domingo, 28 de noviembre de 2010

El Eterno Judío – 28/11/1940.



Camaradas,

Hoy se ha producido en Alemania el estreno cinematográfico de una película que está llamada a convertirse en un clásico del séptimo arte: Der ewige Jude – El Eterno Judío.

Reproducimos a continuación un artículo publicado en los medios alemanes en el que se repasa y critica el filme. El artículo está impregnado de la más escrupulosa de las objetividades, como suele ser habitual en los medios que gestiona el Doctor Goebbels. Disfrútenlo:


El Eterno Judío.
La Película sobre una Migración de Ratas de 2.000 años de antigüedad.

El Eterno Judío es la primera película que no sólo proporciona un retrato completo de la Judería, sino que además proporciona un amplio tratamiento de la vida y efectos de esta raza parásita haciendo uso de material genuino extraído de la vida real. También muestra porqué las personas saludables de todas las edades han respondido a los judíos con asco y odio, a menudo expresando sus sentimientos con violencia.

La migración judía por el mundo, según la película.

Exactamente como las ratas, los judíos se trasladaron hace 2.000 años de Oriente Medio a Egipto, en ese momento una tierra próspera. Incluso entonces tenían los mismos patrones de comportamiento criminal que exhiben hoy, incluso entonces eran enemigos de los pueblos creativos que trabajaban duro. En grandes hordas migraron de allí a la “Tierra Prometida”, inundaron toda la región mediterránea, penetraron en España, Francia y el sur de Alemania, y siguieron a los colonos alemanes a medida que estos se desplazaban hacia los países del Este. A lo largo de todo el camino continuaron siendo eternos parásitos, regateando y engañando. Polonia sobre todo se convirtió en una enorme reserva desde la cual la Judería enviaba a sus agentes a toda nación puntera de Europa y el mundo.

El autorretrato que la Judería ofrecía al mundo era desagradable desde el principio. Todo esto queda eclipsado por los poderosos ejemplos que se muestran en esta nueva y valiosa película: El Eterno Judío. Esta película con su poder persuasivo debe ser mostrada en todos los sitios donde el antisemitismo todavía es cuestionado. Nadie debería dejar de estremecerse ante el artero servilismo y el sucio mercadeo de los judíos cuando se establecen en un nuevo territorio, ante la perfidia, insidia y vulgaridad de sus métodos, ante la brutalidad y el odio insaciable que exhiben cuando alcanzan su objetivo y controlan las finanzas.

Algunos de los encantadores personajes que aparecen en el filme.

Las escenas más impactantes muestran los métodos de matanza judíos. Estas costumbres, que abren una ventana hacia la denominada religión judía, son tan terribles que resulta duro ver la película cuando los carniceros judíos llevan a cabo su trabajo. Resulta muy esclarecedor ver cómo la testadura Judería se apega a sus métodos de matanza y con qué tenacidad la defiende contra el horror del mundo civilizado. Pocas veces sentirá la gente más horror que observando la desesperada lucha contra la muerte de los animales sacrificados. Mucho antes de llegar al poder, el NSDAP luchó contra la matanza judía. Los representantes Nacionalsocialistas en el Parlamento repetidas veces introdujeron leyes para abolir esta forma de tortura animal mediante la prohibición de la matanza judía. Tales propuestas fueron rechazadas siempre, dado que toda la prensa judía o influida por los judíos escribió largos artículos contra ellas y los así llamados partidos alemanes se negaron a apoyar al Nacionalsocialismo en su batalla contra este mal.

No sólo a este respecto, sino en otras áreas también se nos recuerda con estremecimiento lo que una vez fue la realidad en Alemania, el poder de los judíos en la economía, finanzas, cultura, teatro, cine, publicaciones, prensa, radio, educación y política. Todas estos líderes judíos de la era de Weimar tenían sus hogares o sus orígenes en los mugrientos ghettos del Este.

Uno tiene un profundo sentido de liberación después de ver esta película. Hemos roto su poder sobre nosotros. Somos los iniciadores de la lucha contra la Judería mundial que ahora dirige su odio, su codicia brutal y destructiva hacia nosotros. Debemos ganar esta batalla para nosotros, para Europa, para el mundo. Esta película será una valiosa herramienta en esa lucha.

Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada