martes, 18 de enero de 2011

La estrategia de los británicos en el Mediterráneo - 18/01/1941.

Camaradas,

Nuestros espías parece que se quieren ganar la Cruz de Caballero y nos han hecho llegar nada más ni nada menos que un informe emitido por el Alto Mando británico acerca de la situación global en el Mediterráneo. El informe, en la línea que vienen exhibiendo los plutócratas británicos, es en algunos puntos tan ilusoriamente optimista que uno no puede menos que echarse a reír a carcajadas. Veamos qué es lo que piensan nuestros enemigos en este momento de la guerra.

Situación actual en el Mediterráneo.

En primer lugar, el informe incluye nada más ni nada menos que detalles de la Operación Workshop, la captura de la isla de Pantelaria, que al parecer se ha estado barajando en el seno del Alto Mando enemigo. A la luz de lo expuesto en el informe, los británicos han desechado la operación. Veamos los puntos principales de sus conclusiones:

1. El valor estratégico de Pantellaria, tanto para nosotros como para los alemanes, es bastante bajo en realidad.

2. Para capturarla deberíamos:
a) Debilitar las fuerzas que protegen nuestro tráfico marítimo en el Atlántico.
b) Arriesgar todos los buques de asalto que hay disponibles en la actualidad, habiendo mayor necesidad de ellos en otros escenarios.
c) Exponer unidades importantes de la flota a ataques de bombardeo en picado.

Ubicación de Pantelaria en el Mediterráneo.

3. La guarnición de la isla debería estar formada por recursos muy limitados y su mantenimiento supondría una carga adicional para la Flota del Mediterráneo, para detrimento de sus operaciones ofensivas.
Por lo tanto, los Jefes del Alto Mando británico han recomendado que la operación no se lleve a cabo.

Después, han efectuado un repaso de la política a seguir en el Mediterráneo, la cual ha quedado reflejada en los siguientes puntos:

1) Nuestro objetivo inmediato es la eliminación de Italia, siendo el principio básico de nuestra estrategia mediterránea la seguridad de Egipto y el mantenimiento de nuestras comunicaciones por mar. Cualquier seria amenaza a nuestra posición en Egipto perjudicaría todas las operaciones ofensivas en este teatro.

2) Este objetivo debe conseguirse mediante la continuación de nuestras ofensivas en Libia y África Oriental y mediante la eliminación del Imperio Colonial Italiano; mediante la destrucción o neutralización de la Marina Italiana; y mediante la intensificación de nuestros ataques aéreos contra objetivos en el interior de Italia.

La joven Italia Fascista de Mussolini nunca se doblegará ante los plutócratas británicos.  Avanti, Giovanni Fascisti!

3) Grecia nos ha concedido una oportunidad desde la que podemos golpear a Italia y también los campos petrolíferos rumanos, aunque la obtención de resultados decisivos en este último punto puede llevar mucho tiempo. Si Turquía entrara en la guerra como nuestro aliado se podría basar la ofensiva aérea contra estos objetivos en aeródromos de Anatolia.

4) Las principales amenazas a nuestra política son un movimiento alemán hacia el sur a través de los Balcanes y el apoyo alemán a Italia en el Mediterráneo Central y Occidental.

5) En Albania los griegos se están agotando y han declarado que sólo disponen de material suficiente para unos pocos meses más de guerra. Los italianos podrían reanudar su ofensiva en la primera. Pero si se les proporciona a los griegos los suministros que necesitan y si los alemanes no intervienen, la posición en Albania puede al menos quedar estabilizada y la ofensiva continuar más tarde.

6) Los informes indican que Alemania efectuará una ocupación paulatina de Bulgaria durante febrero y marzo; y que intentará evitar la guerra en los Balcanes hasta que haya asentado sus posiciones ahí.

La Alemania del Führer y la Italia del Duce, unidas en una misma lucha.

7) No hay una perspectiva razonable de retener un posible avance alemán sobre Salónica a menos que
a) El avance alemán no venga a través de Yugoslavia.
b) Los turcos declaren la guerra tan pronto como Bulgaria sea invadida.
c) Se les permita a las fuerzas británicas que sean necesarias establecerse en Salónica antes de que los alemanes invadan Bulgaria. Incluso si estas condiciones se cumplieran y el intento alemán de atravesar Salónica fracasara, Grecia sería objeto de ataques aéreos muy duros y es posible que la defensa aérea y antiaérea sea insuficiente para evitar un colapso griego.

8) Los factores políticos también van en contra de una efectiva oposición a la intervención alemana. Los griegos se han negado a considerar ningún movimiento preparatorio de tropas británicas; y Yugoslavia se opone fuertemente a cualquier acción por nuestra parte que pueda involucrarla en hostilidades con Alemania. El punto de vista turco es que primero debemos poner fin a la amenaza italiana en Libia para que así podamos liberar a las tropas necesarias para apoyar a Turquía y capturar el Dodecaneso.

9) La necesidad de continuar nuestro avance más allá de Tobruk adquiere todavía una mayor importancia desde el establecimiento de una fuerza aérea alemana en el Mediterráneo. Si perdemos el control de ese área no hay nada que evite que las fuerzas aéreas alemanas puedan establecerse en Trípoli y después en Benghazi, lo que reavivaría la moral del Ejército italiano. Benghazi tiene a Alejandría dentro de su alcance aéreo; y nuestra larga línea de comunicaciones desde Egipto a Trobruk podría verse seriamente amenazada.

Stukas de la Luftwaffe: la pesadilla recurrente de los británicos.  Hoy han sido bombardeados los aeródromos de Luka y Hal Far en Malta.

10) Además de otras ventajas estratégicas la posesión de Benghazi nos proporcionaría una base naval segura, adecuada para fuerzas ligeras, y una base aérea desde la cual podríamos atacar Sicilia y apoyar a nuestras fuerzas navales en el Mediterráneo Oriental.

11) Sicilia – Sigue siendo la “clave para todo el Mediterráneo Central”. Si pudiéramos ocuparla, las comunicaciones del enemigo con Libia se verían muy comprometidas y la principal amenaza contra nuestras rutas mediterráneas quedaría eliminado. Debemos continuar considerando seriamente la posibilidad de capturarla, aunque los buques de asalto y desembarco necesarios no están disponibles aún.

12) Cerdeña – Los alemanes también podrían comenzar a operar desde Cerdeña, lo que aumentaría la escala de ataques contra nuestros barcos; y Gibraltar quedaría dentro del alcance de bombardeo. Sin embargo, cualquier operación contra Cerdeña queda fuera de toda consideración.

13) Turquía – Resulta esencial que tengamos disponibles el mínimo de fuerzas necesarias para mantener la resistencia turca si el enemigo intenta capturar los Estrechos.

Sea como sea, antes o después, de un modo u otro, sólo hay una cosa segura: con nuestras banderas está la Victoria.

14) Dodecaneso – Capturar cuanto antes el Dodecaneso sigue siendo una operación a la que habría que dar la más alta prioridad. Nos proporcionaría el completo control del Mediterráneo Oriental. Los italianos no han hecho gran cosa, pero si los alemanas consiguen establecer bases aéreas ahí, nuestras comunicaciones por mar se verían seriamente comprometidas.

15) África Oriental – La derrota de los italianos en el África Oriental Italiana liberará a importantes fuerzas terrestres y aéreas de obligaciones en el Mar Rojo, cuya protección resulta vital para nuestras comunicaciones con el Este.

Por lo tanto, las recomendaciones del Alto Mando británico son las siguientes:
1) La captura de Benghazi.
2) La ayuda a Grecia, siempre que el General Metaxas la acepte.
3) La captura del Dodecaneso a la mínima oportunidad.
4) La preparación de planes para ayudar a los turcos y capturar Sicilia.

Y para frustrar los planes de los británicos ahí estarán nuestras fuerzas, alemanas e italianas, unidas irrevocablemente en una lucha común.  ¡Hasta la victoria final!

Due Popoli, una Guerra!
Zwei Völke, ein Krieg!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada