lunes, 10 de enero de 2011

Roosevelt, Gran Señor de la Guerra - 10/01/1941.

Camaradas,

Los Estados Unidos se aprestan a rubricar su felonía hacia el Eje y los principales líderes del Congreso han pedido hoy que se conceda al Presidente Roosevelt lo que a todos los efectos va a ser un cheque en blanco para armar a la Gran Bretaña. El acta que autorizará envíos masivos de armamento a Gran Bretaña se conoce popularmente como el Acta de “Préstamo y Arriendo” y autorizará al Presidente a enviar armas, municiones, aviones, barcos, maquinaria y planos a cualquier país cuya defensa considere vital para los Estados Unidos. Las primeras estimaciones sobre el coste de este Acta han ascendido a los 2.5 miles de millones de dólares.

Roosevelt adopta una típica pose chulesca de capitalista.

El Acta también le concederá al Presidente poderes absolutos para:

1. Probar, inspeccionar, acondicionar o poner en funcionamiento cualquier artículo defensivo a disposición de cualquier gobierno cuya defensa considere vital;

2. Vender, transferir, intercambiar, arrendar, prestar o disponer de cualquier artículo defensivo;

3. Comunicar a cualquier gobierno cualquier información de carácter “defensivo”.

Al mismo tiempo, el Presidente va a adquirir poderes especiales para evitar que seis materias primas esenciales lleguen a las Potencias del Eje: cobre, latón, bronce, zinc, níquel y potasio.

Roosevelt pretende privar a Alemania de las materias primas vitales para asegurarle un futuro digno a esta encantadora niña.

Por otro lado, ante el Comité de asuntos navales de la Casa Blanca, el Contra-Almirante Towers ha declarado que, durante el pasado año, la Armada sólo obtuvo 445 aviones. Ha atribuido la baja producción debido "a la indecisión y a la vaguedad” por parte de la administración. Towers afirma que el objetivo de la Armada es el de contar con 16.000 aviones de combate. En la actualidad hay 2.590 en uso, de los cuales muy pocos son modernos.

Los anglosajones parece que se unen en la lucha por la destrucción del Eje y, sobre todo, del Reich alemán Nacionalsocialista.  Ante este infame movimiento de la plutocracia norteamericana, por la libertad y por la supervivencia de nuestra nación, sólo nos queda decir: ¡Pueblo, a las armas!

Volks ans Gewehr!
Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada