martes, 13 de diciembre de 2011

Guerra de comunicados en el Frente Este - 13/12/1941.

"Traidores".  Así califica la propaganda alemana a los que sintonizan, escuchan y hacen caso de las mentiras que propalan Radio Moscú y Radio Londres.

Camaradas,

En un comunicado emitido hoy a través de Radio Moscú se ha afirmado que el Ejército Rojo ha logrado aplastar al Ejército Alemán a las puertas de Moscú en su último intento por conquistar la capital roja. Los propagandistas soviéticos han clamado haber reconquistado las ciudades de Stalinogorsk, situada a 200 kilómetros al sudeste de Moscú; Solnechaya Gora, 65 kilómetros al noroeste; Rochachev, al noroeste de Moscú, cerca de Klin; Yakhroma, cerca de Klin; Venev, 50 kilómetros al noreste de Tula; Kristra, en la región de Tula; Mikhailov, 100 kilómetros al este de Tula; Yetisan, al oeste de Venev. Klin, localidad clave situada 80 kilómetros al noroeste de Moscú, ha quedado rodeada, y a continuación el Ejército Rojo ha continuado avanzando hacia el sudoeste.

La propaganda soviética se ufana de que las pinzas soviéticas son más poderosas que las alemanas.

Además, en el fantástico comunicado se ha dicho que, durante las operaciones llevadas a cabo desde el 16 de noviembre hasta el 10 de diciembre, los alemanes han perdido –según informes incompletos- unos 85.000 hombres, además de 1.434 tanques y 5.416 vehículos con sus correspondientes tropas y abastecimientos; 575 cañones, 399 morteros, 870 ametralladoras y grandes cantidades de otros materiales. “No podemos ofrecer cantidades exactas porque las operaciones están todavía en curso”, ha concluido Radio Moscú.

La respuesta de Berlín.

El Reichsminister Goebbels todavía tiene mucho que enseñarles a los soviéticos acerca de las técnicas de propaganda modernas.

En los medios competentes de la capital alemana no ha causado sorpresa alguna el hecho de que los soviéticos transformen en victorias sensacionales las acciones de las tropas alemanas en el frente del Este, impuestas por las condiciones locales y estacionales. En los medios de Berlín no se ha dejado nunca de poner de relieve que las tropas alemanas, al llegar el invierno, ocuparían las posiciones más favorables desde el punto de vista estratégico, lo que llevaría consigo ciertos desplazamientos en el frente, bien hacia delante o bien hacia atrás de las líneas actuales.

La continuación de las operaciones en el Este depende a partir de ahora exclusivamente del invierno ruso.

Estos movimientos, puramente tácticos, están siendo llevados a cabo ahora. En apariencia, los soviéticos no se han dado cuenta hasta ahora de que estas retiradas estratégicas son medidas que forman parte de un plan fijado previamente. Así es, camaradas, los repliegues efectuados en el frente por motivos tácticos no tienen nada de retirada ni de avance bolchevique en el sentido que pretende Moscú. Además, estas rectificaciones son de una importancia territorial tan mínima, que apenas pueden verse en un mapa. Esto explica el que las "victorias" dejen a Berlín completamente indiferente. Las cifras dadas por los soviets sobre material capturado a los alemanes son consideradas en Berlín como totalmente fantásticas.

Una imagen vale más que mil palabras o que mil carteles de propaganda.  La Contraofensiva de Invierno soviética se ha convertido en un suicidio en masa.

El plan de la Wehrmacht se ha explicado a través de Radio Berlín de la siguiente manera: “El Ejército no espera capturar Moscú este año. Las principales operaciones han quedado suspendidas hasta la primavera. Entonces, Moscú será conquistada. El combate en estas condiciones resulta prácticamente imposible. No hay razón para exponer a las tropas a los terribles rigores del invierno ruso. Los oficiales y soldados se aprestan a protegerse del frío.”

Der Sieg wird unser sein!
Deutschland siegt an allen Fronten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada