viernes, 18 de junio de 2010

De Gaulle convoca a Francia a la resistencia - 18/06/1940.

Camaradas,

A las 19:00, la voz de De Gaulle se ha dejado escuchar a través de la radio inglesa con las siguientes palabras:

El mar perder de Charles de Gaulle.

Los líderes que, durante muchos años, han estado a la cabeza de los ejércitos franceses han formado un gobierno. Este gobierno, alegando la derrota de nuestros ejércitos, ha entablado contacto con el enemigo para detener la lucha. Es cierto que fuimos, hemos sido, sobrepasados por las fuerzas mecanizadas, terrestres y aéreas del enemigo. Infinitamente más que su número, son los tanques, los aviones, las tácticas de los alemanes, los que nos han hecho retroceder. Fueron los tanques, los aviones, las tácticas de los alemanes los que han sorprendido a nuestros líderes hasta el punto de llevarlos adonde están hoy.

Pero, ¿se ha dicho la última palabra? ¿Debe desaparecer la esperanza? ¿Es definitiva la derrota? ¡No! Creedme, yo, que os estoy hablando con pleno conocimiento de los hechos, y que os digo que nada está perdido para Francia. Los mismos medios que nos han superado pueden darnos la victoria un día. ¡Porque Francia no está sola! ¡Ella no está sola! ¡Ella no está sola! Tiene un vasto Imperio detrás. Se puede alinear junto al Imperio británico que domina el mar y continuar la lucha. Puede, como Inglaterra, utilizar sin límite la inmensa industria de los Estados Unidos.

Esta guerra no está circunscrita al desafortunado territorio de nuestro país. Esta guerra no ha terminado como resultado de la Batalla de Francia. Esta guerra es una guerra de alcance mundial. Todos los errores, todos los retrasos, todo el sufrimiento, no alteran el hecho de que existen, en el mundo, todos los medios necesarios para aplastar a nuestros enemigos algún día. Derrotados hoy por una fuerza mecanizada, en el futuro podremos superarles mediante una fuerza mecanizada superior. El destino del mundo depende de ello.

Yo, el General de Gaulle, en la actualidad en Londres, invito a los oficiales y soldados franceses que están situados en territorio británico o que pudieran terminar aquí, con o sin sus armas, invito a los ingenieros y a los obreros especializados en las industrias de armamento que están situados en territorio británico o que pudieran terminar aquí, que se pongan en contacto conmigo.

A pesar de lo que acontezca, la llama de la resistencia francesa no debe extinguirse y no se extinguirá. Mañana, como hoy, hablaré por la radio desde Londres.

Panfleto propagandístico con una síntesis del discurso.

Y a pesar de lo que diga el desertor Charles:

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada