miércoles, 1 de septiembre de 2010

Cinco aeródromos británicos fuera de servicio - 01/09/1940.

Camaradas,

10:15: La Luftwaffe envía una avanzadilla de cazas Bf 109 que son ignorados por la RAF a los que sigue una formación de más de 60 bombarderos Dornier Do 17 y Bf 109 con una escolta de cazas volando por encima de ellos.

Al alcanzar la costa de Kent, la formación se divide en pequeños destacamentos que se dirigen a diferentes objetivos. Los aeródromos de Eastchurch, Rochford, Detling y Biggin Hill vuelven a estar en su punto de mira. Los catorce escuadrones de caza de la RAF destacados van a tenerlo difícil al tener que abarcar cuatro puntos distintos.

Los buenos y tranquilos tiempos de Biggin Hill que ya no volverán.

11:00: En el este de Kent se producen furiosos combates entre aparatos de caza. Los escuadrones ingleses van encontrándose con las distintas formaciones de bombarderos alemanas. Un escuadrón inglés que se acerca a los Dorniers desde el oeste es asaltado desde arriba por un grupo de Bf 109s justo en el momento en que se alinean para atacar a nuestros bombarderos y la formación inglesa resulta destrozada con implacable precisión. La RAF no puede contener a los bombarderos y durante la media hora siguiente todos los aeródromos y los muelles de Londres son bombardeados con éxito.

Aeródromos de la RAF situados en el sur de Inglaterra.

13:30: Apenas han vuelto a sus bases los cazas británicos, repostado combustible y munición, que de nuevo deben volver al aire para interceptar otra nueva formación que se acerca por Dover. El ataque es una copia exacta del anterior y los bombarderos de la Luftwaffe se dividen en varios grupos pequeños, algunos con rumbo Londres y Ashford y otros con rumbo norte.

13:45: La RAF vuelve a enviar al aire a todos sus escuadrones, que a duras penas pueden enfrentarse a los más de 150 aparatos con que ataca la Luftwaffe. El aeródromo de Lympne resulta bombardeado. Un caza inglés que efectuaba un aterrizaje de emergencia en el mismo es alcanzado por las bombas.

Aeródromo de Biggin Hill.

14:00: Los bombarderos de la Luftwaffe vuelven a apuntar sus miras al aeródromo de Biggin Hill. Se trata del sexto ataque en tres días. En ese preciso momento los británicos se encuentran celebrando un funeral en el cementerio situado junto al aeródromo en homenaje a los más de cincuenta miembros del personal que han sido muertos en los ataques de todos los días anteriores. Todos los ataúdes están alineados junto a las tumbas, algunos envueltos en banderas, no todos porque no disponen de banderas suficientes. El servicio funerario está en curso cuando de pronto suena la sirena de alarma y todos deben volver a sus puestos. El aeródromo va a ser atacado de nuevo y todos se preguntan cuándo va a terminar.

En el interior del aeródromo se desata el desastre. Los hangares son alcanzados, así como las cantinas, los talleres y el sistema de telecomunicaciones. Los caza-bombarderos Bf 110 llegan en vuelo rasante y bombardean con precisión. Los bombarderos Dornier Do 17 bombardean desde lo alto con bombas de alto explosivo. Se producen cuantiosos daños.

Vista aérea del aeródromo de Kenley.

El ataque prosigue, esta vez sobre el aeródromo de Kenley, donde los Dornier Do 17 llegan volando a baja altitud y siembran el caos. El Escuadrón 85 de Hurricanes consigue derribar tres aparatos germanos entre los atacantes.

14:15: El éxito del Escuadrón 85 no dura mucho. Sobre el mismo Kenley son asaltados por varios Bf 109s que los hacen pedazos, derribando cinco Hurricanes.

Messerschmitt Bf 109.

Restos chamuscados de un hangar.

15:30: Los dos ataques del día han dañado seriamente las estaciones de caza de la RAF. Biggin Hill y Kenley se han llevado la peor parte, pero Hornchurch, North Weald, Gravesen y Detling no han salido mucho mejor parados. La Luftwaffe ha golpeado también objetivos en Tilbury y en los muelles de Londres. Por si esto no fuera suficiente, en este momento una nueva formación de más de un centenar de aviones vuelve a cruzar el Canal por el mismo punto y con las mismas intenciones.

Dorniers Do 17, el azote de la Luftwaffe.

Ante la impotencia de la RAF, una de las formaciones bombardea los aeródromos de Hawkinge y Lympne mientras otra efectúa su ataque sobre Detling y Chatam. Bf 110s destrozan la barrera de globos de Dover y una formación de Dorniers Do 17 se dirige hacia el sur de Londres. Biggin Hill va a volver a ser objeto de un ataque aéreo y los seis escuadrones de cazas de la RAF destacados se ven impotentes.

18:00: Un impacto directo en la sala de operaciones la desmantela por completo. Todas las líneas de teléfono y la red de teletipos resultan destruidas por el impacto de una sola bomba de 500 libras. En uno de los talleres se desata un incendio y cuatro Spitfires son destruidos en tierra. El arsenal de la estación arde peligrosamente y los ingleses desvían los escuadrones que todavía tienen base en Biggin Hill a Croydon.

Al finalizar el día, la RAF declara fuera de servicio los aeródromos de Biggin Hill, Manston, Hawkinge, Rochford y Lympne.  Además, la RAF ha perdido 15 aparatos contra 14 la Luftwaffe.  ¡El camino hacia la supremacía aérea está abierto! 

Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada