vez más el Gobierno de Japón ha hecho acopio de sus mejor diplomacia y ha propuesto una reunión entre el Príncipe Fumimaro Konoye, Primer Ministro Japónes, y el Presidente Franklin Delano Roosevelt para discutir el tema.

El Presidente Roosevelt, pegándose la gran vida a bordo del yate presidencial a costa del contribuyente.

El Presidente Roosevelt no va a poder dar una respuesta inmediata a esta cuestión, porque en estos momentos se halla en plena conspiración para la guerra. En efecto, el pasado lunes día 4 se embarcó a bordo del yate presidencial USS Potomac en Rhode Island para efectuar un supuesto viaje de placer en la compañía de la Princesa Martha de Noruega y otras personalidades.

Sin embargo, tras una jornada de pesca, a las 05:30 horas de la madrugada de ayer, el yate del Presidente atracó en plena mar junto al crucero pesado USS Augusta y subió a bordo. La opinión pública estadounidense recibe constantes notas de prensa en las que se hace referencia a las vacaciones del Presidente a bordo de su yate, en el que la bandera presidencial permanece izada y donde un hombre del Servicio Secreto Estadounidense, de aspecto similar al Presidente e imitando sus gestos y movimientos, mantiene la rutina a bordo. Mientras tanto, el crucero USS Augusta acompañado por otro crucero y cinco destructores, navega hacia la Bahía Placentia en Newfounland, Canadá, donde está previsto que Franklin Delano Roosevelt se encuentre con el Primer Ministro Británico, Winston Churchill.

Es lebe Nationalsozialismus!
Gott straffe Engelland und Amerika!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada