sábado, 27 de noviembre de 2010

Batalla del Cabo Spartivento - 27/11/1940.

Camaradas,

Tal y como dijimos ayer, una flota italiana compuesta de 2 acorazados, 6 cruceros pesados y 14 destructores surca el Mediterráneo a toda máquina para desbaratar un convoy británico que navega con destino Malta bajo una pesada escolta. Al caer la noche de ayer, la lancha torpedera italiana Sirio estableció el primer contacto visual con la formación británica e informó de la presencia de navíos de guerra enemigos que se dirigían hacia el este.

Los británicos, conscientes de que la flota italiana se ha lanzado en su persecución, ha enviado a sus buques de guerra hacia el norte para tratar de impedir que se acerquen a los buques de carga que se dirigen a Malta. A las 9:45 de la mañana de hoy, un hidroavión del crucero Bolzano ha localizado al destacamento británico.

El crucero italiano Bolzano abre fuego.

Británicos e italianos se han aprestado para la batalla. Con 2 acorazados, 5 cruceros, 12 destructores y 1 portaaviones, los británicos se encuentran en inferioridad artillera, aunque el portaaviones les proporciona una considerable ventaja. El Almirante Sommerville despliega sus fuerzas en dos grupos: los cruceros por un lado y los acorazados por el otro mientras al sur, el portaaviones HMS Ark Royal se prepara para lanzar sus Swordfish.

El crucero británico Southampton, bajo el fuego de los navíos italianos.

Por su parte, el Almirante Campioni organiza sus fuerzas en tres grupos: dos de ellos integrados por cruceros y el tercero por sus dos acorazados; los destructores se distribuyen entre las tres agrupaciones. A las 12:07, los aviones de reconocimiento informan a Campioni de que las fuerzas navales están muy equiparadas. El Almirante italiano tiene órdenes de evitar el combate a menos que las tornas se inclinen claramente a su favor, así que ordena a sus grupos de cruceros que se unan a los acorazados y se preparen para retirarse. Sin embargo, la formación de cruceros que navega en cabeza ya se encuentra en posición de combate y no va a poder evitarlo.

Los acorazados italianos, con el Vittorio Veneto en primer plano, se emplean a fondo.

A las 12:22, las formaciones de cruceros británica e italiana entran dentro del alcance de sus cañones y el Fiume abre fuego a 23.500 metros de distancia, dando comienzo a la batalla. El intercambio artillero se sucede mientras la distancia se va reduciendo, haciendo cada vez más evidente la superioridad italiana. El viejo acorazado británico HMS Ramillies nivela la balanza durante algunos minutos, pero es demasiado lento para mantener la formación y abandona la batalla después de algunas pocas salvas a las 12:26. Cuatro minutos más tarde, la fuerza de cruceros italiana recibe la orden de retirarse a pesar de que la batalla se encuentra claramente a su favor. Los cruceros italianos aumentan su velocidad hasta los 30 nudos, tienden cortinas de humo e inician la retirada. Hasta este momento, el destructor italiano Lanciere y el crucero pesado británico Berwick han resultado alcanzados por el fuego de artillería.

El portaaviones HMS Ark Royal, encuadrado por la artillería italiana.

El acorazado HMS Renown se ha unido a la batalla y disparado contra los cruceros italianos, pero el acorazado Vittorio Veneto ha abierto fuego a las 13:00 desde 26.000 yardas y espantado al HMS Renown. Después de 7 salvas del Vittorio Veneto, los buques de guerra británicos han decidido que ya han tenido suficiente y se han retirado a su vez. El combate se ha prolongado durante un total de 54 minutos, con escasos daños en ambos bandos.

Viva l’Italia!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada