viernes, 4 de junio de 2010

Las cifras del "bendito desastre" de Dunkerque - 04/06/1940.

Camaradas,

Cuando ayer por la noche el caos se cerniera sobre Dunkerque, con miles de rezagados aliados hacinándose en las playas y puerto con la esperanza de ser rescatados, la evacuación aliada distaba mucho de estar terminada. No obstante, debido a la proximidad de las líneas alemanas, al descalabro de la defensa aliada y al hecho de que el grueso de los soldados británicos han sido ya evacuados, el Almirante Ramsay decide dar por concluidas las operaciones y retirar su escuadra a Gran Bretaña.  De ese modo, cuando el último barco, el destructor HMS Shikari, abandona Dunkerque a las 3:40 de la madrugada de hoy, quedan todavía 40.000 soldados aliados en Dunkerque.

La playa de Dunkerque cubierta de cadáveres aliados.

A las 9:40 de la mañana, el 18º Ejército alemán toma Dunkerque y las playas circundantes, donde apresa a 40.000 soldados del 1º Ejército francés al mando del general Beaufrére, que aguardaban todavía con esperanza su embarque sentados a la orilla del mar u ocultos en el laberinto de equipamiento por los 338.200 aliados que han conseguido escapar. Churchill ha calificado hoy la campaña de Dunkerque de “bendito milagro”. Sin embargo, las cifras crudas del desastre de Dunkerque son las siguientes:

Prisioneros aliados marchan al cautiverio.  Como se puede apreciar, entre ellos también hay cascos británicos.

Los Aliados han logrado evacuar de Dunkerque 224.000 británicos, 112.000 franceses, y 2.000 belgas y holandeses, a bordo de una flotilla de 848 barcos. La RAF ha perdido 177 aviones y 80 pilotos y la Luftwaffe, que ha realizado 1.880 misiones de bombardeo y 2.000 de caza, ha perdido 156 aviones pero ha hundido 6 destructores británicos y 3 franceses de los 40 que han participado en la evacuación, además de 89 buques mercantes por valor de 126.000 toneladas y unos 200 barcos más pequeños. Durante los combates los británicos han tenido 30.000 bajas y los alemanes 10.000 bajas; unos 1.000 civiles de Dunkerque han perecido.

Muertos y material abandonado por doquier.

Sólo en el caso de los franceses, durante estas semanas de campaña han perdido un total de 24 divisiones de infantería, 13 de las cuales eran de infantería regular, incluyendo 6 de las 7 divisiones motorizadas, 3 divisiones mecanizadas, 2 divisiones de caballería, una división acorazada y otras dos (la 2ª y la 4ª) han quedado tan debilitadas que casi han dejado de existir también.

Corolario de una derrota. Camiones en primer término y en último un barco de guerra varado.

En las playas de Dunkerque la Wehrmacht ha capturado el ingente material de guerra abandonado por los aliados; casi todos los soldados británicos y franceses han escapado con su uniforme y su casco, dejando atrás 1.200 cañones, 1.250 piezas antiaéreas, 11.000 ametralladoras, 76.000 toneladas de municiones, 25.000 vehículos, entre ellos 100 tanques Matilda, y 600 toneladas de combustible.

Motocicletas abandonadas.

La mayoría de los soldados británicos han retornado ilesos a su patria, pero desarmados. Las pérdidas de material de guerra pesado han sido enormes: de los 600 carros de combate enviados a Francia, solo 6 regresan a Gran Bretaña , y de sus 1.000 cañones, solo 12. Como el ejército británico se vería en dificultades para defender sus 800 km de costa ante una invasión alemana, el gobierno debe aprobar de urgencia un presupuesto para rearmar a su infantería.

Hileras de vehículos abandonados en la playa.

Con el fin del cerco de Dunkerque termina la Fall Gelb u Operación Amarillo, la invasión de la Wehrmacht de Holanda, Bélgica y el norte de Francia. Hasta hoy los germanos han tenido 27.000 muertos, 18.000 desaparecidos y 111.000 heridos; los franceses 90.000 muertos, 200.000 heridos y 1.900.000 prisioneros y desaparecidos. Las británicos han tenido en total unas 68.000 bajas, los holandeses 25.000 y los belgas cerca de 23.000.

Buques destruidos en el puerto de Dunkerque.

Tras la Operación Dynamo la armada británica se encuentra mermada. Durante las evacuaciones han perdido un total de 9 destructores y otros 20 han debido sumarse a los buques que ya estaban en dique seco reparándose tras la campaña de Noruega: de los 180 destructores que la Royal Navy tenía al inicio de la guerra, sólo 74 están en servicio activo. Además, 3 acorazados y 8 cruceros de la Home Fleet también están de baja y siendo reparados.

Sieg Heil, Viktoria!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada