jueves, 8 de diciembre de 2011

Führerdirektive Nr. 39: Abandono de las Operaciones Ofensivas en el Frente Este - 08/12/1941.

Camaradas,

Después del giro que han tomado los acontecimientos en el Frente Este, el Führer ha decidido emitir una nueva Directiva con una serie de instrucciones de lo más sensatas para que la Wehrmacht afronte el combate defensivo invernal con garantías. El Führer, genial estratega que sabe dirigir con mano firme tanto las acciones ofensivas como las defensivas, llega a aceptar incluso el abandono de ciertas posiciones en las que las tropas alemanas puedan estar expuestas y su repliegue a posiciones defensivas más óptimas. Hasta sus enemigos reconocerían en esta ocasión, caso de tener conocimiento de esta Führerdirektive secreta, que el Führer se ha mostrado de lo más razonable.


Fuhrerdirektive Nr. 39.


La sorprendentemente temprana llegada del crudo tiempo invernal en el este y las dificultades en el suministro que se han derivado de ello obligan al cese inmediato de todas las grandes operaciones ofensivas y a la adopción de una actitud defensiva.

La conducción de estas acciones defensivas quedará determinada por el objetivo al que está dirigida, es decir los siguientes;
(a) Retener aquellas áreas que resulten de gran importancia al enemigo con respecto a sus operaciones y producción de armamento.
(b) Hacer posible la rehabilitación y recuperación de las fuerzas de la Wehrmacht comprometidas en el este.
(c) Provocar a través de las medidas arriba mencionadas los prerrequisitos necesarios para reanudar las operaciones ofensivas a gran escala en 1942.

Específicamente, ordeno lo siguiente:


Los Landser, a la defensiva.

I. Ejército (Heer):


1. El grueso del ejército en el este adoptará lo antes posible una actitud defensiva en posiciones que permitan economizar los efectivos humanos designadas por el comandante en jefe del ejército. A continuación iniciarán la rehabilitación de las unidades, mientras en particular las unidades de tanques y motorizadas son retiradas de primera línea de frente.

2. Allá donde el frente sea replegado en ausencia de presión enemiga, se debe en primer lugar preparar una posición en la retaguardia que permita mejores condiciones de habitabilidad y mejores instalaciones defensivas para las tropas que las posiciones que se mantenían anteriormente.

El abandono de cruciales comunicaciones laterales a manos del enemigo puede poner en peligro otros sectores del frente que no se encuentren tan consolidados. Donde esto ocurra, los tiempos de la retirada de sectores particulares deben tener en cuenta la situación general

3. El perímetro de frente debe ser calculado para facilitar el alojamiento de las tropas y para permitir la organización de un sistema de suministro simplificado que también funcionaría durante el deshielo.


El Frente Este desde el 22 de junio.  En esta directiva, el Führer autoriza repliegues parciales para eliminar esos peligrosos salientes que se ven en la línea de frente y que invitan al Ejército Rojo a cercar a las unidades de la Wehrmacht, paralizadas por el frío.  Pero la intención del Führer no es, ni mucho menos, dar luz verde a una retirada general.

Las posiciones de intercambio y retaguardia deben ser diseñadas y construidas como si se trataran de operaciones, y las siguientes misiones especiales han de llevarse a cabo:

(a) Sebastopol deberá ser capturada lo antes posible; el empleo del grueso del Undécimo Ejército (salvo los contingentes que sean requeridos para la defensa costera) se decidirá después de la conclusión de la lucha en esa área.
(b) El Grupo de Ejércitos Sur, a pesar de todas las dificultades, debe esforzarse en lograr las condiciones que, en condiciones meteorológicas favorables, permitirían desatar una ofensiva para capturar la línea del bajo Don-Donetsk mientras todavía es invierno. Eso proporcionaría condiciones favorables para la ofensiva de primavera dirigida contra el Cáucaso.
(c) El Grupo de Ejércitos Norte tendrá que acotar su frente este y sudeste al norte del Lago Ilmen sin renunciar a la carretera y línea de ferrocarril de Tikhvin a Volkhov y de Kolchanovo al enemigo, una condición esencial para solucionar la situación al sur del Lago Ladoga tan pronto como los refuerzos lleguen. Sólo a través de esto se puede asegurar el aislamiento final de Leningrado y el enlace con el Ejército Finlandés de Carelia.
(d) Si se descubriera que el enemigo ha retirado el grueso de sus fuerzas de la franja costera al sur de la Bahía de Kronshtadt y ya no tiene intención de plantar allí ninguna defensa seria, la costa en esa zona debe ser capturada para economizar fuerzas.


Dos pilotos de la Luftwaffe sobre la cabina de su Messerschmitt Bf 110 en pleno invierno ruso.

II.  Fuerzas aéreas (Lutwaffe).

1. La misión de la Luftwaffe será desbaratar la rehabilitación de las fuerzas armadas rusas tanto como sea posible mediante ataques contra los centros de armamento y entrenamiento, especialmente Leningrado, Moscú, Shcherbakov, Gorki, Voronezh, Rostov, Stalingrad, Krasnodar y demás. De particular importancia resulta continuar atacando las líneas de comunicaciones por las cuales el enemigo vive y la utilización de las cuales hace peligrar nuestros propios sectores del frente. Además de combatir a la fuerza aérea enemiga, se debe proporcionar un apoyo total al ejército alemán en la defensa contra los ataques enemigos desde el suelo y desde el aire.

2. Los planes de organización, de acuerdo con los límites de los grupos de ejércitos, que se me han remitido, y la fuerza de los contingentes de la Luftwaffe que se ha planeado permanezcan en el este, tienen mi aprobación. Allá donde la situación lo permite, en base a la conclusión de las operaciones del ejército, formaciones individuales pueden ser retiradas para su rehabilitación y entrenamiento.

3. Al objeto de repeler cualquier ofensiva de invierno con efectividad, y para hacer posibles nuestras planeadas operaciones de invierno (ver I.4) se debe mantener una organización terrestre que permita el inmediato intercambio de fuerzas y el envío de fuerzas desde unidades retiradas. Con este fin, las zonas de rehabilitación se organizarán lo más cerca posible del frente este.

La dotación de tierra de un aeródromo de la Luftwaffe revisa un Junkers Ju 87 Stuka provisto de esquíes para el aterrizaje y despegue sobre el hielo.

4. Resulta especialmente importante para la detección y la observación tempranas de movimientos de reagrupamiento por parte del enemigo, que se efectúen reconocimientos aéreos continuos, completos y de largo alcance. El ejército y la Luftwaffe se ayudarán mutuamente en esta tarea mediante la asignación de recursos y misiones.

5. Continuaré reservándome el derecho a autorizar la retirada del frente cerca de Moscú de aquellos contingentes que todavía se encuentren destinados para su empleo en el área del comandante en jefe del sur.

6. Las fuerzas locales deben asegurar la defensa aérea de sus propias áreas de alojamiento y suministro y también de sus importantes comunicaciones de retaguardia. Al objeto de tomar contramedidas efectivas cuando se identifiquen concentraciones de fuerzas áreas enemigas de ataque, se llevarán a cabo los preparativos que permitirán la rápida creación de concentraciones de nuestras propias fuerzas de caza para su intercepción.


Dragaminas alemán con carámbanos de hielo.

III. Marina (Kriegsmarine).

La Kriegsmarine dará pasos orientados a asegurar que la ruta marítima a Helsinki, que será menos peligrosa tras la captura de Hanko y Ostrov, se encuentre disponible para la navegación comercial a gran escala y para los movimientos de suministros para nuestras fuerzas en Finlandia.

El número de pequeños buques que serán construidos en Alemania y en los países aliados u ocupados para las operaciones de suministro (en especial a través del Mar Negro y el Mar Egeo) debe ser aumentado todavía en mayor medida, relegando a segundo plano todos los encargos que no resulten absolutamente vitales y las consideraciones defensivas.

IV. Hay que asegurar los reemplazos de personal para la Wehrmacht en 1942, incluso en el caso de que las bajas aumenten mucho. Dado que la generación de 1922 (es decir, los hombres alemanes nacidos en 1922 y, por lo tanto, aptos para el servicio en el Ejército Alemán como veinteañeros en 1942) será insuficiente por sí solo, hace falta tomar medidas drásticas. Por lo tanto, ordeno lo siguiente:


Reclutas de la Wehrmacht juran fidelidad al Führer.

1. Todo el personal que se encuentre ahora en servicio en la Wehrmacht en Alemania o en misiones especiales (por ejemplo, la misión de la Wehrmacht en Rumanía) que no resulte imprescindible deberá estar disponible para el frente de combate mediante un amplio programa de reducción.

Los soldados de generaciones jóvenes que se encuentren ahora en la Zona del Interior o en servicios de retaguardia reemplazarán con el mismo propósito a los soldados de primera línea más mayores.

2. En lo que respecta al intercambio entre los teatros de guerra oriental y occidental, se aplicarán las siguientes reglas:

Las divisiones completamente utilizables de segunda y tercera oleada que se encuentren estacionadas en el oeste serán intercambiadas por divisiones del este que hayan sido excepcionalmente desgastadas en combate. Se acepta que en Francia se produzca un debilitamiento temporal de las fuerzas, tan sólo durante el invierno. Los oficiales, suboficiales y soldados con experiencia en combate de divisiones del este que se encuentren en la lista de candidatas para ser disueltas serán asignados a dichas divisiones occidentales.

Seré yo quien decidiré cuando tenga ante mí el plan completo del ejército para su reorganización y disposición, si las otras divisiones occidentales del oeste que no puedan ser empleadas como unidades de combate en el este tendrán que ser disueltas y empleadas para reponer a divisiones del este que hayan sido severamente castigadas.
En cualquier caso, la efectividad combativa del ejército del oeste debe mantenerse lo suficientemente elevada como para asegurar la protección de las costas y la ejecución de la Operación Attila.

3. Los jóvenes trabajadores con exenciones en el servicio serán reemplazados en la mayor medida posible por prisioneros y trabajadores civiles rusos, quienes serán puestos a trabajar en grupos. El Alto Mando de la Wehrmacht emitirá directivas especiales a ese respecto.

Adolf Hitler.

Führer befiehl, wir folgen Dir!
Ein Volk, ein Reich, ein Führer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada