domingo, 5 de septiembre de 2010

La Luftwaffe destruye los depósitos de combustible del Támesis - 05/09/1940.


Camaradas,

Un día ideal para el combate, cielos despejados y una leve brisa. Condiciones perfectas para volar a pesar de que media RAF ha pasado la noche rezando por que haya lluvia y tormentas.

10:00: Dos formaciones de bombarderos se aproximan por dos puntos: una oleada atraviesa la costa entre Dover y Folkestone y la otra se adentra en el estuario del Támesis. Ambas formaciones pertenecen a la Luftflotte 2 de Albert Kesselring y están compuestas por un total no menos de veinte pequeñas formaciones.

Hoy se completa la segunda fase de la Batalla de Inglaterra, en la que la Luftwaffe ha machacado sistemáticamente los aeródromos del área de Londres.

10:30: Los aeródromos de Croydon, Biggin Hill, Eastchurch, Lympne y North Weald son bombardeados de nuevo sin que la RAF pueda hacer gran cosa. Biggin Hill se lleva la peor parte, una vez más. Se ha convertido en el aeródromo favorito de la Luftwaffe.

12:25: Otra formación gigantesca es detectada, de nuevo volando por el Estuario del Támesis a 20.000 pies de altitud.

Impacto directo en los depósitos de combustible del Támesis.

13:00: Una de las formaciones es interceptada por la RAF, que no se esperaba tener que enfrentarse a más de 50 Ju 88s y He 111s escoltados por 100 Bf. Los ingleses son pocos y no pueden detener la aproximación de los bombardeos a su objetivo principal: los depósitos de almacenaje de combustible en Thameshaven, dos de cuyos depósitos reciben el impacto directo de varias bombas explosivas.  El fuego se extiende a los otros tres depósitos de combustible y las gigantescas columnas de humo negro pueden verse desde millas de distancia. Los depósitos arden durante días. Un escuadrón de Hurricanes recién llegado es sorprendido por nuestros cazas Bf 109, que consiguen derriban cuatro cazas de un solo golpe.

14:00: La mayoría de los bombarderos logran abrirse paso a través de las defensas británicas y se dirigen a sus objetivos, de nuevo los aeródromos de la RAF en el sur de Inglaterra, mientras los cazas quedan enzarzados en retorcidos combates para disfrute de los lugareños, que se recrean con las espirales de humo que quedan trazadas en el cielo.

15:00: Los combates se prolongan a medida que escuadrones de refresco de ambos bandos entran en escena y relevan a los aviones que tienen que volver a base a repostar.

Estado de los barracones en el aeródromo de Biggin Hill, abandonado en su mayor parte por la RAF.

Un nuevo día de lágrimas para la RAF. Los depósitos de combustible de Thameshaven y la fábrica Hawker en Brooklands son los objetivos alcanzados más reseñables, además de los aeródromos que, después de tantos ataques, se asemejan más a paisajes lunares. Las pérdidas del día son de 23 aviones alemanes frente a 20 aviones británicos, mucho más de lo que la RAF es capaz de soportar.

Durante la noche, la Luftwaffe envía formaciones de bombarderos hacia las ciudades británicas, entre ellas Londres, Manchester y Liverpool. Los cazas nocturnos de la RAF no están preparados para enfrentarse a los bombarderos de la Luftwaffe en la oscuridad y permiten que ataquen sus objetivos con impunidad. Por su parte, los británicos se desquitan enviando una misión de 85 bombarderos sobre Berlín.

Es lebe Deutschland!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada