viernes, 14 de enero de 2011

El Pinguin apresa a la flota ballenera noruega - 14/01/1941.

Camaradas,

Uno de nuestros buques corsarios, el Schiff 33 Pinguin ha logrado hoy un éxito sin parangón en la Historia de la guerra marítima. El pasado 21 de noviembre relatamos algunas de sus hazañas desde que partiera de Alemania el pasado mes de junio, pero el éxito que ha logrado hoy ensombrece a todos los demás.

El Pinguin navega orgulloso con su flota de balleneros apresados.

El pasado 17 de diciembre el Mando de la Guerra Marítima informó al Pinguin de la presencia de la flota ballenera noruega en un área del Atlántico Sur relativamente cercana a donde él se encontraba y el nombre de los buques factorías noruegos, operando todos ellos bajo permiso británico. El día de Nochebuena el Pinguin interceptó una charla en frecuencia abierta entre dos de los buques factoría, el Ole Wegger y el Pelagos, y supo que los buques factoría se encontraban a la espera de un buque de suministro, que el Pelagos andaba escaso de combustible y que los depósitos de aceite de ballena del Ole Wegger se encontraban al máximo de su capacidad. El Ole Wegger ofreció transferir algo de su combustible excedente al Pelagos. El Capitán del Pinguin, Ernst-Felix Krüder, decidió esperar a que los dos buques iniciaran la operación de transferencia del aceite y perdieran toda capacidad de maniobra. Después, los alemanes interceptaron otra señal según la cual se establecía que el buque de suministro que se estaba acercando se trataba del buque cisterna noruego Solglimt, especializado en el transporte de aceite de ballena y que había anteriormente había mantenido contacto con el Thorshammer, que operaba 400 millas al suroeste. El Capitán del Atlantis decidió entonces esperar a la llegada del Solglimt.

El Ole Wegger, bajo bandera alemana.

Ayer día 13 de enero, el Solglimt apareció finalmente y se detuvo junto al Ole Wegger. Hoy, los dos buques permanecían el uno al lado del otro cuando el Pinguin se ha acercado por el oeste. El Pinguin se ha deslizado hasta el Solglimt y ha ordenado a los dos buques mantener su radio en silencio. Después, en el transcurso de cuarenta y cinco ha capturado a los dos buques noruegos. El Solglimt, con una tripulación de 60 personas, transporta a bordo 4.000 toneladas de aceite de ballena y 4.000 toneladas de combustible, mientras que el Ole Wegger, con una dotación de 190 marineros, transporta 7.000 toneladas de aceite de ballena y 5.500 toneladas de combustible. Los capitanes han recibido instrucciones de continuar con su trabajo de balleneros de manera habitual e informados de que el Reich les pagará su trabajo. El Pinguin ha lanzado entonces una lancha motora para apresar a los balleneros. Tres de ellos han conseguido escapar, pero otros cuatro –Torlyn, Pol VIII, Pol IX y Pol X- han sido capturados sin incidentes.

Para confundir a los noruegos y hacerles creer que el resto de la flota ballenera iba a salir airosa, el Pinguin se ha alejado en la dirección opuesta a donde el tercer buque factoría. Una vez fuera de la vista, el Pinguin ha virado y se ha acercado oculto entre la espesa niebla al último buque factoría, fácilmente localizable con su brillante iluminación nocturna. Acercándose a toda máquina hasta 200 metros de distancia, el Pinguin ha enviado señales de advertencia y enviado destacamentos de abordaje. El buque factoría Pelagos ha sido apresado en cuestión de minutos y sus 210 tripulantes y sus 9.500 toneladas de aceite de ballena y 800 toneladas de combustible han caído en manos alemanas. Sus numerosos balleneros se encontraban en las inmediaciones inmersos en su trabajo y el capitán del Pelagos ha recibido órdenes de hacerlos regresar a todos –Star XIV, Star XIX, Star XX, Star XXI, Star XXII, Star XXIII, Star XXIV-, que han caído igualmente en nuestras manos.

Ruta del Pinguin por los mares hasta hoy.  Los círculos rojos son sus víctimas, en orden cronológico.  Los puntos 18, 19 y 20 corresponden a los tres buques factoría balleneros capturados hoy.

La operación del Pinguin contra la flota ballenera noruega ha supuesto un éxito extraordinario, mucho más meritoria todavía por haber sido emprendida por un único buque corsario. En total, el Pinguin ha apresado en una sola acción más de 36.000 toneladas de buques, un barco de suministro, dos buques factoría, once balleneros, 20.000 toneladas de aceite de ballena valoradas en más de cuatro millones de dólares americanos y 10.000 toneladas de combustible. Todo ello sin disparar un solo tiro y sin sufrir ni causar ninguna víctima. Los noruegos, como buenos nórdicos, han continuado trabajando para el Reich como si no hubiera pasado nada y sin oponer  la menor resistencia.

Es lebe das Pinguin!
Es lebe Nationalsozialistisches Norwegen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada