domingo, 25 de septiembre de 2011

Se cumplen los temores de Manstein: El Ejército Rojo contraataca en la retaguardia del 11º Ejército - 25/09/1941.

Camaradas,

En su ataque sobre Crimea a través del Istmo de Perekop, tal y como contábamos ayer, Manstein ha asumido cierto riesgo. Para poder contar con la mayor potencia posible y, una vez abierto el paso de Perekop, deslizarse a toda velocidad al interior de la Península de Crimea y conquistar Sebastopol antes de que los soviéticos puedan organizar su defensa, ha decidido trasladar hacia Perekop a todas las formaciones alemanas que defienden la retaguardia de la Estepa Nogay excepto a las dos divisiones de infantería del General von Salmuth, sustituyéndolas por unidades rumanas.

Oficiales alemanes y rumanos se estrechan la mano con ocasión del relevo.

Así, el Cuerpo de Montaña Rumano ha reemplazado al XLIX Cuerpo Alpino Alemán durante las noches del 23/24 y 24/25, para tratar de disimular la maniobra. En el flanco norte ha quedado desplegada la 4ª Brigada de Montaña Rumana, que ha dejado su flanco izquierdo sobre el meandro del Dniepr en Balki. La posición central la ha asumido la 2ª Brigada Rumana del General Ioan Dumitrache, defendiendo las poblaciones de Malaya Byelozherka y Ulyanovka. El flanco derecho y el enlace con el XXX Cuerpo de Infantería Alemán lo ha asegurida la 1ª Brigada de Montaña del General Mihail Lascar. Esta brigada ha quedado situado junto a la trinchera antitanque cerca de Timoshevka. Al sur del Cuerpo de Montaña Rumano las divisiones del XXX Cuerpo Alemán se intercalan con brigadas rumanas de caballería. De ese modo, en contacto con la 1ª Brigada de Montaña Rumana se encuentra la 170ª División de Infantería Alemana, desplegada alrededor de Veseloe. En su flanco derecho se encuentra la 72ª División de Infantería Alemana, que dos meses antes entró en Chisinau con la 1ª División Blindada Rumana. La 5ª Brigada de Caballería Rumana protege el flanco extremo derecho hasta el Mar Negro. Por último, la 6ª y 8ª Brigadas de Caballería Rumanas permanecen como reserva en Ivanovka, detrás del XXX Cuerpo Alemán.

Si todo sale según lo planeado, los soviéticos no se enterarán de este nuevo despliegue y Manstein podrá seguir adelante con sus planes de asaltar Crimea por sorpresa y con todas sus fuerzas sin ser molestado en la retaguardia.

Las tropas Gebirgsjäger marchan hacia Crimea.

Al norte, en la Estepa Nogay, a lo largo del dique antitanque ante Timoshevka, hay muchos susurros viendo y viniendo durante la noche del 24 al 25 de septiembre. Los regimientos de la 1ª y 4ª Divisiones de Montaña Alemanas están siendo relevados para su empleo en Crimea. Las tropas de montaña rumanas de la 1ª, 2ª y 4ª Brigadas de Montaña asumen el sector. Sus cuarteles generales reciben informes de situación de sus homólogos alemanes. Un batallón alemán tras otro entrega sus posiciones a los rumanos y se desplaza hacia el sur.

"Rápido, soldados, nos vamos a la soleada Crimea," urgen los oficiales a las compañías del 91º Regimiento de Montaña. Los hombres marchaban a buen ritmo. Para la mañana siguiente, habrán cubierto 40 kilómetros.

Del Grupo Regimental 13 tan sólo permanecen todavía en sus antiguas posiciones un batallón de infantería y uno de artillería. La sección de cuarteles generales de la 4ª División de Montaña se va a trasladar a Crimea con ellos.

Observadores rumanos otean las líneas enemigas.

"¿Todo listo?" el Teniente Coronel Schäfer, Jefe de Operaciones de la 4ª División de Montaña, pregunta al Comandante Eder, al mando del 2º Batallón del 94º Regimiento de Artillería de Montaña. "Todo listo para movernos, Herr Oberstleutnant", responde el oficial de artillería.

"¿Qué demonios sucede allí?", pregunta de pronto Schäfer, sorprendido.

Un poco más lejos, la infantería rumana está abandonando sus posiciones apresuradamente.

"¡Eder, corra hasta el Cuartel de la Brigada Rumana y averigüe qué sucede!" Eder no tiene que hacer demasiadas preguntas. Los rumanos están ajetreados empaquetando. Cargan sus pertenencias en los camiones y se marchan tan rápido como pueden. "Penetración rusa," le aseguran.

Como confirmando sus palabras, comienzan a oírse disparos de fusil. ¡Alarma, los rusos están aquí!

Los bolcheviques se lanzan al asalto.

Los soviéticos, evidentemente, han tenido noticia del relevo de las tropas alemanas por formaciones rumanas, y con fuerzas recién traídas de su Ejército 9º y 18º están atacando las líneas de cobertura del 11º Ejército justo cuando está reagrupando sus líneas. El ataque ha sido precedido por un bombardeo de artillería, y los rusos se han aprovechado de la presencia de la gran trinchera antitanque en Timoshevka ante el Cuerpo de Montaña Rumano, llenándola de infantería. Algunas unidades del 3º Ejército Rumano se han retirado inmediatamente. Los rusos han aumentado la presión, puesto en desbandada a toda la 4ª Brigada Rumana, y abierto un agujero de 15 kilómetros en el frente. 

Para completar el desastre, los soviéticos también han conseguido una penetración en el ala sur, en el sector del XXX Cuerpo del General von Salmuth. Una penetración en sector de la 5ª Brigada de Caballería Rumana ha sido sellada por el grupo de combate von Choltitz junto con unidades de la 22ª División de Infantería, y el frente se ha vuelto a estabilizar. Después de esto, ha venido una penetración en el ala norte del XXX Cuerpo. La 6ª Brigada de Caballería Rumana se ha retirado. El plan de Manstein para irrumpir en Crimea por sorpresa y conquistar Sevastopol mediante un golpe de mano ha fracasado. Ahora, todo el 11º Ejército está en peligro de quedar aislado de Crimea en la Estepa Nogay y de quedar rodeado y tal vez destruido en la estrecha franja de terreno entre la línea del Dnieper y el Mar Negro.

Nichts für uns, alles für Deutschland!
Mit unsern Fahnen ist der Sieg!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada