sábado, 22 de enero de 2011

La política económica del Führer - 22/01/1941.

Camaradas,

El antiguo Ministro de Economía y Presidente del Reichsbank, Hjalmar Schacht, ha recibido hoy una felicitación de parte del Führer con motivo de su sesenta y cuatro cumpleaños.

El Führer y Hjalmar Schacht.

Hjalmar Schacht, un hombre liberal, co-fundador del Partido Demócrata y por tanto completamente alejado del Partido Nacionalsocialista, fue puesto al mando de la economía del Reich durante más de tres años durante una de las épocas económicas más delicadas en toda la Historia de Alemania. Con ello, el Führer dejaba claro que su idea de Alemania y su afán por mejorar las cosas estaba fuera de tendencias partidistas. El cumpleaños del señor Schacht nos proporciona, por tanto, una buena oportunidad para analizar la exitosa política económica del Führer.

El Führer toma el control de un estado en bancarrota.

Unos niños juegan con fajos de billetes alemanes, que la inflación ha dejado sin valor.

Durante los tres años anteriores de la ascensión al poder del Führer, las ganancias alemanas habían caído a más de la mitad, desde 23 billones de marcos a 11. La renta per capita había caído desde los 1.187 Marcos de 1929 a 627 Marcos, un nivel intolerable. En enero de 1933, cuando el Führer fue nombrado Canciller, el 90 por ciento del pueblo alemán se encontraba al borde de la indigencia, siendo Alemania el país europeo cuyo futuro se presentaba más negro; posiblemente ningún otro país en todo el mundo se encontrase en una situación peor. Alemania se encontraba en bancarrota técnica sin posibilidad alguna de recuperación. Las razones para esta situación eran muchas y variadas:

Familia alemana en la indigencia.

- Desempleo masivo.
- Estancamiento industrial.
- Huelgas generales demoledoras por parte de los sindicatos.
- Caída de la inversión privada a una sexta parte.
- Colapso de los precios de la agricultura.
- Altísimo número de empresas en bancarrota.
- Ganancias totales reducidas a la mitad.
- 90% del pueblo alemán en la miseria.
- El Tratado de Versalles confiscaba las tierras más ricas en minerales e imponía pagos abusivos que no terminarían hasta pasados 50 años.

Además. los Comunistas añadían leña a la crisis aprovechándose de la convulsa situación política e impulsando frecuentes huelgas y violentos altercados.

Nuestra última esperanza: Hitler.

Al ser nombrado Canciller de Alemania, Adolf Hitler estaba decidido a afrontar la catástrofe económica y atajar los problemas de paro y crimen a cualquier precio y cuanto antes. Convocó al Presidente del Reichsbank, Dr. Hans Luther a su oficina. Luther era un hombre frugal y práctico. Dado que todos los fondos que le quedaban al Estado no pasaban de los 150 millones de Marcos, no le ofreció ninguna ayuda o consejo. El Führer decidió que Luther no era el hombre adecuado para el trabajo.

Después de haber conseguido que el periódico del Partido Nacionalsocialista, el Völkischer Beobachter, saliera de la ruina económica hasta alcanzar una sólida .rentabilidad, el Führer había desarrollado un gran interés en la economía y tenía ideas concretas acerca de lo que se debía hacer y qué no debía hacerse con la economía alemana. A continuación convocó al Dr. Hjalmar Schacht y le hizo la misma petición que a Luther. Estas dos mentes brillantes se encontraron, y el resultado histórico que salió de esa fusión se le conoce como los Bonos Mefo.

"Era necesario descubrir un método que evitara la inflación de manera incontrolada de las inversiones del Reichsbank y que en consecuencia aumentara la circulación de dinero“ – Hjalmar Schacht, Ministro de Economía del Führer.

Los Bonos Mefo, al ser presentados al Reichsbank podían ser convertidos en dinero contante y sonante. Schacht diseñó los bonos en planes a corto plazo para que hubiera una pronta aceptación de los mismos entre el público, que les rentaría un interés del cuatro por ciento, una cifra bastante aceptable. Al fin y al cabo, ¡los billetes de banco escondidos debajo del colchón no proporcionaban ningún interés! El público aceptó los bonos de buen grado y el Führer consiguió unos cuantos billones con los que crear empleo sin causar inflación. Durante los siguientes cuatro años, los alemanes adquirieron más de 12 billones de marcos en Bonos Mefo.

“La nación no vive para el sistema económico y el sistema económico no existe para el capital. Por el contrario, el capital es el siervo del sistema económico y el sistema económico es el siervo del pueblo.” Adolf Hitler, primer discurso ante el Reichstag.

Entonces como ahora seguimos siendo camaradas.  “Deben aprender a respetarse entre ellos y de nuevo ser respetados – el intelectual debe respetar al trabajador manual y viceversa. Ninguno puede existir sin el otro.” Adolf Hitler, 1924.

Exitosa planificación económica.

A medida que la creación de empleo progresaba, los ingresos del gobierno aumentaron automáticamente debido a varios factores:
- Muchos desempleados e indigentes ya no necesitaban ser mantenidos a través de fondos del Estado.
- Los nuevos empleados pagaban impuestos de sus salarios.
- Al aumentar la confianza, la industria privada se atrevió a cambio a expandirse y a ampliar sus plantillas.


Arbeit Adelt! – El trabajo glorifica.

El Führer ha elevado drásticamente el status social del trabajador alemán. Ha visitado con regularidad las fábricas y las granjas, charlando con los trabajadores y otras personas para conocer sus opiniones de primera mano. Es habitual que aparezca sin guardaespaldas de ningún tipo sin que haya habido nunca un incidente. Los obreros lo adoran.

El Führer charla con campesinos.

En 1932, antes de que el Nacionalsocialismo llegara al poder, los ingresos naciones de Alemania se elevaban a 45.2 billones de Marcos… en 1937, alcanzaban la cifra redonda de 68 billones de Marcos. En contraste con este aumento de ingresos, el coste general de la vida ha permanecido prácticamente sin cambios. En otras palabras, mientras los ingresos nacionales han aumentado en casi el 50%, el aumento del coste general de la vida se ha elevado sólo un 4%

Dejando al lado prejuicios, cualquiera que vuelva a visitar Alemania por vez primera después de un intervalo de cinco años, no puede dejar de sentirse impresionado ante las obvias señales de un renacer económico. Verá fábricas, antes tapiadas y cerradas, ahora reabiertas y renovadas, trabajando de nuevo en condiciones normales. Verá un ejército de trabajadores aumentado en cientos de miles y, sobre todo, notará las rampas de carga llenas hasta el techo de mercancías, se quedará maravillado ante el flujo constante de grandes camiones de transporte, cada uno con su trailer de cuatro o seis ruedas… todas las señales y pistas que hace cinco años contaban un relato de crisis y depresión económica, se han desvanecido en el aire y han sido sustituidos por un prometedor despliegue de industria resucitada.

La lucha contra el paro de la que el Nacionalsocialismo ha salido triunfante.

La implicación personal del Führer ha sido siempre el factor clave.

La política económica de Adolf Hitler se ha basado en la renovación de la industria a través de grandes obras públicas. Más tarde los billones invertidos serían devueltos al Estado mediante impuestos. Alemania pronto vio los resultados y toda la oposición a su liderazgo se derritió ante el milagro económico obrado.

El Führer con obreros de una fábrica Siemens.

Antes de la guerra se han emprendido grandes, incluida las primeras autopistas del mundo, las Autobahn, y el coche familiar más caro del mundo, el Volkswagen, también una idea del Führer.

Cinco años después.

Evolución del desempleo en Alemania tras la llegada de Hitler al poder.

Cinco años de actividad económica e industrial Nacionalsocialista han tenido los siguientes resultados objetivos e indiscutibles:

- La fabricación de papel ha aumentado el 50%.
- La fabricación de combustible diesel ha aumentado el 66%.
- La producción de carbón ha aumentado el 68%.
- La producción de gasolina ha aumentado el 80%.
- La producción de combustible minera ha aumentado el 90%.
- La producción de seda artificial ha aumentado el 100%.
- La producción de keroseno ha aumentado el 110%.
- La producción de acero ha aumentado el 167%.
- La producción de aceite lubricante ha aumentado el 190%.

Alemania, agradecida, saluda al Führer.

“La salvación económica de Alemania ha llegado sólo gracias a los esfuerzos del pueblo alemán y a la experiencia que han ganado. Los países extranjeros no han contribuido nada. Lo hemos hecho posible sin oro y sin intercambio con el extranjero para mantener el valor del Marco alemán. Detrás del Marco está la capacidad alemana para el trabajo mientras los países extranjeros, sofocados por el oro, se han visto obligados a devaluar sus monedas. Hoy, en mayo de 1938, todo el mundo a nuestro alrededor sufre por la ansiedad que el desempleo de millones acarrea. En Alemania comenzamos a estar ansiosos porque no tenemos suficientes trabajadores.“ Adolf Hitler.

Es lebe Adolf Hitler!
Es lebe Nationalsozialismus!

9 comentarios:

  1. Soy licenciado en Historia y opino que este ensayo es una barata manipulacion de lo que fue la realidad, una aberracion para la ciencia historiografica y para la economia restrictiva

    bitte, wenn ihr darueber nicht richtig wisst, schreibt nichts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. puede dar una fuente donde encontrar la otra verdad? gracias

      Eliminar
    2. puede dar una fuente donde encontrar la otra verdad? gracias

      Eliminar
    3. Y los hechos del progreso nacionalsocialista son una historia barata? No mames buey.

      Eliminar
  2. Hombre, creo que esto no es precisamente el blog del diario Expansión.

    ResponderEliminar
  3. vamos a ver...los bonos mefo no se crearon para evitar la inflación, sino para que en presupuesto del estado no apareciera una enorme cifra, la cual Alemania tendría que explicar ante Inglaterra y Francia (o como te crees que Inglaterra y Francia controlaban parte del tratado de Versalles, que te crees que es el tratado de Vesalles, un firma aqui que yo me fio de lo que hagas luego). Los bono mefo no pueden ni mucho menos evitar la inflación, porque solo sirven para pagar a las empresas y que las empresas se paguen entre ellas, pero las empresas deben pagar en marcos a sus trabajadores. Por otra parte, la inflación se debe a un aumento de la oferta de dinero sin que le siga un aumento de la productividad, y por muchas carreteras y tanques que construyas no haces que aumente la productividad. Si no hubo inflación, es porque no existía economía de mercado. El gobierno controlaba la economía y para facilitar esto se apoyó la existencia de grandes concentraciones empresariales. Se controlaba lo que se producía, el salario de los trabajadores, el precio de los productos, etc. Mientras que en las sociedades de mercado son la oferta y la demanda las variantes que regulan el propio mercado, el gobierno nazi utilizaba las colas y las raciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que asco como legitimas el saqueo de Alemania en manos de las plutocracia capitalistas, que tendría que haber explicado Alemania a Francia e Inglaterra que le habían saqueado el oro, le tendría que haber explicado como rompieron con la represión del oro? o como liquidaron de una pasada la Inlfacion y el Desempleo?, ambos males de los sistemas económicos judaizantes como el capitalismo y el Marxismo. En cuanto a lo que dices de que la inflación no se daba debido al control total del tercer Reich sobre la economía alemana es una puta y vil mentira, ya que otros sistemas economicos en los cuales se controlan los precios o se concentra toda la economía en e estado como fueron los planes quinquenales de la URSS, no lograron acabar con la Inflación, y por ultimo los bonos mefo actuaron como un tipo nuevo de divisa , respaldada en el Trabajo del Pueblo alemán y no en oro o divisas internacionales como las monedas de hoy en día.

      Eliminar
  4. Entiendo que china tiene una política económica parecida

    ResponderEliminar
  5. Me siento desconcertado, cual es la información correcta? Donde podría informarme más, sin tintes sionistas, comunistas, capitalistas o del nacional socialismo. Información objetiva

    ResponderEliminar