sábado, 25 de septiembre de 2010

Victoria en Dakar - 25/09/1940.

Camaradas,

Con las primeras luces, los británicos envían varios aviones de reconocimiento. Después acercan su escuadra a Dakar, que es avistada rápidamente por la observación francesa. Desde las 8:30 de la mañana, los buques de Francia Vichy tienden cortinas de espeso humo negro en todo el puerto.

Escuadra de Vichy con el crucero Georges Leygues en cabeza.

Los británicos destinan a cada buque un objetivo: al acorazado HMS Barham el Richelieu, al acorazado HMS Resolution un emplazamiento de baterías costeras, al crucero HMS Devonshire otro emplazamiento de baterías y al crucero HMAS Australia los cruceros ligeros Montcalm y Georges Leygues.

HMS Resolution, escorado tras encajar un torpedo.

El submarino Beveziers regresa a puerto tras haber torpedeado al acorazado HMS Resolution.

A las 9:00, a una distancia de 22.000 pies, el Richelieu abre fuego contra los acorazados. El HMS Barham responde con cuatro salvas que caen a menos de 200 metros del Richelieu, el destructor Hardi tiende una cortina de humo para proteger a éste. Al mismo tiempo, el HMS Resolution recibe el impacto de un torpedo disparado por el submarino Beveziers que le abre una vía de agua de 9 por 15 metros. El acorazado se escora 12º y no puede disparar su artillería, por lo que se retira del combate.

El acorazado Richelieu, alcanzado por poco.

La artillería del Richelieu, que apunta al HMS Barham, cada vez es más precisa. A las 9:15, el acorazado inglés recibe el impacto de un proyectil de 380 mm.  Los daños no son graves, pero este impacto basta para terminar de persuadir a los ingleses de que su aventura en Dakar es demasiado arriesgada.

Representación alegórica de la frustrada campaña aliada en Dakar.

Con De Gaulle, usted no pescará nada, señor Churchill.

Finalmente, a las 9:20, la flota británica decide romper el contacto y retirarse. Su situación es ciertamente patética: el HMS Resolution fuera de combate por un torpedo, el HMS Barham tocado por la artillería del Richelieu, el crucero HMAS Australia alcanzado por dos proyectiles de 152 mm y, sobre todo, la aviación francesa que se ha convertido en la dueña del cielo. Los británicos no esperaban una resistencia tan enconada y el temor a perder sus preciados buques les obligan a retirarse. ¡La victoria es nuestra!

Mientras tanto, bombarderos de Francia Vichy vuelven a atacar la base de Gibraltar.  Cerca de cien aparatos arrojan 50 toneladas de bombas.  Gran Bretaña tiembla ante el poderío combinado de Alemania, Italia y Francia.  La Europa continental entera está aliada en contra de las plutocracias.

Sieg Heil!
Es lebe Vichy-Frankreich!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada