martes, 21 de septiembre de 2010

Los U-Boot destrozan al convoy HX 72 - 21/09/1940.

Camaradas,

El convoy británico HX 72, formado por 47 buques mercantes y que salió del puerto de Halifax el pasado 9 de septiembre transportando material bélico con destino Liverpool, está siendo sometido desde ayer al implacable acoso de los U-Boot, que han logrado alcanzar con torpedos a una docena de sus buques, enviando al fondo del mar más de 70.000 toneladas.

Convoy HX 72 reunido en Canadá antes de zarpar. 

El convoy fue avistado a última hora de la tarde de ayer por el submarino U-47 de Günther Prien, que no pudo atacarlo por haber agotado sus reservas de torpedos. Tras ser informado, Karl Dönitz ha dado orden de que todos los U-Boot disponibles acudan a atacar el convoy. Durante la noche del día 20 y durante todo el día de hoy, una manada de 6 submarinos se ha reunido y ha atacado a los británicos sin descanso.

Otto Kretschmer a bordo del U-99 estableció contacto con el convoy en la medianoche del 20 al 21 de septiembre y atacó, alcanzando al Invershannon. Después, Kretschmer ha torpedeado y hundido al mercante Baron Blytwood e inutilizado al Elmbank, que ha sido rematado por fuego de cañón disparado desde el U-99 y el U-47 hasta hundirse. Después, el U-99, tras haber agotado sus municiones, ha regresado a puerto.

Mercante británico partido en dos tras ser alcanzado por un torpedo.

El U-48 de Heinrich Bleichrodt se ha unido a la fiesta antes del amanecer y hundido al mercante Blairangus. Los británicos, desesperados, han lanzado humo y han virado con frenesí, pero todos sus intentos de evasión han fallado. El U-47 y el U-48 los han perseguido durante todo el día.

Otros cuatro U-Boot se han unido a Prien y Bleichrodt durante las horas de luz: el U-65, el U-38, el U-43 y el U-32, mientras el U-100 de Joachim Schepke ha llegado a última hora de la tarde. Las desesperadas llamadas de ayuda del convoy han sido atendidas y un destructor y tres corvetas han llegado a proporcionarles protección. Al caer la noche, el audaz Schepke ha conducido a su U-100 al interior del convoy y ha alcanzado a tres mercantes en cuestión de minutos, causando una gran confusión. El Canonesa, Torinia y Dalcaim han resultado hundidos y el convoy se ha dispersado con sus tripulaciones aterrorizadas. Los escoltas han rastreado el perímetro del convoy y no han sido capaces de detectar al U-100, que se encontraba justo en su interior. El U-48 ha torpedeado al Broompark, causándole daños importantes. Poco después de medianoche, Schepke ha atacado de nuevo y ha hundido otros tres mercantes: el Empire Airman, Scholar y el Frederick S Fales.

Puntos donde los mercantes del convoy HX 72 han sido hundidos.

En ese momento el convoy se ha dispersado por completo. En el proceso, el U-100 de Schepke se ha cobrado una nueva víctima, el Simla, mientras que el U-32 ha dañado al Collegian. Con esta acción han terminado los combates, los mercantes supervivientes del convoy han procedido de manera independiente y han llegado a puerto.

El total, el convoy HX 72 ha perdido 11 buques con un total de 72.727 toneladas, de los cuales 3 han correspondido al U-99 de Kretschmer y 7 al U-100 de Schepke. Una gran victoria de la táctica de manada de lobos (Wolfpack) de Karl Dönitz.

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada