jueves, 17 de junio de 2010

Francia solicita la capitulación - 17/06/1940.

Camaradas,

El nuevo Presidente de Francia, el mariscal Philippe Pétain, anuncia en un discurso radiado a toda la nación que, tras la caída de París y con los ejércitos franceses derrotados y en retirada, ha decidido realizar una oferta al III Reich alemán para alcanzar a un armisticio: "El corazón en se me parte en estos momentos, cuando tengo que deciros que debe cesar la lucha..." Desde el día de hoy, muchos franceses le apodarán despectivamente "el gran traidor".

El Mariscal Pétain se dirige al pueblo francés.

En su cuartel general de Brûly de Péche, el Führer es informado a través de la embajada alemana en Madrid, España, de que Pétain quiere firmar un armisticio. Hitler da un salto de alegría, para sorpresa del general Jodl. Luego ordena que el viejo vagón de tren donde los alemanes firmaron su capitulación en la Gran Guerra sea sacado de su museo en París y vuelto a llevar al mismo lugar del bosque de Compiegne, donde se obligará a los franceses a firmar su rendición.

Der Führer tanz!

A continuación ha escrito el siguiente decreto dirigido a las tropas alemanas destacadas en Francia:

El Gobierno francés recientemente constituido a transmitido al Gobierno del Reich alemán, a través de las oficinas de comercio de España, su intención de poner término a las hostilidades. Se ha preguntado sobre los términos de paz. Anunciaré mi decisión después de consultar con el Duce de la Italia Fascista. La Wehrmacht continuará las operaciones y perseguirá al enemigo en retirada. Las fuerzas armadas se considerarán obligadas por cuestión de honor a ocupar con rapidez el antiguo territorio hasta la línea Verdún-Toul-Belfost, así como las ciudades costeras de Cherburgo y Brest.

El Führer, radiante.

Mediante la siguiente nota pública oficial se ha comunicado al pueblo alemán la oferta de capitulación francesa:

Cuarteles Generales del Führer, 17 de junio de 1940.

El Primer Ministro del nuevo Gobierno Francés, el Mariscal Pétain, ha declarado en una alocución radiofónica al pueblo francés que Francia debe deponer sus armas. Ha dado los pasos para informar al Gobierno del Reich de esta decisión y ha solicitado las condiciones bajo las cuales el Reich alemán aceptaría los deseos de los franceses. El Führer se encontrará con el Ministro-Presidente italiano Benito Mussolini para discutir la actitud de los dos estados respecto a esta materia.

Sieg Heil, Viktoria!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada