sábado, 16 de octubre de 2010

Creación del Ghetto de Varsovia - 16/10/1940.

Camaradas,

El Gobernador alemán de Polonia, Hans Frank, decreta que 113.000 residentes en un área de unas 3 millas cuadradas al suroeste del casco viejo de Varsovia deben abandonar sus casas y que todos los judíos de Varsovia deben trasladarse obligatoriamente a este barrio.

El establecimiento de “ghettos” judíos y la limitación de derechos de los judíos en elegir su lugar de residencia o desarrollar actividades económicas no es ninguna novedad. El comienzo de estos “reasentamientos” se remonta al siglo XI y han tenido lugar una y otra vez a lo largo de la Historia.

Expulsiones de judíos en Europa durante la Edad Media.

La idea de crear un ghetto judío en Varsovia surgió en febrero de 1940 poco después de la fundación del Departamento de Reasentamiento (Abteilung Umsiedlung) al mando de Waldemar Schön. Originalmente se planeó ubicar a los judíos en un recinto situado en un suburbio de Varsovia bordeado por el río Vístula en su lado oriental.

Pronto quedó claro que la idea no se iba a poder llevar a cabo. Surgieron pegas por varios lados, en particular por parte de la Administración Civil de Varsovia, que argumentó que la creación de un ghetto causaría mucho daño a la industria y a la economía. Dado que el ochenta por ciento de la mano de obra cualificada era judía, resultaba indispensable y no debía ser encerrada. El 8 de marzo de 1940, se pospuso temporalmente el establecimiento del ghetto.

Al mismo tiempo, el Gobierno General pensó en acondicionar el distrito de Lublin para acoger a todos los judíos residentes en el Gobierno General y en particular a los judíos evacuados y refugiados, muchos de ellos inmigrantes ilegales que habían cruzado la frontera sin autorización. Estos movimientos de población masivos habían creado problemas de higiene y seguridad policial en el distrito de Lowicz. La idea de reasentarlos en Lublin fue desestimada igualmente a comienzos de abril de 1940.

Heinrich Himmler con el Gobernador Hans Frank durante una visita de aquél a Cracovia.

El Departamento de Reasentamiento rescató entonces los trabajos preliminares para el establecimiento de un distrito judío en Varsovia. El Gobernador dio instrucciones de que este reasentamiento debía comenzar a una fecha lo suficientemente temprana como para salvaguardar a la población trasladada de los rigores del invierno.

Se pensó en dos ubicaciones distintas, una en el oeste que incluía los suburbios de Kolo y Wola y otra en el suburbio oriental de Grochow. Estas ubicaciones minimizarían los daños a la economía, la industria y el tráfico de la ciudad de Varsovia. Sin embargo, a la vista de los planes del Führer de que después de la guerra todos los judíos de Europa serían reasentados en Madagascar, se consideró que la creación de ghettos era una tarea absurda y se interrumpieron los trabajos.

Al final del mes de agosto de 1940, bajo la petición del departamento de Salud de Varsovia, se retomó la idea de crear un ghetto judío a la vista de la creciente concentración de tropas que se estaba acumulando en el distrito de Varsovia y con el objeto de proteger al Ejército Alemán y a la población. El Departamento para la Administración Interior del Gobierno General confirmó, el 20 de agosto de 1940, que era necesario establecer áreas judías de residencia pero que estas no serían ghettos herméticamente cerrados, sino distritos judíos a los que se permitiría el contacto necesario con el resto de la ciudad para mantener su viabilidad económica.

Construcción de una sección del muro del Ghetto en agosto de 1940.

Ya era demasiado tarde para establecer ghettos a las afueras de la ciudad tal y como se había planeado originalmente. Esto alargaría los trabajos al menos cinco meses y habría supuesto realojar a casi 600.000 personas. El reasentamiento debía estar terminado para mediados de noviembre de acuerdo con las recomendaciones del Oficial Médico del Distrito, o como mucho a finales de noviembre, dado que siempre había un mayor riesgo de epidemias durante los meses de invierno.

Situación del Ghetto dentro de Varsovia.

Centro de Varsovia en 1940, incluído el Ghetto.

Mapa detalle del Ghetto.

Después de muchas discusiones, negociaciones, visitas de campo y preparativos, se le presentó al Gobernador un plan. Finalmente hoy, el Gobernador Hans Frank ha dado las órdenes necesarias a todos los líderes locales y representantes de la ciudad de Varsovia para que se inicien los trabajos de reasentamiento y al Departamento de Reasentamiento que se haga cargo de la operación. Al mismo tiempo, ha emitido un Decreto (Decreto Núm. 40/50) referente al establecimiento de un distrito judío en Varsovia.

Las razones para el establecimiento del ghetto, dejando aparte los principios de reestructuración étnica (Volkstumrsordnung) en el área, son los siguientes:

1. El Ejército Alemán y la población deberán, en cualquier caso, estar protegidas contra los judios, portadores inmunes de bacterias epidemiológicas.
2. La separación de judíos del resto de la población, tanto polacos como alemanes étnicos (Volksdeutsche) es una necesidad política y moral. El pensamiento y la acción judías han dominado hasta ahora a las poblaciones de los territorios orientales. Los efectos beneficiosos de la eliminación de la influencia judía ya pueden verse. Si la tarea alemana de reconstrucción pretende tener éxito, entonces la libertad de actuación de lo s judíos en la zona debe terminar.
3. Una razón adicional es la necesidad de asegurar la ejecución de medidas de economía de guerra y la salvaguardia del nivel de nutrición general mediante la detención del mercado negro y la contención del aumento de precios.

Civiles judíos son trasladados al interior del Ghetto.

Roguemos a Dios porque el “reasentamiento” se lleve a cabo de la mejor manera posible y todas estas personas puedan sobrellevar durante el menor tiempo posible los rigores de la guerra que se ha impuesto al Reich.

Es lebe Hans Frank!

1 comentario:

  1. Vaya piara de psicópatas. Espero que os enchironen por negación del holocausto, banda de desalmados , sádicos , cobardes y degnerados.

    ResponderEliminar