viernes, 23 de diciembre de 2011

Ropa de invierno para las tropas alemanas como regalo de Navidad – 23/12/1941.

Camaradas,

Hace tres días, el 20 de diciembre de 1941, el Führer convocaba al pueblo alemán a llevar a cabo una “colecta de ropa de invierno” para los soldados del Frente Este en los siguientes términos:

Un soldado alemán se prueba un atuendo completo de invierno.  Por desgracia, esta clase de equipo no ha llegado a tiempo a las tropas del frente.

¡Pueblo Alemán!

Aunque la Patria no se vea amenazada directamente por el enemigo, con la excepción de los ataques aéreos, millones de nuestros soldados, después de un año de difíciles combates, se enfrentan a un enemigo muy superior numérica y materialmente. Gracias a la conducta y valor de los oficiales y soldados se han obtenido victorias como nunca antes se habían visto en la historia mundial.

El mayor frente de todos los tiempos se mantiene y lucha desde las regiones polares hasta el Mar Negro, desde lo campos de nieve de Finlandia hasta las montañas de los Balcanes. Y así seguirá hasta que vuelva a llegar la hora de la destrucción final de su más peligroso enemigo.


Soldados alemanes en el mes de octubre de 1941 ataviados con ropa "de invierno" improvisada, como manteles, sábanas de cama y ropa civil incautada.

Si el Pueblo Alemán desea dar algo a sus soldados en Navidad, entonces debería darle las ropas más cálidas de que pueda prescindir durante la duración de la guerra. En tiempos de paz, todas ellas podrán ser reemplazadas fácilmente.

A pesar de todo el equipamiento invernal que ha sido provisto por el Alto Mando de la Wehrmacht y sus ramas individuales, ¡nuestros soldados merecen lo mejor! ¡La patria puede ayudarles en ello¡ Eso demostrará al soldado del Frente Este que la Comunidad del Pueblo (Volksgemeinschaft) por la que lucha no es una frase vacía en la Alemania Nacional Socialista.

Adolf Hitler.

El éxito de la campaña de recogida de ropa de invierno, en el noticiario semanal Wochenschau.

Después de tan solo tres días, este llamamiento del Führer ha obtenido una respuesta masiva en todo el Reich, donde se han recogido toneladas y toneladas de abrigos de piel, bufandas, gorros, guantes, orejeras, esquíes y trineos. Por desgracia, esta situación ha dado pábulo también a la aparición de ciertos individuos que, aprovechándose de la coyuntura, han pretendido enriquecerse a costa de la generosidad del pueblo alemán al más puro estilo judío. Por ello, en el día de hoy el Führer se ha visto obligado a emitir un segundo decreto relativo a la “protección de la colecta de ropa de invierno para el frente”, con el siguiente contenido:

En un punto de recogida de ropa de invierno, unos soldados alemanes se prueban los abrigos de piel que las operarias textiles voluntarias han confeccionado para las tropas del frente.

La colecta de ropa de invierno para el frente representa un sacrificio del Pueblo Alemán para sus soldados. En consecuencia, ordeno lo siguiente:

Cualquiera que se enriquezca con los objetos recogidos u objetos designados para la recogida por parte de una persona autorizada, o cualquiera que de otro modo desvíe estos objetos de su propósito, recibirá la pena de muerte. Esta orden entra en vigor a partir del momento en que sea anunciada a través de la radio, y será efectiva en el Gran Reich Alemán, el Gobierno General de Polonia y en los territorios ocupados por las tropas alemanas.

El Führer, Adolf Hitler.

Führer befiehlt, wir folgen Dir!
Nichts für uns, alles für Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada