lunes, 31 de enero de 2011

Los británicos vencen la tenaz resistencia italiana en Derna y saquean la localidad - 31/01/1941.

Camaradas,

Durante las últimas horas de la batalla por Derna, las fuerzas británicas y australianas en el sector se han visto sometidas a furiosos contraataques por parte de las tropas italianas que cubren la evacuación de civiles, la mayoría de ellos colonos italianos, y el grueso de la guarnición de lo que antaño fuera una próspera localidad.

La infantería y los tanques británicos se han visto sometidos al implacable fuego de unos intrépidos defensores que, ahora sí, han hecho un adecuado uso del terreno montañoso y dirigido su fuego de artillería contra los invasores británicos con mortal precisión. La fuerza aérea italiana, que llevaba varios días desaparecida, se ha unido a los ataques, efectuando bombardeos en picado y ametrallando sin piedad las posiciones británicas.

Movimientos británicos e italianos en Derna.

Durante el día 27, los italianos resistieron con fuerza en las alturas sobre la población de Derna y mantuvieron a raya con su artillería a los australianos, que tuvieron que terminar retirándose para buscar refugio en los wadis cercanos. Sin embargo, en la mañana del día 28, los riscos que conducen cuesta abajo hacia Derna cayeron en poder de los australianos, que a partir de ese momento pudieron contemplar la población y ver cualquier movimiento en las carreteras. El hecho de que esos riscos hayan quedado limpios de italianos no ha significado, no obstante, que se haya reducido el volumen de sufuego de artillería. Según un oficial británico, el “cañoneo italiano es muy pesado de acuerdo con los estándares europeos de 1918. Tienen muchos más cañones y muchos más proyectiles de lo que tenemos nosotros y sus piezas están astutamente ubicadas y bien servidas“. En realidad, los italianos están disparando sus ingentes arsenales de munición que de otro modo tendrán que ser destruidos cuando terminan retirándose. Los australianos, por su parte, sólo cuentan con diez proyectiles por pieza y día. A pesar de ello, el avance británico por el flanco izquierdo ha proseguido durante todo el día 28, acercando peligrosamente el momento en que la tenaz retaguardia italiana tendrá que retirarse so pena de quedar rodeada.

Situación general durante la noche del 29 al 30.

Los británicos han preparado un asalto con sus dos brigadas australianas para ser ejecutado el día 29, pero una vez más el General Bergonzoli, ahora en Giovanni Berta al mando del XX Cuerpo de Ejército Italiano, se ha anticipado a los movimientos del enemigo. El bombardeo que los cañones italianos han asestado contra las posiciones británicas durante todo el día de ayer ha resultado especialmente demoledor y los británicos apenas se han movido de su sitio. El fuego ha cesado finalmente durante la noche del 29 al 30 y, finalmente, en la mañana de ayer día 30, los británicos se han atrevido a avanzar hasta Derna, donde han entrado sin oposición. ¡Los italianos habían concluido la evacuación durante la noche!

Resumen general de operaciones en el sector de Derna.

Situación al anochecer de hoy.  Los británicos han alcanzado el antiguo Cuartel General italiano en Giovanni Berta, más allá de Derna, entablando continuos combates con la retaguardia italiana. 

En Derna el desierto se interrumpe. Una localidad de unas 10.000 personas, constituye el punto más oriental del área de los asentamientos coloniales italianos que se extienden desde Jebel Achdar e incluyen las fértiles llanuras alrededor de Barce y Benghazi. Sus casas de buen diseño y forma de caja se levantan junto a huertos verdes regados con agua del wadi. Las huertos están llenos de flores, y en ellos crecen coliflores, rábanos y cebollas, haciéndoles babear a los australianos que llevan meses sin probar alimentos frescos. A medida que los británicos entran en la ciudad, la ciudad parece desierta excepto por pequeñas bandas de árabes que se dedican a apilar sobre las espaldas de sus burros toda clase de productos saqueados: cajas de comida, máquinas de cosas, mesas y sillas, cajones llenos de cubiertos, etc.

Una vista de la preciosa Derna.

Los británicos acaban de penetrar en la zona más colonizada de Cirenaica. Desde que las tribus del desierto quedaron sometidas al control italiano – una tarea que se completó tras la ocupación de los oasis exteriores en 1931 – el gobierno italiano ha organizado grandes movimientos de migración a Libia con el objeto de contribuir al desarrollo de su provincia libia. El objetivo era el de establecer 500.000 italianos en las colonias del Norte de África y, en 1938, 18.000 inmigrantes italianos ya estaban establecidos en Libia en asentamientos listos para ser ocupados en los que habían sido construidos casas e instalaciones comunitarias y tendidas tuberías de agua antes de la llegada de los colonos. El plan de colonización no era a gran escala en comparación con empresas similares acometidas en América y Australia, pero para 1940, la población civil incluye 90.000 italianos y 6.000 europeos de otros países en una población total de 890.000.

El fallecido Mariscal Italo Balbo con colonos italianos en Libia.

La llegada de los australianos a Derna ha supuesto un serio problema de prestigio para los británicos. Los primeros saqueos perpetrados por los libios han sido interrumpidos rápidamente por las patrullas de soldados de la vanguardia británica pero, a medida que otras unidades británicas han atravesado el pueblo, los propios soldados australianos se han dedicado a continuar el trabajo que los libios no habían podido terminar. Algunos oficiales británicos (los que no se han entregado al saqueo masivo) han quedado avergonzados de la falta de disciplina de sus tropas. ¿Es así como pretenden salvar al mundo?

Viva il Fascio!
Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada