sábado, 6 de noviembre de 2010

Italia rechaza a los británicos en Abisinia - 06/11/1940.


Posición defensiva italiana en Gallabat.

Camaradas,

La primera contraofensiva británica en África Oriental ha sido ahogada en un mar de sangre. Todo ha tenido lugar en la frontera entre Abisinia y Sudán, en un punto en el que existen dos estaciones fronterizas: Gallabat en el lado sudanés y Metemma en el lado abisinio. Entre las dos apenas hay un kilómetro de distancia, separadas por un curso de agua (el wadi o Frontera Khor) ancho y seco, conectadas por una carretera. Los italianos arrebataron de manos de los británicos la posición de Gallabat al comienzo de la campaña.

General Slim, con los prismáticos que le han permitido contemplar de cerca la derrota de sus tropas.

El General de Brigada William Slim, con la 10ª Brigada India, 12 tanques del 4º Regimiento Real de Tanques y algunas baterías del Regimiento Real de Artillería, ha dirigido este primer ataque contra los italianos del África Oriental Italiana, que han desplegado sus fuerzas de su 4ª Brigada Colonial en un fuerte de barro y piedra sobre la colina de Gallabat y los Batallones Coloniales 77º y 25º y seis piezas de artillería al este del wadi, en Mettema.

Cañones disparando contra Metemma, 1940.  Acuarela de Edward Bawden.

El ataque ha comenzado cuando el Regimiento Real de Artillería británico con el apoyo de tanques ha bombardeado con intensidad el fuerte de Gallabat. Los italianos han resistido con encono, pero finalmente se han visto superados y la posición ha caído. El posterior contraataque desde Metemma por parte de los Batallones 77º y 25º ha sido rechazado.

Área de Gallabat-Metemma.

Sin embargo, antes de que las fuerzas de Slim pudieran reagruparse para lanzarse sobre Metemma, han sido golpeadas desde el aire por la aviación italiana y desde el suelo y por la artillería de montaña italiana. A pesar de que la superioridad británica sobre el terreno, los enjambres de cazas y bombarderos italianos han derrotado a las fuerzas aéreas británicas y se han hecho con el control absoluto del cielo. Entonces, cuando las bombas han comenzado a caer a placer sobre las tropas británicas, no ha tardado en cundir el pánico. Finalmente, los británicos han decidido poner punto y final a la carnicería y se han retirado.

El balance final del combate es así de elocuente: los británicos han perdido 167 soldados, incluidos 42 muertos, 6 de sus 10 aviones de caza y 9 de sus 12 tanques.

Viva l’Italia!
Per il Duce, per l'Impero!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada