miércoles, 19 de enero de 2011

Los británicos invaden Abisinia - 19/01/1941.

Camaradas,

A principios de diciembre de 1940, y después de infructuosas escaramuzas fronterizas, los británicos finalmente decidieron iniciar los planes para un ataque a gran escala contra el extremo noroccidental del África Oriental Italiana, la región de Eritrea. A la vista de los escasos recursos disponibles a manos de los británicos, el objetivo se limitaba a Kassala y cierta extensión de terreno hacia el este hasta Sabderat. Lo que los británicos pretendían en esencia era fomentar una revuelta etíope que volviera la situación de los italianos desesperada pero sin implicarse ellos mismos demasiado.

La región de Eritrea en el África Oriental Italiana.

Sin embargo, el éxito de la ofensiva británica contra las posiciones italianas en Egipto y Libia durante el mismo mes de diciembre de 1940, permitió que el General Wavell transfiriera su 4ª División India al Sudán. Los británicos decidieron que la operación en la zona de Kassala podía comenzar a principios del año 1941 y comenzaron a trasladar la división por barco antes incluso de que hubiera finalizado la batalla por Sidi Barrani. Con la llegada de la 4ª División de Infantería India, los británicos amasan el siguiente contingente de fuerzas en la frontera entre Sudán y Etiopía:


Unidades británicas en Sudán.

Por su parte, los italianos disponen de las siguientes fuerzas en las proximidades de la frontera:

Kassala – dos divisiones en fuertes posiciones defensivas.
Área Kassala-Tessenei-Sabderat – una división.
Área Gallabat-Gondar – unas dos divisiones.

La 5ª División de Infantería India recibió órdenes de llevar a cabo un plan de distracción para hacerles creer a los italianos que estaban reforzando el área de Gallabat y así inducirles a enviar tropas a esa parte del frente y debilitar Kassala. Entre otras medidas, construyeron campamentos de mentira, aeródromos con aviones de mentira y tráfico inalámbrico falso. Las verdaderas concentraciones de tropas fueron camufladas cuidadosamente.

Desde primeros de enero los británicos tuvieron la impresión de que las fuerzas italianas tenían la intención de retirarse del área de Kassala. Al principio era difícil para los británicos discernir si los italianos estaban reagrupando sus fuerzas o preparándose para una retirada. Temían que un ataque apresurado, lanzado con fuerzas insuficientes, fuera un desastre. Sin embargo, pronto les resultó clara la intención italiana de emprender la retirada. Los británicos planearon evitar que la guarnición de Kassala escapase y destruirla. La retirada italiana comenzó ayer, 18 de enero, antes de que los británicos lanzasen su ataque, y se emitieron las órdenes oportunas para que la persecución comenzara de inmediato.

El león de Judah.

El Emperador de Etiopía Haile Selassie cruzó ayer mismo la frontera, cerca de la localidad de Um Iddla, como parte de los preparativos italianos de estimular la rebelión civil contra los italianos. El estandarte del León de Judah volvía a entrar en Etiopía. Pero el objetivo principal y más inmediato de los británicos no es otro que el de despejar todo el distrito Gojjam de tropas italianas.

Al entrar en Kassala, los británicos se han encontrado con que las fuerzas italianas han abandonado la plaza, no sin antes destruir los depósitos de agua en la estación de ferrocarril, desmantelado las vías de ferrocarril y los camiones. Los italianos no han dejado un solo suministro en los almacenes, aunque se han olvidado de destruir las líneas de comunicaciones.

Columna motorizada británica se adentra en Abisinia.

Al paisaje alrededor de Kassala es una llanura desértica con colinas rocosas dispersas y pequeños matorrales que se esparcen por todos lados. Al oeste de Kassala hay pocas colinas y muy alejadas unas de otras, pero hacia el este crecen en tamaño y número. Al norte y sur de Kassala se encuentra colinas de considerable importancia estratégica. En las llanuras desérticas pueden emplearse transportes de todos tipos. Sin embargo, la concentración de grandes fuerzas en un área así es arriesgada debido a la falta de cobertura adecuada y a la escasez de agua. Al norte de Kassala el Delta Gash se encuentra densamente cubierto de arbustos y es abundante en agua. Permite algo de cobertura para el camuflaje de tropas.

Al este de Kassala se encuentra Sabderat, un pequeño puesto en el extremo este de un valle situado entre altas colinas. Un pequeño lecho de río seco se encuentra al fondo del valle y las colinas ascienden abruptamente desde cerca de los bancos del río. El valle es rocoso y está cubierto de matorrales. No es adecuado para el transporte mecanizado. Las colinas que discurren desde Sabderat y terminan en Haurab son pronunciadas, escabrosas y desnudas. Son prácticamente insalvables por unidades mecanizadas. Al norte de Haurab hay un cierto número de colinas y afloramientos de roca. Entre medias hay muchos lechos secos de ríos aunque en muchos casos los transportes mecanizados podrían pasar entre los huecos. Al este de Serobatib el paisaje se encuentra muy cubierto de matorrales y rocas. Es posible atravesarlo por transporte mecanizado pero, eso sí, con las mayores dificultades. Al sur y al este de Kaukawab los matorrales son menos densos. Entre el Punto 649 y Wakai el matorral vuelve a ser denso al lado oeste del lecho del río seco y ligero al lado este.

Posición defensiva italiana.

A lo largo de todo esta área los matorrales son más densos sobre las orillas de los ríos secos. Hay mucha cubertura pero el transporte mecanizado tiene que abrirse paso con cuidado. El paisaje entre Sabderat y Keru varía considerablemente. Consiste en los siguientes tramos:

1. Sabderat-Enkiabellit. Ondulante con matorrales esparcidos más densos junto a los lechos de ríos secos.
2. Enkiabellit-Tegawa. Abierto. El transporte mecanizado es posible en un amplio frente.
3. Tegawa-Dugurba. Densos matorrales. Transporte mecanizado posible fuera de la carretera sólo con dificultad.
4. Dugurba-Amien. La carretera atraviesa un desfiladero cerca de Dugurba y después sale a campo abierto.
5. Amien-Keru. El movimiento fuera de la carretera no es posible y en Keru la carretera sólo pase a través un estrecho desfiladero.

Después de tomar Kassala sin oposición tras la evacuación italiana de la plaza, los británicos han reanudado el avance en la mañana de hoy. La 4ª División India, en el norte, se ha dirigido a lo largo del sendero reseco en la dirección de Sabderat y Wakai, con el objetivo de alcanzar Kerut. La 5ª División India se ha dirigido hacia Tenessei, con el objetivo de abrirse paso hacia Barentu o Biscia.

Avance británico entre ayer y hoy.

En el norte, la Fuerza Gazelle ha dirigido el avance seguida por la 11ª Brigada de Infantería India y los Cuarteles de la 4ª División India. El primer contacto con unidades italianas se ha producido a las 13:50, cuando se han topado con un batallón italiano emplazado en Wakai. Los británicos se han detenido y se han preparado para atacar en el día de mañana.

En el sur, la 10ª Brigada de Infantería India ha encabezado el avance de la 5ª División India. Al llegar a Tenessei a las 12:50, se han encontrado con que la plaza ha sido abandonada por los italianos, pero el avance británico se ha visto interrumpido por un puente dinamitado y han tenido que trabajar en ello durante el resto del día.

Regiones administrativas del Africa Oriental Italiana.  La Somalia Británica pertenece a Italia tras haber sido conquistada.  Se recuerda que la relatada ofensiva británica a través de Kassala se ha desatado en la región de Eritrea.

Los británicos han entrado en Abisinia, por tanto, y la réplica italiana no ha sido otra que retirarse de la frontera y abrirles paso. Con ello, Italia pierde la iniciativa y la posibilidad de invadir el Sudán que había estado a su alcance después de los primeros éxitos cosechados. Por desgracia, después de los reveses sufridos en Libia, el único papel del África Oriental Italiana parece ser plantar cara durante tanto tiempo como se posible para evitar que afluyan nuevos refuerzos británicos a Egipto. Precisamente hoy, el Duce y el Führer se encuentran reunidos en Salzburgo.  Y hoy, más que nunca, la Italia Fascista requiere el apoyo de su gran aliado: ¡Führer, acude en ayuda del Duce!

Zwei Völker, ein Krieg!
Due Popoli, una guerra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada