sábado, 4 de septiembre de 2010

Setecientas víctimas en una fábrica británica - 04/09/1940.


Camaradas,

Buen tiempo en el sur de Inglaterra y visibilidad perfecta sobre las aguas del Canal de la Mancha. La Luftwaffe no se va a hacer esperar.

08:30: Formaciones de bombarderos alemanes penetran en Inglaterra a través de Dover y Folkestone y se dividen en formaciones menores con diferentes rumbos y objetivos.

Heinkels He 111.

09:30: La escolta de Bf 109s desempeña bien su cometido, manteniendo a raya a los Hurricanes y Spitfires y permitiendo a varios Bf 110s abrirse paso y atacar con éxito el aeródromo de Eastchurch, donde sus bombas abren profundos cráteres en las pistas y destruyen varios almacenes. Otra formación de caza-bombarderos Messerschmitt Bf 110 alcanza el área de Dover y, aunque la RAF logra detener a algunos, acaban siendo desbordados y los Bf 110s castigan con dureza los puertos de Dover y destruyen multitud de globos antiaéreos. La peor parte se la lleva el aeródromo de Lympne, donde varias bombas alcanzan sus edificios y el aeródromo vuelve a quedar sembrado de cráteres. Los ingleses pierden dos cazas en los combates.

12:30: 300 aparatos de la Luftwaffe cruzan el Canal: más de 50 Heinkels He 111, más de 30 Dorniers Do 17 y dos centenares de cazas Bf 109. De nuevo se dividen en grupos al alcanzar la costa a la altura de Folkestone y Beachy Head y se dirigen a cinco objetivos distintos. Los ingleses preparan hasta un total de quince escuadrones rebañando las reservas de dos Grupos de Caza distintos, pero más aviones alemanes están cruzando el Canal acercándose a Brighton y no saben muy bien qué hacer.

Combates a quemarropa.

13:15: Los escuadrones ingleses se dividen para intentar contener las dos formaciones germanas principales que a su vez se han fragmentado en formaciones más pequeñas. Tienen lugar duros combates en los cielos de Kent y Sussex: las estelas de humo de los aviones en liza a 20.000 pies de altitud cuelgan como pesadas nubes blancas  Son alcanzados los aeródromos de Bradwell, Lympne y Eastchurch (estos dos últimos por segunda vez en el día). Mientras tanto, una formación de Bf 110s en vuelo rasante avanza sin ser detectada siguiendo la línea del ferrocarril desde Hindhead hasta Guildford.

Bf 110s en vuelo rasante perseguidos por la RAF.

El objetivo: fábrica Vickers en Brooklands.

Esta pequeña formación de Bf 110s logra atravesar las defensas británicas sin ser interceptadas hasta llegar al norte de la localidad de Guilford, donde los localiza un escuadrón de Hurricanes. Sin embargo, algunos Bf 110s logran zafarse de los cazas de la RAF y golpean su objetivo: las fábricas aeronáuticas en Brooklands. Los talleres de máquinas de la fábrica Vickers encajan seis bombas de alto explosivo de 500 kilogramos. Se produce un auténtico infierno en la fábrica, con 86 operarios muertos y 630 gravemente heridos. La fábrica Short Bros en Rochester, donde los británicos producen los nuevos bombarderos Stirling de cuatro motores, es alcanzada también. Además, el grupo especial ErpGr 210 de Bf 110s cruza el Canal sin ser detectado y ataca la estación de Poling.

Daños colaterales en edificios civiles cercanos a la fábrica Short Bros.

Al caer la noche la Luftwaffe se centra en el bombardeo de grandes localidades y ciudades. Bristol, Cardiff, Swansea, Liverpool, Newcastle y los muelles de Tilbury son objeto de ataques nocturnos. En Gales del Sur, grandes depósitos de combustible reciben impactos directos y el resplandor rojizo ilumina el cielo de la noche. El balance de pérdidas es de 20 aparatos de la Luftwaffe frente a 15 de la RAF.

Ein Volk, ein Reich, ein Führer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada