domingo, 19 de septiembre de 2010

La flota de invasión se dispersa, pero Seelöwe todavía es posible - 19/09/1940.

Camaradas,

La flota alemana de invasión comienza a dispersarse de los puertos del Canal. Según los últimos informes de la Kriegsmarine, se habían conseguido reunir 1918 barcazas, de las cuales 214 han sido dañadas o hundidas por los ataques aéreos británicos. De la misma forma, la Kriegsmarine ha perdido 21 de 170 buques de transporte. Con este movimiento se pretende para evitar que la RAF continúe bombardeando nuestra flota de desembarco. Sea cual sea la decisión que se acabe tomando al respecto de la Operación Seelöwe, resulta fundamental que los británicos continúen pensando la sombra de la invasión se cierne sobre ellos.

¿Desembarco de la Werhmacht en Inglaterra?

Vehículo anfibio LWS.

Precisamente el Comando de Caza de la RAF tiene instrucciones precisas en el caso de que se produzca un intento de invasión por parte de la Wehrmacht. Los cazas británicos deberán proporcionar cobertura a las fuerzas navales y sus bases así como a las operaciones de los Comandos de Bombardeo y Costero. Los Hurricanes y Spitfires tendrán que atacar a los bombarderos en picado de la Luftwaffe evitando que ataquen a aquellos buques de la Royal Navy que a su vez se encuentren acosando a los buques de la Kriegsmarine y destruir cualquier avión alemán que transporte tropas o vehículos. Así mismo, tendrán que atacar prioritariamente las barcazas y otras embarcaciones de desembarco. En el caso de una invasión, el personal del Comando de Caza la RAF se combinaría con el Ejército y defenderían juntos los aeródromos de vanguardia. La demolición de instalaciones y retirada tendrían lugar sólo como último recurso. Otras instrucciones impartidas a la RAF son: los aeródromos del interior no deben ser evacuados, sino que deben ser mantenidos a cualquier precio, el control de la fuerza aérea mediante Grupos se mantendrá durante tanto tiempo como permanezcan intactas las salas de control y los enlaces telefónicos de entrada y salida resulten todavía posibles. En el caso de que el control de Grupo se volviera inviable, entonces los comandantes de cada Sector se harán cargo, y si el control por Sector fallase, entonces los oficiales de mayor rango deberían proceder según su propia iniciativa.

Pruebas de inmersión con un vehículo blindado.

La invasión alemana podrá ser derrotada a lo sumo durante las primeras setenta y dos horas, y tanto los pilotos de la RAF como el personal de tierra deben esperar que, tanto si resultan victoriosos como si son derrotados, pasen un mal trago.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada