sábado, 5 de junio de 2010

El Führer a su pueblo y a sus soldados - 05/06/1940.

Camaradas,

El Führer ha emitido los siguientes comunicados, uno dirigido al pueblo alemán, otro a los soldados de la Wehrmacht en el Oeste:

El Führer, con el pueblo alemán.

Cuarteles Generales del Führer, 5 de junio de 1940.

¡Al pueblo alemán!

Nuestros soldados han salido victoriosos de la más grande batalla de todos los tiempos. En pocas semanas, hemos tomado a más de 1.2 millones de enemigos como prisioneros de guerra. Holanda y Bélgica han capitulado. El Cuerpo Expedicionario Británico ha sido destruido en su mayoría, habiendo sido apresado el resto o barrido del continente. Tres ejércitos franceses han dejado de existir. El peligro de la penetración enemiga hacia el territorio del Ruhr han sido eliminado. ¡Pueblo alemán! Tus soldados han luchado encarnizadamente en esta gloriosa encrucijada de la Historia, arriesgando su vida y cuerpo y con el mayor de los esfuerzos.

Ordeno que las banderas sean puestas a media asta en toda Alemania durante ocho días. Esto es para rendir homenaje a nuestros soldados.

Además ordeno, durante ocho días, el tañido de las campanas. Que este sonido sea acompañado por las oraciones del pueblo alemán, que acompañará a sus hijos una vez más. A partir de esta mañana, las divisiones alemanas y los escuadrones de aviación se han embarcado de nuevo en la prosecución de la lucha para la libertad y futuro de nuestro pueblo.

Adolf Hitler.

El Führer rinde homenaje a los caídos por Alemania.

Cuarteles Generales del Führer, 5 de junio de 1940.

¡Soldados del Frente Oeste!

¡Dunkerque ha caído! 40.000 franceses e ingleses han sido tomado prisioneros como el resto de lo que antaño fueran grandes ejércitos. Cantidades inconmensurables de material han sido apresadas. Por lo tanto, la mayor batalla de la historia mundial ha terminado. ¡Soldados! Mi confianza en vosotros era ilimitada. No me habéis decepcionado. El plan más audaz en la historia de la guerra se ha llevado a cabo gracias a vuestro valor inigualable, vuestra capacidad de soportar los mayores dolores y esfuerzos. En unas pocas semanas, habéis obligado a dos estados a capitular en una batalla muy difícil contra, muchas veces, un enemigo de gran valor. Habéis destruido las mejores divisiones de Francia. Habéis derrotado al Cuerpo Expedicionario Británico, bien tomando prisioneros a sus hombres o arrojándolos fuera del Continente. Todas las unidades de la Wehrmacht, en tierra y mar, se han superada a sí mismos en noble competencia para completar esta misión por el bien de nuestro pueblo y el Gran Reich. Los valientes hombres de nuestra Kriegsmarine comparten estos honores.

¡Soldados! Muchos de vosotros han sellado su lealtad dando sus vidas; otros se encuentran heridos. El corazón de nuestro pueblo está lleno de profunda gratitud y está con ellos y con vosotros.

Pero los gobernantes plutócratas de Gran Bretaña y Francia, que han conspirado para impedir el florecer de un mundo nuevo y mejor con todos los medios a su alcance, desean que la guerra continúe. Su deseo se cumplirá.

¡Soldados! En el día de hoy, el Frente Oeste vuelve a ponerse en marcha. Numerosas divisiones nuevas se unirán a vosotros para encontrarse con el enemigo por vez primera y derrotarlo. La batalla por la libertad de nuestro pueblo, para su presente y su futuro, continuará hasta que hayamos destruido a esos gobernantes hostiles de Londres y París que todavía creen que han encontrado en la guerra la mejor manera de ejecutar sus planes contra otras naciones. ¡Nuestra victoria les enseñará una histórica lección! ¡Alemania entera está con vosotros en espíritu una vez mas!

Adolf Hitler.


Führer befehl, wir folgen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada