viernes, 2 de diciembre de 2011

La Fuerza Z llega a Singapur – 02/12/1941.

Camaradas,

Fuerza Z es el nombre clave de un contingente de la Royal Navy que ha llegado hoy al puerto de Singapur, uno de los muchos enclaves que el Imperio Británico mantiene en Extremo Oriente.

El Prince of Wales llega a Singapur.

Compuesta por el acorazado HMS Prince of Wales, el crucero de batalla HMS Repulse y cuatro destructores, la Fuerza Z constituye la más importante presencia naval con que cuentan los Aliados en Asia en estos momentos y ha sido recibida con gran júbilo por la población civil y militar de Singapur. Sus habitantes ven cada vez más a Japón como una amenaza y sienten que un despliegue de fuerza y un “ondear de banderas” va a ser un buen revulsivo para advertir a los japoneses contra cualquier acción agresiva. Además, la considerable potencia de fuego de tanto el Repulse como el Prince of Wales supondrán un notable refuerzo para las baterías costeras de 15 pulgadas de que dispone la fortaleza de Singapur.

Pieza de artillería costera de 15 pulgadas en Singapur realizando pruebas de disparo.

La llegada de la Fuerza Z supone el final de un largo desencuentro entre el Almirantazgo y el Primer Ministro Winston Churchill. El Almirantazgo deseaba enviar una fuerza a Extremo Oriente a modo de exhibición de fuerza. En esto Churchill estaba de acuerdo. Sin embargo, él quería que una pequeña pero poderosa fuerza naval estuviera basada en Singapur, mientras que el Almirantazgo quería enviar una fuerza naval todavía inferior a Ceylan. Churchill, sin duda desinhibido por el alcohol, desdeñó al Almirantazgo diciendo: “Un acorazado tipo King George V ejerce un terror generalizado y amenaza todos los puntos a la vez.  Aparece y desaparece, causando reacciones y perturbaciones inmediatas en el bando contrario.”

Los Almirantes Thomas Phillips y Arthur Palliser, máximas autoridades de la Royal Navy en el sureste asiático, retratados hoy en el puerto de Singapur.


Sin embargo, aunque muchos hayan recibido con los brazos abiertos la llegada de los dos grandes buques de guerra, hay unos cuantos que en silencio se preocupan por que la Fuerza Z no disponga de cobertura aérea. El portaaviones HMS Indomitable debía haber acompañado a la Fuerza Z, pero ha resultado dañado tras encallar durante unos ejercicios y no ha podido navegar junto con el Repulse y el Prince of Wales. Por si esto no fuera poco, además, los Aliados cuentan con muy pocos cazas modernos en Malaya, lo que hace que la Fuerza Z sea muy vulnerable ante los ataques aéreos. Los japoneses sabrán sacar provecho de esta debilidad, no nos cabe duda.

Es lebe Japan!
Gott straffe Engelland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada