sábado, 11 de septiembre de 2010

La RAF pierde más aviones que la Luftwaffe - 11/09/1940.


Camaradas,

La pesada cortina de nubes se ha dispersado durante la noche dando lugar a una jornada con un maravilloso cielo despejado sobre la mayoría del territorio británico. Una vez más, la Luftwaffe ha permanecido inactiva hasta después del mediodía.

Los pilotos de la RAF descansan durante la tranquila mañana.  Muchos ya no estarán vivos al caer la noche.

15:15: Grandes formaciones de bombarderos atraviesan el Canal. Las dos mayores, cada una compuesta de ciento cincuenta aparatos con escolta pesada, se dirige hacia el río Támesis. Los ingleses ponen en alerta a todos sus escuadrones del Grupo 11 de Caza. Sobre el Estuario del Támesis tiene lugar una gigantesca melé de combates a gran altitud entre cazas que siembran el cielo de largas y retorcidas espirales de vapor condensado. Los bombarderos progresan hacia Londres escoltados por los Bf 110s mientras los Bf 109s mantienen a raya a los cazas de la RAF.

Combates sobre el cielo de Londres.

Tres escuadrones británicos del Grupo 12 acuden a interceptar las formaciones alemanas y no tardan en encontrarse con las primeras oleadas de las apretadas formaciones de Dorniers, Heinkels y Junkers, protegidos por Bf 110s por detrás y Bf 109s por encima. Los británicos envían a los dos escuadrones de Spitfires contra los cazas y al escuadrón de Hurricanes contra los bombarderos. En el combate resultante, los ingleses derriban un Bf 110 y un par de Dorniers, pero la superioridad numérica alemana resulta aplastante y los Bf 109 caen sobre ellos desde arriba y los destrozan.

Interior de un Heinkel He 111.

Mientras tanto, dos formaciones de bombarderos fuertemente escoltadas de la Luftflotte 3 salen de Cherburgo y Seine Bay y se dirigen hacia Southampton y Porstmouth. El Grupo 10 de Caza de la RAF envía a varios escuadrones en su busca. Se producen intensos combates, pero los británicos no pueden evitar el bombardeo de las ciudades.

Daños en una calle del Centro de Londres.

El balance del día es claramente negativo para la RAF, cuyas bajas exceden las de la Luftwaffe. Prácticamente todos los bombarderos han logrado abrirse paso hasta Londres, que de nuevo recibe cuantiosos daños. El arsenal de Woolwich y los muelles son alcanzados, y Finsbury, Holborn, Bermondsey y el Centro de Londres vuelven a quedar sembrados de cráteres e incendios. La Luftwaffe ha perdido 21 aparatos, de ellos sólo 4 cazas, mientras que la RAF ha perdido 25 cazas en al aire y otros 6 que han debido efectuar aterrizajes forzosos. Huelga decir que los británicos no se pueden permitir este nivel de pérdidas.

La Reina de Inglaterra visita a los civiles afectados por los bombardeos en el Extremo Este de Londres.

Durante la noche, Londres vuelve a ser machada desde las 21:00 hasta bien entrada la madrugada. La RAF continúa sin poder dar respuesta a estos ataques. Centenares de focos antiaéreos buscan a los bombarderos, pero la suya es una causa perdida debido a las grandes altitudes a las que vuelan. Los muelles vuelven a ser alcanzados así como partes del Londres Central. El Palacio de Buckingham es alcanzado, lo cual da pábulo a la Reina para declarar: “…ahora que el Palacio ha sido bombardeado, siento que puedo mirar a la población del Extremo Este cara a cara”

Es lebe Nationalsozialismus!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada